La revolución liberadora

  • Primera Lectura: II Samuel 1,24-28
    “En aquellos días, cuando Ana hubo destetado a Samuel, subió con él al templo del Señor, de Siló, llevando un novillo de tres años, una fanega de harina y un odre de vino. El niño era aún muy pequeño. Cuando mataron el novillo, Ana presentó el niño a Elí, diciendo: “Señor, por tu vida, yo soy la mujer que estuvo aquí junto a ti, rezando al Señor. Este niño es lo que yo pedía; el Señor me ha concedido mi petición. Por eso se lo cedo al Señor de por vida, para que sea suyo.” Después se postraron ante el Señor”.
  • Interleccional: Mi corazón se regocija por el Señor, mi Salvador.   ( 1Samuel 2,1-8)
    Mi corazón se regocija por el Señor, / mi poder se exalta por Dios; / mi boca se ríe de mis enemigos, / porque gozo con tu salvación. R. Se rompen los arcos de los valientes, / mientras los cobardes se ciñen de valor; / los hartos se contratan por el pan, / mientras los hambrientos engordan; / la mujer estéril da a luz siete hijos, / mientras la madre de muchos queda baldía. R. El Señor da la muerte y la vida, / hunde en el abismo y levanta; / da la pobreza y la riqueza, / humilla y enaltece. R. Él levanta del polvo al desvalido, / alza de la basura al pobre, / para hacer que se siente entre príncipes / y que herede un trono de gloria. R.

 

  • Evangelio: Lucas 1,46-56
    “En aquel tiempo, María dijo: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.” María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa”.

Hoy también es diferente. En estos días previos a la Navidad hay un tema recurrente, introducido por otro también repetido: el tema principal es el sentido profundo de la Encarnación, que es lo que celebra la Navidad, y el sentido más íntimo es que esa presencia de Dios entre los hombres significa, profundamente, una liberación, y el instrumento de que se sirve la Liturgia en estos días, repetidamente, es el caso de la mujer estéril, -y por eso, despreciada-, que tiene, por fin, un hijo, regalo de Dios, y motivo de exaltación y gloria, porque “la mujer estéril da a luz siete hijos, mientras la madre de muchos queda baldía”, como pregona el salmo responsorial, que, por eso motivo, he dejado en la entrada de hoy. Además, no es un salmo oficial y ortodoxo, pues no se encuentra en el libro de los salmos, sino que, aunque se trata de un verdadero salmo, lo encontramos en el libro de Samuel. 

La primera lectura nos traslada al suceso que tuvo lugar casi un año antes, cuando el Sumo Sacerdote del santuario de Silo, Elí, vio muy temprano a una mujer que estaba a la puerta del Templo como hablando sola, y la confundió con una borracha. Y le dijo: “A estas horas, y ya borracha, mujer?” Y Ana, “no padre, estoy pidiendo a Dios que me quite mi desgracia”.  A lo respondió el sacerdote, “Entonces que sea como le pides a Dios”. Le pedía un hijo, y ahora venía a presentárselo. Esos fueron los prolegómenos del gran profeta Samuel, el hombre más importante de su tiempo, junto con David, y que fue en iniciador de la monarquía en Israel, con Saúl; en contra de su voluntad, pero con entera lealtad a la voluntad de Dios, que él entendió que era a favor de la misma para su pueblo.

El interleccional, que, como he destacado es la primera vez que aparece en estos artículos, es un verdadero himno a la revolución subversiva, que realiza  Dios haciendo justicia en este mundo. Y es subversiva: porque cambia gravemente el orden, pues lo que está arriba se pone abajo, ¡y al revés! Así que reescribo esa increíble página de Samuel, hacia el año 1000 antes de Cristo, porque es  un verdadero adelanto del Magníficat, que es el himno libertador de las comunidades de base de Latino-América, con su teología de la liberación. Que no es de ideología comunista, sino de tradición bíblica. Tanto, que el evangelista Lucas se atreve a poner ese canto en boca de María:

Mi corazón se regocija por el Señor, /mi poder se exalta por Dios; / mi boca se ríe de mis enemigos, / porque gozo con tu salvación. R. Se rompen los arcos de los valientes, / mientras los cobardes se ciñen de valor; / los hartos se contratan por el pan, / mientras los hambrientos engordan; / la mujer estéril da a luz siete hijos, / mientras la madre de muchos queda baldía./ El Señor da la muerte y la vida, / hunde en el abismo y levanta; / da la pobreza y la riqueza, / humilla y enaltece./  Él levanta del polvo al desvalido, / alza de la basura al pobre, / para hacer que se siente entre príncipes / y que herede un trono de gloria.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)