Actuación inhumana

(He expresado en este blog mis dudas sobre el trato dado a los inmigrantes que intentan cruzar nuestras fronteras que nos separan de los países árabes por el sur, en concreto por Ceuta y Melilla. Tengo muy claro que se trata no solo de un problema español, sino europeo, y que tiene que ser abordado como tal, jurídica, y económicamente. Pero aceptando esos parámetros en la actuación de nuestras autoridades políticas y policiales, siempre es preciso recordar, y así lo he hecho desde este blog, los compromisos internacionales que no podemos rehuir ni rehusar, ni siquiera por la dificultad y la complejidad de los problemas que conlleva el buen uso en la administración, control y defensa legítimos de una inmigración  irregular, y hasta ilícita. Pero ésta es una delas características de un Estado de derecho: que sabe y puede lidiar con comportamientos ilícitos tanto de ciudadanos propios como extranjeros. Y siempre con un escrupuloso respeto a las normas internacionales, como, sobre todo, en un país que se dice humanista, y hasta cristiano, a las exigencias de los derechos humanos en toda su extensión y en toda su cruda, y, hasta dura, realidad. Este no ha sido el trato que nuestras autoridades policiales, (y, se supones, administrativas, -porque alguien da las órdenes a nuestros policías-), no han propiciado a un grupo de inmigrantes de los que se sospechó que alguno de ellos podría estar infectado de Ébola. Sin calibrar que en el escenario internacional esa sospecha imponía un tratado exquisito, dado como está, bajo los focos, ese problema sanitario a nivel internacional. Y es justamente ese trato impropio y desacertado el que ha provocado la condena del editorial de “EL País” , de ayer, 08/11/14, que transcribo y suscribo).

Actuación inhumana

El trato dado a los 23 inmigrantes llegados esta semana en patera a la playa canaria de Maspalomas demuestra que tan necesario como luchar contra el virus del ébola es evitar que se propague la epidemia del miedo. Los sin papeles fueron evacuados en un camión volquete —de los que se utilizan para el servicio de limpieza— tras permanecer durante más de cinco horas abandonados en la arena bajo el sol ante el temor de que alguno de ellos, con signos de fiebre alta, pudiera estar infectado.

Además de inhumano, el traslado en esas condiciones fue bochornoso e impropio de un país civilizado. Por mucho que se alegue que los inmigrantes se encontraban en una zona de difícil acceso para los vehículos de emergencia sanitaria, no es de recibo que se vulneren de manera tan palmaria los más elementales derechos. Después de la rápida reacción de la Cruz Roja —que sí estuvo a la altura de las circunstancias— la policía, provista de mascarillas y guantes, se limitó a trazar un virtual cordón de seguridad para evitar riesgos. Como en tantas ocasiones, las instituciones involucradas en esta lamentable actuación se han esforzado en eludir su responsabilidad alegando la falta de protocolos para los casos de inmigrantes que llegan a las costas españolas. Aunque para descartar el ébola lo primero que debe empezar por hacerse es algo tan sencillo como una encuesta epidemiológica con una pregunta simple a los sospechosos: ¿han estado en los últimos 21 días en Liberia, Sierra Leona o Guinea Conakry?

Para luchar contra el ébola dentro y fuera de España, el Gobierno anunció ayer que destinará otros 21 millones de euros con los que financiar intervenciones humanitarias en los países afectados, dar apoyo logístico a las organizaciones internacionales y adquirir material de protección y aislamiento. Tan importante como una inyección económica es que ante situaciones como las de Maspalomas se imponga la cordura.

Transcrito por “El guardián del Areópago”.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)