Me ha dejado mal cuerpo la doble canonización

Hace tiempo acuñé la expresión “santidad administrativa”. Y me atrevo a reclamar la patente del invento porque, de verdead, jamás he leído, o escuchado, o visto desarrollado ese concepto. También he afirmado, en varias ocasiones, que no me gusta cómo la jerarquía de la Iglesia maneja, proclama, usa, y manipula, hasta apoderarse en propiedad, ese […]