Sanz prohibe a la Iglesia anglicana celebrar su rito en el cementerio de El Salvador

La capilla del osario de Oviedo es responsabilidad católica

El título de esta entrada es el titular y encabezamiento de un artículo de la Revista Religión Digital (RD), con fecha de ayer, 1 de noviembre. En ella se cuenta cómo el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes O.F.M. (Madrid, 18 de enero de 1955), acaba de hacer pública su voluntad de que los anglicanos, varias decenas en Oviedo, no puedan usar una capilla que la Iglesia Católica  contrató el año 1943 en el cementerio de Oviedo, de propiedad civil; exactamente, municipal. Nadie niega el derecho del arzobispado de ovetense a actuar así, lo que se discute es si esa decisión es obligada por derecho. Pienso que no. Y, además de que no casa muy bien con la legendaria tolerancia de Francisco (que no pudo ejercerla, obviamente, con los anglicanos, inexistentes en su tiempo, pero de la que sus descendientes franciscanos han dado prueba fehaciente), encima coincide con otro titular y encabezamiento que, en mi opinión, deja muy mal al de Don Jesús: “Francisco apela al “ecumenismo de la sangre” para la unidad de los cristianos. Y sigue el papa y el encabezamiento: “no estamos divididos, no somos luteranos, ortodoxos, evangélicos, católicos…¡No, somos uno!”.

Si el papa afirma que somos uno, no sabemos a qué viene prohibir a los anglicanos realizar una pequeña celebración de la Palabra en la capilla católica, ¿sería de verdad católica con esas cortapisas? Y, aunque celebraran la Eucaristía, cosa bastante improbable, ¿se trataría de una verdadera y auténtica “conmunio in divinis”, que es lo que con bastante poca lógica, mucho miedo, y poco respeto por los hermanos separados, prohíbe el Derecho Canónico? En Brasil no teníamos tantos reparos para participar, de ambos lados, en celebraciones litúrgicas. Yo he estado en varias de los metodistas, en Londrina, progresista ciudad al norte del estado de Paraná, en Brasil, fundada por los ingleses, (por eso la llamaron “pequeña Londres”), y ni ellos ni nosotros teníamos problemas, a pesar de las prohibiciones de la jerarquía por los dos lados, más por el nuestro que por el otro. Teníamos muy en cuenta la frase de Jesús, maravillosa en su invitación a la libertad: “No es el hombre para el Sábado (ley), sino el Sábado (ley) para el hombre”.

El papa Francisco sigue, claramente, esta línea, que es la de Jesús. Y si alguien se pregunta si el cierto, pero pequeño, desprecio de la ley que parece denotar este estilo de ideas y de praxis, es moralmente aceptable, le responderé que para un creyente, seguidor de Jesús, son las palabras y las ideas de Éste las que nos muestra un camino seguro. Invito a mis lectores a leer el maravilloso relato del diálogo con la Samaritana, (Ju 4, 4-43), y podrá comprobar que el Señor estaba transgrediendo, por lo menos, cinco (5) mandatos de la ley. Y si profundizamos en la enseñanza de Pablo acabaremos más que convencidos que no es la ley la que nos salva, sino la gratuidad de Dios. Y muchos cristianos, algunos de ellos obispos y curas, parece que no han entendido, todavía, este punto crucial y esencial en nuestra fe. Me encanta la fina socarronería del dicho brasileño: “A los amigos, todo; a los enemigos, la ley”. Porque mientras no tengamos el espíritu abierto y libre para elegir antes el bien y el respeto por nuestros hermanos, que los preceptos del Derecho Canónico, ni habremos entendido el Evangelio, ni seremos seguidores fieles del Señor Jesús.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)