El Papa dice que es “escandaloso” cobrar en las iglesias por los sacramentos

Sobre el tema hay informaciones contradictorias. Ahora que el papa se ha pronunciado con la claridad y rotundidad que acostumbra, he consultado en internet posibles notificaciones del pago de tasas en parroquias o ambientes eclesiales, y la palabra tasas me ha aparecido en dos de ellas así, tasas, es decir, suprimidas. No sé si lo estaban antes de la intervención papal, o han sido tachadas a raíz de la misma. Este es un tema que según sea tratado de una o de otra manera, puede ser y resultar escandaloso; o no. Intentaré resumir:

  1. Los derechos de estola: Se llamaban así los que correspondían a los párrocos por la administración de los sacramentos,  y solo a ellos, no a los coadjutores, en la época en que la provisión de párroco era mediante oposiciones, por lo menos aquí, en España. Los otros curas recibían su paga de lo que la Iglesia disponía, con la ayuda del Estado; en nuestro país, se decía, como compensación por la famosa desamortización de Mendizábal. O, por lo menos, eso se decía. El párroco, siendo magnánimo, podrá incrementar algo la paga de sus coadjutores, pero no debían ser ni muchos los que así lo disponían, ni en cantidades significativas. Ese sistema producía la ocupación, en el puesto de párrocos de las parroquias importantes y de muchos ingresos, por hombres brillantes, en Derecho Canónico, Teología, (de Biblia, de la que ahora sabemos qué es el estudio profundo y serio, nada); pero que a menudo, no solo no eran brillantes en su trabajo pastoral, sino que eran un verdadero desastre. Pero su puesto, para aumentar la gravedad, era vitalicio.
  2. No me consta con certeza cuándo acabó este sistema de las oposiciones, pero debió coincidir en España con los años posteriores al Concilio Vaticano II. Mejoró en la justicia distributiva para el clero, pero empeoró, muy seriamente, en los nombramientos a dedo, con los favoritismos e intereses entre clérigos, que no siempre, ni mucho menos, hacían que el elegido para determinadas parroquias fuera el mejor de los posibles. Muchos curas han sido, y son, postergados a favor de otros, muchas veces, por verdaderos caprichos de los obispos, que, a su vez, han llegado a su puesto por otros caprichos arzobispales y de las oficinas de las nunciaturas.
  3. Estoy, totalmente, de acuerdo con el Papa, en esta y en todas las cuestiones que Francisco nos ha ido proponiendo. Pero en este asunto, pienso que tendrá que hacer uso de todo su poder pontifical. Ya nos decían algunos profesores de Derecho Canónico, en la Pontificia de Salamanca, que la reforma de éste no fue realizada en todos los casos  con criterios conciliares, sino, más veces de las necesarias, con criterios pequeño canonistas y tradicionales. Véanse este dos cánones: C 952, § 1.  “Compete al concilio provincial o a la reunión de Obispos de la provincia fijar por decreto para toda la provincia la ofrenda que debe ofrecerse por la celebración y aplicación de la Misa, y no le es lícito al sacerdote pedir una cantidad mayor; sí le es lícito recibir por la aplicación de una Misa la ofrenda mayor que la fijada, si es espontáneamente ofrecida, y también una menor”  § 2. A falta de tal decreto, se observará la costumbre vigente en la diócesis”. O el C. 1264:  Al no ser que el derecho disponga otra cosa, corresponde a la reunión de Obispos de cada provincia: & 1,  determinar las tasas que se han de pagar por los actos de potestad ejecutiva graciosa o por la ejecución de los rescriptos de la Sede Apostólica, y que han de ser aprobadas por la Sede Apostólica; &,2 determinar las oblaciones que han de hacerse con ocasión de la administración de los sacramentos y sacramentales·
  4. Actualmente esas tasas no están determinadas en muchas diócesis. Pero esos dos cánones están ahí, y las que lo quieran regular no estarán haciendo nada contra el Derecho de la Iglesia. Por lo que sería conveniente que en éste, y en otros cánones, hubiera una segunda reforma del IC (Iuris canonici), que resultaría muy ventajosa para todos. En Madrid no hay oficialmente estas tasas obligatorias, pero hay “parroquias famosas” que insinúan, en las bodas, por ejemplo, que la oferta voluntaria normal rondaría los 500 euros. A algunos parroquianos de mi parroquia les ha pasado eso, después de haber sido alertados por mí que al no pertenecer a la de parroquia en la que seseaban casarse, no tendrían, en ella, ninguna obligación a realizar la boda, y les podrían pedir libremente la ayuda económica que quisieran. Pero el Papa tiene razón si se da en la Iglesia la impresión de que se venden y se compran sacramentos.
  5. Dicho todo lo anterior, es preciso recordar que la Iglesia no está solo compuesta por clérigos, sino que los fieles laicos deben involucrarse en las tareas de mantenimiento económico de la misma, no como pagantes de algo que en el fondo no les afecta, sino como partícipes-propietarios también de los bienes económicos de la comunidad eclesial. Para lo que es fundamental una profunda y definitiva desclericalización de la Iglesia.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 (Nota: Mañana os pondré la resolución de la provincia eclesiástica de Santiago de Compostela, para que podáis ver como todavía se regulan éstos temas de tasas, con un decreto que ha entrado en vigor el uno de enero de este año, 2014)

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)