Graves problemas en el matrimonio José-María

(Jueves de la 3ª semana de Adviento)

Primera Lectura

“Mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente, hará justicia y derecho en la tierra. En sus días se salvará Judá, Israel habitará seguro. Y lo llamarán con este nombre: “El-Señor-nuestra-justicia”. Por eso, mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que no se dirá: “Vive el Señor, que sacó a los israelitas de Egipto”, sino que se dirá: “Vive el Señor, que sacó a la raza de Israel del país del Norte y de los países adonde los expulsó, y los trajo para que habitaran en sus campos.””  (Jr 23,5-8)

Comentario

Si la exaltación de Judá es muy propia de Isaías, hoy vemos cómo se suma Jeremías a la causa. Y hay otro detalle que señalaren esta lectura: si la salida de Egipto continua siendo la gran referencia de la liberación de Israel por la mano poderosa de Yavé, el profeta Jeremías coloca, junto a esa referencia ineludible, otra nueva: la liberación de los cautivos de la Cautividad de Babilonia, y la vuelta a casa, que ya no hubo de ser conquistada, sino de retomar la rutina política y social Para los profetas esa esa una verdadera “buena noticia”, que, además, tuvo mucha influencia en cambios significativos y profundos en la espiritualidad hebrea.

 Evangelio

 “El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: “José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.” Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: “Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.” Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer”. (Mt 1,18-24)

Comentario

Este corto evangelio es el documento más dramático de la zozobra humana, existencial, que tuvieron que vivir, y pasar, José y María. En esa época, antes de la Boda se realizaban los desposorios, que era la oficialización del contrato matrimonial, que obligaba a estricta fidelidad a los futuros contrayentes, a los que ya solo separaban las Nupcias del inicio de la vida común y marital. Era un requisito legal muy importante en las costumbres Hebreas, pues era dónde quedaban fijadas las condiciones económicas del futuro matrimonio, como la dote, etc. Así que una mujer desposada cometería un adulterio inapelable si mantenía relaciones íntimas con otro hombre. Es lo que debió creer, a tenor del texto, el carpintero de Nazaret. La situación que se le presentaba, a quien se supone conocía muy bien a María, era dramática, y desoladora. No me cansaré de insistir en el componente emocional, psicológico, del drama que envolvía a los dos protagonistas del tumultuoso suceso. Apelamos con excesiva facilidad, yo diría que casi con frivolidad, al hecho de que, según los relatos evangélicos, los componentes de esa pareja, tal vez la más famosa de la Historia, estaban envueltos en un aura de misterio sobrenatural, lleno de sucesos y personajes fantásticos, como ángeles y signos divinos. Pero eso es solo el envoltorio de un relato. Diría más, es un relato, es decir, literatura. Pero nos gustaría pasar, de verdad, de las palabras a la cruda y dura realidad. Este tema es apasionante, pero muy delicado, y no estoy ahora, y pienso que mis lectores tampoco, por la labor de soltar una clase bíblica. Pero prometo que lo haré, como homenaje a la Navidad, y a sus dos protagonistas adultos, María y José. Ahora tan solo adelantaré que María fue considerada sospechosa de adulterio, y que, según una antigua tradición, que tal vez proceda de uno de los evangelios apócrifos, fue sometida a esa prueba denigrante y vergonzosa.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)