La terrible grandeza de la religiosidad primitiva

Oyendo hoy la 1ª lectura de la misa hay personas que se quedan impresionadas, o espantadas, o incluso escandalizadas por la crueldad de los primeros seres humanos religiosos, que eran capaces, ¡tan “bárbaros”!, así los catalogan, que llegaban a sacrificar a su hijo primogénito a los dioses. Pues bien, donde otros ven barbarie, yo veo […]