“Cataluña tiene derecho a la autodeterminación”

Me expongo a caer en la reiteración, pero es que a la repetición de proclamas nada episcopales y sí muy politiqueras no es posible responder de otro modo que con argumentos reiterativos. La frase del título está sacada de una carta pastoral, él las lama “glossas”, que con el título “9-N”, ha publicado esta semana el joven obispo de Solsona, Xavier Novell. La “Autodeterminación” es lo que es, y no lo que desee que sea quien quiera que sea, y perdóneseme la redundancia casi obligatoria. Por ejemplo, alguien tiene derecho, aunque sea obispo, a definir la autodeterminación, o la presunción de inocencia, o la prescripción como instrumento jurídico, o la autonomía judicial, o el comercio por carretera, o la especie de las coníferas, como yo tengo el derecho de afirmar que “Cataluña es una región situada en el extremo sub occidental de la Península Ibérica”. Me tacharía de loco, o, por lo menos, de iluso y trastornado si aventurase esa descripción, y tomase las pertinentes medidas para atenerme a ella, como orientar mi viaje esn esa dirección, por ejemplo, si tuviese la intención de arribar a esa región.

Alguien podrá pensar, con extrañeza, ¿por dónde sale este tío tan desvencijado de neuronas? Pues respondo, y me explico: me salgo por las mismas coordenadas que usa el fraterno colega, ¡que no me cae nada mal!, pero que se pasa en su juvenil y adolescente lealtad a unas ideas que, si las examinamos con detenimiento, tienen el mismo soporte lógico que aventurada teoría. ¿Por qué no me puedo inventar la descripción-definición de Cataluña como sujeto geográfico, (por ahora no me refiero a su perfil jurídico político, que es más complicado)? Porque Cataluña ya está super definida y fijada en sus atributos geográficos. ¿Por qué ni yo, ni el obispo Novell, ni nadie, puede inventarse una definición de “autodeterminación”? Porque está definida y fijada con exactitud por los que lo pueden hacer, y lo hicieron en su tiempo: los integrantes de la comisión jurídica de la ONU, que pusieron tres condiciones, no acumulativas, -¡basta que se diera una de ellas!-,  para que se pudiera hablar del derecho de autodeterminación:

1º, el pertenecer, una comunidad político-geográfica concreta, a un determinado Estado, por previa anexión violenta, (como guerra o sucesos semejantes con el fondo de violencia);

, por haber sido en un determinado tiempo un Estado independiente, anexionado a otro por tratados  diplomáticos internacionales, contestados por los habitantes  de ese territorio por injustos o irregulares;

, por pertenecer a una determinada parte de un Estado maltratada con tratos inhumanos, y transgresiones flagrantes y reconocidas por el concierto de las naciones, la ONU.

Fuera de estas condiciones no hay derecho de “autodeterminación”. L pregunta es; ¿Cataluña posee alguna de esas condiciones que le conferirían el derecho de autodeterminación? Veamos una por una.

  1.  Ni el más recalcitrante catalán se cree que su territorio pertenece actualmente a España porque fuera anexionado en un determinado momento por ésta. La supuesta agresión militar de la guerra de sucesión, habida entre los años 1701 y 1713, con la firma del tratado de Utrecht, fue una guerra internacional, entre las casas de Habsburgo y la Casa de Borbón, con motivo de la muerte de Carlos II sin descendencia, convertida en una guerra civil entre partidarios de la corona de Borbón, con el principal apoyo de Castilla, y los de la corona de Austria, apoyada, fundamentalmente, por el Reino de Aragón. La principal consecuencia fue la desaparición de éste, Aragón, y el final del modelo federal de la monarquía española de los Habsburgo. (Después, algunos catalanes muy conspicuos quisieron levantar la tesis de que España había aplastado violentamente ese ¿reino? ¿estado? ¿simple condado de Barcelona? No lo consiguieron del todo hasta que se dieron los supuestos democráticos de la segunda república, y de la transición a la democracia pós-franquista).
  2. Jamás ha sido Cataluña un Estado independiente. Y a los que han vendido su guerra del XVIII como una guerra de independencia, por su parte, o de anexión, por parte de España, hay que recordarles, y ya está bien de mandangas, que lo ue hoy es Cataluña era una perte del reino de Aragón, que jamás tuvo al veleidad de separarse de España. Lo que ocurrió en aquellos violentos y fatídicos años fue, ni más ni menos, que una excelsa contribución, muy española, a nuestra inclinación por  las guerras fratricidas. No de un Estado. España, contra otro, Cataluña.
  3. Puede ser que algún mandatario internacional acabe por admitir que Cataluña es maltratada en sus derechos por el resto de España, de tanto lamentarse y sollozar los gobernantes catalanes del expolio que sufren de la hacienda española. Pero, ¿hay alguien que se lo crea, después de una historia de privilegio, de avance industrial y burgués, de la evidencia que resulta si comparamos la contribución a las arcas nacionales centrales, cuando pierde para Madrid, que tributa más por habitante?

No, señor obispo de Solsona, no se invente el derecho de autodeterminación de Cataluña, porque no es más que la constatación de un deseo. Y si lo tuviera la provincia de Lérida, ¿Se lo admitiría? ¿Por qué sí, por qué no? Y la ciudad de Tortosa, o de Casteldeffell, ¿por qué no? No se puede jugar con un tema tan serio como el de los derechos, que se tienen, o no se tienen, pero no se proclaman por puro deseo. Hace tiempo que tengo ganas de proclamar mi derecho a la propiedad y a la construcción de una residencia linda en la cala “la Fosca” de Palamós, y espero que se tenga en cuenta mi respetable deseo-derecho.

 Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)