David, “con un corazón según Dios”

(4º Domingo de Adviento)

1ª Lectura: del segundo libro de Samuel

Cuando el rey David se estableció en su palacio, y el Señor le dio la paz con todos los enemigos que le rodeaban, el rey dijo al profeta Natán: – «Mira, yo estoy viviendo en casa de cedro, mientras el arca del Señor vive en una tienda.»   Natán respondió al rey: «Ve y haz cuanto piensas, pues el Señor está contigo.» Pero aquella noche recibió Natán la siguiente palabra del Señor:   «Ve y dile a mi siervo David: “Así dice el Señor: ¿Eres tú quien me va a construir una casa para que habite en ella? Yo te saqué de los apriscos, de andar tras las ovejas, para que fueras jefe de mi pueblo Israel. Yo estaré contigo en todas tus empresas, acabaré con tus enemigos, te haré famoso como a los más famosos de la tierra. Daré un puesto a Israel, mi pueblo: lo plantaré para que viva en él sin sobresaltos, y en adelante no permitiré que los malvados lo aflijan como antes, cuando nombré jueces para gobernar a mi pueblo Israel. Te pondré en paz con todos tus enemigos, te haré grande y te daré una dinastía. Y, cuando tus días se hayan cumplido y te acuestes con tus padres, afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas, y consolidaré el trono de su realeza. Yo seré para él padre, y él será para mí hijo. Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia; tu trono permanecerá por siempre.”»   

 Comentario 

2ª Lectura: de la carta de san Pablo a los Romanos

“Hermanos: Al que puede fortaleceros según el Evangelio que yo proclamo, predicando a Cristo Jesús, revelación del misterio mantenido en secreto durante siglos eternos y manifestado ahora en los escritos proféticos, dado a conocer por decreto del Dios eterno, para traer a todas las naciones a la obediencia de la fe al Dios, único sabio, por Jesucristo, la gloria por los siglos de los siglos. Amén”.

3ª Lectura: del santo evangelio según san Lucas

“En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: – «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú eres entre las mujeres.»   Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: – «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»   Y María dijo al ángel: – «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?» El ángel le contestó: – «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»   María contestó: – «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y la dejó el ángel”.

Esta vez el orden y el estilo van a ser diferentes. Ya hemos reflexionado bastante sobre el “genero anunciación”, y no conviene repetirnos. Así que hoy me fijaré en la figura de David quien, probablemente, sea el personaje bíblico más admirado, querido y recordado por los judíos, de toda la Historia bíblica. Resaltaré tres puntos importantísimos:

  1. Era un hombre con un corazón “según Dios”. Es decir, era un creyente, oyente y obediente a las indicaciones de Dios y de sus profetas.
  2. No era un modelo moral o ético, más bien al contrario.
  3. Fue un gran rey, general del ejército, y político; se ganó el corazón de su pueblo.

1º) La grandeza de David es que, siendo un simple zagal de un rebaño de ovejas, tiene la lucidez, que le da la profunda y diáfana experiencia de la fe, de atenerse más a las indicaciones de Dios que, bien las que pasan por su conciencia, o las que le llegan por boca de los profetas, como Natán y Samuel, fiarse, digo, más de esa Palabra de Dios que de su propio criterio. Llama mucho la atención esa lealtad, en los planes y sucesos públicos importantes de David, cuando tiene que intervenir en ese nivel, que es lo que lleva a decir a un contemporáneo, “tiene un corazón según Dios”  

2º) Por lo mismo que decimos lo del párrafo anterior, tenemos que corroborar ahora que David es mucho más libre en lo que depende directamente de su conciencia, es decir, en su vida privada, que en su misión real y sacra de “ungido de Israel, como rey”. Así que apreciamos, con abundancia y generosidad, en el gran rey de la tribu de Judá, muchos más errores y graves desvíos en loa que podríamos llamar “moralidad, o ética privada” de David. Y así, podemos afirmar, sin difamarlo, porque sus contemporáneos, ayudados por la inspiración divina, tuvieron la osadía, la franqueza, y la sinceridad ejemplar, que muchos posteriores no han tenido en sus crónicas reales, de no ocultar la realidad moral de su rey: que fue asesino, maniobrero, adúltero, pésimo educador de sus hijos, pero siempre conservó la fidelidad a Yavé  y al rey Saúl, que era lo que le imponía su conciencia de personaje público. Pero repito, nos dio la lección de la libertad de su vida privada. Y, sobre todo, de su fidelidad a la “palabra de Dios”. Se trató, de verdad, de un hombre de fe.

3º) Pero, a pesar de todo ello, fue un gran rey, justo con lospequeños, reconocedor de sus pecados, prudente en su Gobierno, valiente y esclrecido en su táctica y estrategias militares, que extendió el poder y la presencia de Israel hasta límites verdaderamente imperiales. Por todo ello, para mí, y en mi “peligrosa opinión”, David, por todo lo afirmado más arriba, se ha convertido en uno de los más destacados, y convenientes, modelos de los creyentes, y de los seguidores del Señor Jesús.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

(Areópago. Seguirá mañana)

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)