El Género Anunciación en la Biblia

Viernes de la 3ª semana de Adviento: día 19 de las antífonas de la O

Primera Lectura

En aquellos días, había en Sorá un hombre de la tribu de Dan, llamado Manoj. Su mujer era estéril y no había tenido hijos. El ángel del Señor se apareció a la mujer y le dijo: “Eres estéril y no has tenido hijos. Pero concebirás y darás a luz un hijo; ten cuidado de no beber vino ni licor, ni comer nada impuro, porque concebirás y darás a luz un hijo. No pasará la navaja por su cabeza, porque el niño estará consagrado a Dios desde antes de nacer. Él empezará a salvar a Israel de los filisteos.” La mujer fue a decirle a su marido: “Me ha visitado un hombre de Dios que, por su aspecto terrible, parecía un mensajero divino; pero no le pregunté de dónde era, ni él me dijo su nombre. Sólo me dijo: “Concebirás y darás a luz un hijo: ten cuidado de no beber vino ni licor, ni comer nada impuro; porque el niño estará consagrado a Dios desde antes de nacer hasta el día de su muerte.”” La mujer de Manoj dio a luz un hijo y le puso de nombre Sansón. El niño creció y el Señor lo bendijo. Y el espíritu del Señor comenzó a agitarlo. (Jue 13,2-7.24-25ª)

Comentario

Ya que he titulado la entrada don la palabra “Anunciación”, explicaré un poco el asunto. La Biblia tiene muchos géneros literarios, y es muy importante, y muy útil, conocer los secretos de algunos de los secretos de esta manera especial de describir, par poder entender los textos. El género Anunciación se da en la Biblia en casos concretos, todos ellos controlados por los comentaristas. Tiene como características principales: que es un ángel, generalmente Gabriel, (“Dios anuncia“), el anunciante; que el/la protagonista se sobresalta; que el ángel sosiega al protagonista; que éste presenta alguna dificultad al cumplimiento de la misión anunciada; que el ángel soluciona la dificultad; y que, por fin, ofrece una prueba de que lo que dice es cierto. Todos estos elementos, tan nítidos, no los vemos en el anuncio del nacimiento de Sansón, pero, medio implícitos, ya se encuentran en la narración. En la Anunciación de Juan Bautista y de Jesús los veremos con toda claridad.

Evangelio

En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del turno de Abías, casado con una descendiente de Aarón llamada Isabel. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada. Una vez que oficiaba delante de Dios con el grupo de su turno, según el ritual de los sacerdotes, le tocó a él entrar en el santuario del Señor a ofrecer el incienso; la muchedumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso. Y se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor. Pero el ángel le dijo: “No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento. Pues será grande a los ojos del Señor: no beberá vino ni licor; se llenará de Espíritu Santo ya en el vientre materno, y convertirá muchos israelitas al Señor, su Dios. Irá delante del Señor, con el espíritu y poder de Elías, para convertir los corazones de los padres hacia los hijos, y a los desobedientes, a la sensatez de los justos, preparando para el Señor un pueblo bien dispuesto.” Zacarías replicó al ángel: “¿Cómo estaré seguro de eso? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada.” El ángel le contestó: “Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado a hablarte para darte esta buena noticia. Pero mira: te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento.” El pueblo estaba aguardando a Zacarías, sorprendido de que tardase tanto en el santuario. Al salir no podía hablarles, y ellos comprendieron que había tenido una visión en el santuario. Él les hablaba por señas, porque seguía mudo. Al cumplirse los días de su servicio en el templo volvió a casa. Días después concibió Isabel, su mujer, y estuvo sin salir cinco meses, diciendo: “Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres.”  (Lucas 1,5-25)

Comentario

No voy a insistir en lo que he explicado en el anterior comentario, y que ahora podemos comprobar sin dificultad. Pero quiero presentaros otra cuestión, que considero interesante. ¿Cómo entró en el Nuevo Testamento (NT) la excelencia dela Virginidad? Porque en la tradición bíblica la veían como un baldón, una auténtica vergüenza. Prestemos atención a la última frase pronunciada por Isabel: “Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres”. La ella afrenta no era otra que  el hecho de que ella no había procreado. Porque que la mujer, voluntariamente, o no, que no seguía la cadena de la vida, y no tenía algún hijo, era considerada como quien rompía el don que Dios había concedido a las parejas humanas. Y lo de “voluntariedad” era, hasta María, un imposible. Es muy aleccionador que investiguemos cómo ha entrado esa anomalía en la espiritualidad del NT.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)