El mito del Diluvio Universal

(Pero un mito muy, muy, sui generis)

La Biblia es una colección de libros muy valiente. Descubre todos los secretos, también los lados oscuros, del ser humano. Y hasta se atreve con Dios. Es muy claro, para todo el que lee este libro sagrado con interés, o todavía más, con estudio sereno, que el concepto teológico-bíblico de “economía de la Revelación“, tiene todo su sentido. Quiere decir que la revelación de Dios se hace de manera ordenada, con medida, y, siempre, según las posibilidades reales de que el hombre pueda entenderla, o, por lo menos no quede demasiado sobresaltado, y no digamos, escandalizado. Así que el contenido de la Revelación no es igual en los primeros libros de la Biblia que después, cuando ésta va desarrollándose. Así que no nos extrañe que el escritor sagrado haya osado firmar, con todas las letras, antes del relato del diluvio, que “Dios se había arrepentido de haber creado al hombre”, y que había decidido eliminarlo de la faz de la tierra, hasta que descubrió a Noé, hombre justo, al que convenía salvar.

Pero el relato de un gran diluvio tiene su origen en los grandes países del lejano Oriente, como India y China, que con sus enormes y caudalosos ríos, y los monzones, padecen, todos los años, grandes inundaciones. Y en su inconsciente colectivo, transmitido de boca a boca, guardan la memoria de una “gran lluvia”, seguida de una memorable inundación, que, llegada a los dominios de los autores bíblicos, se convierte en el “diluvio universal”. Y no es de extrañar ni la normalidad de la experiencia del agua excesiva en las naciones acostumbradas a grandes inundaciones, como la sorpresa y la fuerza imaginativa y creativa de ese exceso en una tierra de por sí casi perennemente seca y desértica, como es Palestina. Así que como hace otras veces, más de las que algunos sospechan, la Biblia adopta y aprovecha relatos ajenos, babilonios, persas, egipcios, o todavía más lejanos, para nutrir sus propias páginas con historias grandiosas y fantásticas.

Pero el escritor sagrado nunca deja el relato como llega, sino que, a su manera, lo enriquece. Él es profundamente creyente en su Dios, en Yavé, y siempre da a sus escritos, aun en los originados por ajena inspiración y creatividad, el toque de “profesión de fe” que llena todas las páginas del libro sagrado. En este relato del diluvio bíblico su autor tiene , por lo menos, tres intenciones:

  1. Constatar la degradación de la humanidad, hasta provocar el hastío de Dios, quien “se había arrepentido de crear al hombre”. Y en ese contexto aparece otra vez un tema muy recurrente en la Sagrada Escritura: la elección. Dios la hace recaer muchas veces en alguien que, a la postre, no tendrá otro motivo para justificarla que no sea la omnímoda voluntad de Dios, que elige al que quiere. Pero en otras ocasiones, como en ésta, quieren dejar claro que el elegido merecía serlo por su honradez y su atención a la Palabra y a la voluntad de Dios.
  2. Dejar bien claro y asentado que Dios hacía una nueva alianza. Una vez expulsado del paraíso, y alertado el hombre para no volver a pecar y estropear la obra de Dios, y protegido Caín con la marca de Dios para no ser atacado, la humanidad toda podía vivir segura y tranquila acerca de la buena voluntad de Dios, con su firme determinación de poner enemistades entre el ser humano y la serpiente, es decir, el demonio. Pero la progresiva e incontenible maldad de los hombres provocó el castigo divino, y la nueva selección de la nueva humanidad.
  3. Y, por fin, el escritor sagrado aprovecha la ocasión para proporcionarnos una nueva etiología, esta vez para aclarar el sentido y el origen de ese arco tan hermoso que contemplamos en días de lluvia, con un convidado retrasado y rutilante de luz.

Y es por estos tres motivos por los que he indicado el subtítulo de “mito sui generis“; es decir, no se trata de la pura importación de un mito extraño, aceptándolo en sí como tal, sino que lo usan de materia prima, bella y literaria, para trasmitirnos elementos y temas que nos aclaran y matizan su fe.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)