Claro-oscuro de una exposición

Me refiero a la magna exposición sobre “El Greco” que estos días se está celebrando en la ciudad de Toledo, y en otros lugares de la provincia. Y los claroscuros no se refieren tanto al estilo de las pinturas, que son más bien coloridas y vistosas, sino a la organización de la exposición. Me parece, o esa impresión da, que el evento ha superado la capacidad organizativa de los responsables, y que las previsiones no han sido las adecuadas. Continuamos con una cierta actitud displicente ante el ciudadano, que nos hace parecer normal el que el éste pierda tiempo, y, con la tecnología actual que podrían impedirlas, tenga que sufrir enormes y largas colas, sin información suficiente. Y, además, con la sensación de que ciertas personas, de esas cursimente llamadas vips, “están por encima de la carne seca”, en feliz y pintoresca expresión brasileña, y pasan, sin filas, por la cara.

Como todos los espectáculos públicos, o casi todos, que hoy se organizan, también a la muestra del Greco en Toledo se puede acceder sacando la entrada por Internet. Peor mejor que no lo intentes, porque, después de hacer todo bien, pagar e imprimir tu entrada, llegas a las diez de la mañana, hora de apertura de la exposición, con la fecha que has escogido, y no puedes entrar en el recinto porque no tienes hora señalada. Pero no la tienes porque, por lo visto, a los organizadores informáticos se les olvidó facilitar la obtención de ese dato en la auto búsqueda e impresión de la entrada. Eso sucedió a los que estaban detrás de nosotros en la cola, y esto sucedía ya a las doce del mediodía.

Y como casi siempre también, en nuestro país no se puede exigir que aparezca el, o los, responsable/s del desaguisado, porque la simpática señorita del control de entradas no sabe nada, no puede hacer nada, y no sabe a quién recurrir. Todo el mundo entiende que no se puede entrar en mogollón a una exposición de esas características, por el aforo de la sala y los inconvenientes de la aglomeración. Pero por eso mismo, la técnica moderna permite que el propio programa informático distribuya los horarios cada diez minutos, por ejemplo, de manera automática, para que cada uno pueda escoger su franja horaria.

Y luego está la manía que ha dado en los conspicuos organizadores de exposiciones de dejar las salas sin luz, para no dañar a los cuadros. Pienso que se trata de una moda cursi, y, que excepto en contadas ocasiones, no tienen mucho sentido. La mayoría de las encomiendas de obras pictóricas han sido para lugares que, como Iglesias, palacios, o casas particulares, excepto a la noche por motivos obvios y lógicos, el resto de las horas, los cuadros van a estar expuestos a la luz. No pienso que eso los altere, o dañe excesivamente.

Pero hay más. El color de los papeles en los que se coloca la explicación de la obra es muy semejante, en sus tonos ocres, al de la pared montada para la ocasión. Y la tinta oscura, y el tamaño de la misma, hace que no se pueda leer sin acercarse mucho, casi hasta diez o doce centímetros del cuadro. Sin embargo, hay una línea de seguridad que imposibilita, porque además no te dejan hacerlo, acercarte a la obra expuesta. Al preguntar a uno de las personas de seguridad si no habían protestado otras personas, me dijo: “Unas cuarenta mil (Sic), y parece que lo van a cambiar”. Pero no es el caso de volver para resolver ese problema.

Pero no todo es negativo. Destacaré tres aspectos muy positivos, que hacen, a pesar de todo, que valga la pena acudir a la exposición:

  1. La selección de las obras, y el esfuerzo que han hecho los organizadores para traerlas del mundo entero, sobre todo, las que no residen normalmente en España.
  2. La exquisita labor de restauración que los técnicos han realizado en las obras expuestas, recuperando un Greco todo color, viveza y vistosidad, un tanto alejado, pero no mucho, del carácter casi sacro en el que los años habían ido convirtiendo la obra del Greco.
  3. El orden lógico, cronológico y temático, de la colocación de los cuadros, que lo convierten en algo muy pedagógico y de agradecer.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)