Mira por dónde, acaban de llegar, ¡y han ganado esos frikis!

Fue el profesor Pedro Arriola, ese gurú de las estrategias socio-estadísticas-electorales del PP, al que primero escuché denominar, así, ¡frikis” a los auténticos ganadores de las últimas elecciones europeas en España. Reconozco que, en un primer momento no sabía el significado de esa extraña palabra. Después me he enterado que proviene del inglés americano freak, ‘extraño’, ‘extravagante’, ‘estrafalario’, ‘fanático’, –siempre mirando embobados a la gran metrópoli, como los mal llamados “paletos de pueblo”, ¡cuando no he visto nunca más paletos que muchos pijos acomplejados ante las modas y las expresiones norteamericanas!, como la que comento-, que se aplica, sobre todo, a la “persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición”, según la definición del diccionario de la RAE.

Al decir que toda persona estrafalaria, o extravagante, o fanática, acaba llegando e instalándose en Madrid, el sabio profesor, al que de ninguna manera lo llamaría, ni le sentaría ajustada, la expresión pijo, lo primero que demostró es estar al tanto de la última nomenclatura americana para ciertas ciertos comportamientos extraños o raros. Pero es indudable que pronunció su veredicto con fines nada laudatorios, y más bien ofensivos, o, por lo menos, ridiculizantes. (Perdóneseme el neologismo). Y habría que preguntarle, ¿en el partido popular, PP, no hay frikis? Pero no quiero ir por las ramas. A esa denominación despreciativa se sumó, desde otro punto de vista, pero de modo parecido, el ex presidente Felipe González, pero tanto éste, como el profesor Arriola, han sido respondidos con rapidez y buenos reflejos, recordando al primero que cuando deje de ser consejero, muy bien pagado, de una gran corporación empresarial, y al segundo, que vaya repasando su idea de democracia, entonces tal vez cambien de opinión, y midan mejor sus palabras.

Y es verdad, Arriola ha dejado al descubierto su poca neutralidad. Cuando debería, como buen sociólogo, supuestamente demócrata, alegrarse y celebrar  que pequeños grupos tengan la oportunidad de crear en cuatro meses un partido capaz de sacar cinco parlamentarios para Estrasburgo. Sin embargo, concluye lo contrario, no  según su cabeza, sino de acuerdo a su sectaria visceralidad: que esa oportunidad  social y política, es antidemocrática, y peligrosa. Pues bien, ha habido muchos frikis, algunos de ellos, sí, mucho más peligrosos, en Europa. Y en vez de estigmatizarlos, haríamos todos bien en preguntarnos cuáles han sido los motivos de haber provocado esa debacle.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)