Los que protestaban aprenderán la enseñanza”

Primera Lectura

“Así dice el Señor: “Pronto, muy pronto, el Líbano se convertirá en vergel, el vergel parecerá un bosque; aquel día, oirán los sordos las palabras del libro; sin tinieblas ni oscuridad verán los ojos de los ciegos. Los oprimidos volverán a alegrarse con el Señor, y los más pobres gozarán con el Santo de Israel; porque se acabó el opresor, terminó el cínico; y serán aniquilados los despiertos para el mal, los que van a coger a otro en el hablar y, con trampas, al que defiende en el tribunal, y por nada hunden al inocente.” Así dice a la casa de Jacob el Señor, que rescató a Abrahán: “Ya no se avergonzará Jacob, ya no se sonrojará su cara, pues, cuando vea mis acciones en medio de él, santificará mi nombre, santificará al Santo de Jacob y temerá al Dios de Israel. Los que habían perdido la cabeza comprenderán, y los que protestaban aprenderán la enseñanza.” (Is 29,17-24)

Comentario a la 1ª lectura

La utopía de Isaías tiene hoy matices nuevos. Junto a la explosión de la naturaleza, hoy contemplamos la alegría de los oprimidos, rescatados de su postración. Así los sordos “oirán las palabras del libro”, y “los ojos de los ciegos verán sin tinieblas”. Llama profundamente la atención la decidida acción salvadora de Dios, que va a acabar con los opresores, con los cínicos, que va a aniquilar a los despiertos para el mal, todos aquellos listillos, ladinos y desleales que intentan pillar al ingenuo en su hablar. Estamos últimamente muy avezados en los métodos de los tramposos, y de conciudadanos que son mucho más expertos para la pillería y la insidia que para la solidaridad y la colaboración comunitaria. Pero el texto del profeta va más lejos: nos indica que Dios, en persona, va a garantizar, con sus acciones, la alegría y el sosiego de su pueblo. Y debemos recordar, siempre, y tener en cuenta, que estas palabras que nos trae la Liturgia del Adviento no solo se cumplieron en Israel, sino que significan una Palabra de Vida para nosotros, en este peregrinar en medio de crisis, desazones y sinsabores.

Evangelio

En aquel tiempo, dos ciegos seguían a Jesús, gritando: “Ten compasión de nosotros, hijo de David.” Al llegar a la casa se le acercaron los ciegos, y Jesús les dijo: “¿Creéis que puedo hacerlo?” Contestaron: “Sí, Señor.” Entonces les tocó los ojos, diciendo: “Que os suceda conforme a vuestra fe.” Y se les abrieron los ojos. Jesús les ordenó severamente: “¡Cuidado con que lo sepa alguien!” Pero ellos, al salir, hablaron de él por toda la comarca. (Mt 9,27-31)

Comentario al Evangelio

He aquí un texto evangélico ingenuo, con el frescor de las cosas bellas y sencillas. Los dos ciegos siguen al Señor, piden compasión, y sorprende la pregunta del Maestro, que no es “¿qué queréis que os haga?”, sino, “¿creéis que puedo hacerlo?”. Jesús usa de una pedagogía muy directa para comprobar si esos ciegos tienen, o no, fe en su poder sobre los elementos de la naturaleza. Y será esa fe la fuerza propulsora del milagro. Además, tenemos en este Evangelio un pequeño residuo de la práctica del “arcano”, que obligaba a los primeros cristianos a ser prudentes en las informaciones que proporcionaban a los paganos. Por eso Jesús les manda no decir nada, y para comprobar que no siempre esas órdenes oficiales de la Iglesia son respetadas, los ciegos se dieron prisa en comunicar a todos el poder de Jesús.

Interconexión entre las dos lecturas

En este caso está clarísimo: lo mismo que anuncia proféticamente Isaías, sobre los ciegos y las tinieblas, lo cumple, ya en la época mesiánica, Jesús. Es una confirmación indirecta, como suelen serlo las pisas bíblicas, de que nos enocntramos, con el Maestro, en la era mesiánica, donde se da el cumplimiento de las profecías.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)