¡Feliz Pascua!

He pasado la Semana Santa como lo que es, una semana de dolor, de renuncia, de fracaso, y de sufrimiento. “Diligentinus Deum omnia cooperantur in bonum“, dice la carta de San Pablo a los romanos, que quiere decir: “A los que aman a Dios todo coopera para su bien”. Y completaba San Agustín de su cosecha, “etiam pecatum”, también el pecado. Mi caso debe de ser una de las más claras certificaciones de que la exégesis del águila de Hipona es verdadera: la soledad que he sentido, el tener que preparar, organizar, realizar, celebrar, todas los oficios de Semana Santa, cuando un sabe que en todas la parroquias de mi entorno lo mínimo son dos presbíteros, y con seminaristas ayudando, o son tres o cuatro, o cinco curas, y este pobre pecador solito, me descorazona y me desalienta. Pero es el pecado de mi pretensión de autonomía, de opinión propia, de un arrogante (para los demás, ¡para mí, no!)  amor a la verdad, expresada siempre de manera políticamente incorrecta.

Cuando proclamábamos el Viernes Santo la Pasión según San Juan, me consolaba apreciar que a Jesús le pasó lo mismo, sino que al grande: nadie le mandó llamar hipócritas a los “príncipes de los sacerdotes”,  (el papa y los cardenales de entonces), “sepulcros blanqueados”,  a los fariseos importantes, “zorra”, a Herodes, “cobardes”, a sus apóstoles, “Satanás”, a Pedro, ni derribar y desbaratar el tenderete comercialmente productivo que montaban en el patio de los gentiles del templo de Jerusalén. Nadie le mandó, y acabó como acabó. Así que no me puedo quejar, yo no he llegado a la cruz, y, comparando con Jesús, soy un verdadero afortunado mimado. Pero, como decían los de la generación del 98 de España, que les dolía, yo lo digo de la Iglesia: “Me duele la Iglesia“. ¡Y cómo!

No se arregla mi desajuste económico, ni, ¡lo que es más grave!, el de la parroquia. y más que el puro aspecto material del dinero que no llega, y hay que hacer ajustes serios y graves, como pasar frío y rezar para que no nos corten la luz o el agua, más que eso, duele la insensibilidad de los superiores y coordinadores de todas las necesidades del arzobispado, que se cierran duramente a la reclamación, justa y preceptiva, pues no se trata de una petición de favor o de buen trato, sino del que está estipulado por el CIC (Codex iuris canonici, Código de Derecho Canónico, en español), lo que me hace preguntar qué habré hecho de tan gordo para recibir este trato. por esto, y por otras muchas cosas que voy indicando en mi blog, me duele la Iglesia.

Así que, después de tanto culto y tantos oficios y vías crucis, y penitencias comunitarias, y eucaristías, y todo el tinglado que montamos en Semana Santa, en la que hay gente pata todo, menos para la Vigilia Pascual, con vuestro permiso me pienso ausentar hoy, nada más acabar la misa parroquial de la Una, y poner rumbo a mi querida tierra navarra, a Olite, exactamente, dónde ya me he enterado, por Internet, de que va a llover sin ininterrupción hasta el viernes. Pero al mal tiempo buena cara, buenas alcachofas y buenos espárragos.

Así, que, a pesar de todo, es decir, contra todo y a favor de la Vida y de la Esperanza, ¡Feliz Pascua!.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

4 Responses to “¡Feliz Pascua!”

  1. También estuve el Viernes Santo en una parroquia en la que sumaríamos unos viente.
    En este caso, los más comprometidos durante años hicieron una íntima oración alternando música y textos de Pagola.
    Toda ocasión para estar ante Dios, juntos, no siempre va a estar seguida por muchos o va a ser lucida en su expresión.
    ¿No será esto pobreza evangélica?
    ¡Hala, bienaventurado!

  2. Feliz Pascua. Acabo de regresar de unas “vacaciones” en la playa. Es la primera vez, después de muchos años, que no celebro la Pascua en nuestra comunidad. Me he sentido invadida por la tristeza y la nostalgia. Si comparo nuestras celebraciones ¡qué pobres han sido las que he vivido este año: sin lavatorio de pies, sin una participación próxima entre el celebrante y el pueblo, aunque con mucho fervorín por parte de ambos… Seguro que me vas a decir: te está bien empleado por no estar con los tuyos.
    Vosotros fuisteis pocos pero unidos ¡Qué envidia!

  3. Padre Urío:

    Lamentablemente nos separa un océano y doce horas de vuelo. Me gustaría tanto que no se sintiera tan solo. La parte buena es que usted solito se lamenta y se contesta, y es capaz de encontrar en el Evangelio la fuerza y el ejemplo de nuestro Señor para levantarse cada mañana contra el desánimo y la precariedad. Aguante, como dicen en mi pueblo, como los meros machos. Dios no nos deja solos nunca, y quien sabe, quizás llegue algún extraviado con pescados y panes, o una iluminación que permita que el arzobispado, por amor o por temor, le ayude a resolver el problema material que no es de vida o muerte, pero si es muy importante. Nuestro Jesús resucitado es experto en encontrar caminos donde solo vemos una tumba. Dios proveerá.Eso sí, ni un paso atrás a la denuncia y la verdad. Le mando un abrazo de pascua.

  4. Gracias a las tres amigas. Volví el sábado de Navarra, pero un trancazo tan monumental como inoportuno me impide retomar con todos las consecuencias el mantenimiento de mi blog. Un abrazo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)