Sobre el Foro de Curas de Madrid

Este foro ha escrito una carta al arzobispo de Madrid, con varias propuestas. No quiero, de ninguna manera, oponerme a su intervención, ni contradecir el intento sincero de acción de un grupo de curas, que son, más que colegas y amigos, mis hermanos. Pero pecaría contra mi estilo franco y veraz si no expresara algun reticencia a la actuación del Foro. Así que lo haré, y procuraré ser directo y concreto, y, pienso y quiero, respetuoso.

  1. Siempre he tenido interés por saber quienes son los componentes de este Foro de curas, tan dispuesto y activo en sus planteamientos. Me gustaría que esta carta al arzobipso de Madrid, por ejemplo, fuera firmada por todos ellos, con nombres, apellidos y detinos pastorales. Otros firmamos siempre nuestros blogs y artículos. Los que yo escribo aparecen en 21rs y Redes Cristianas. Como digo, firmados, como éste.
  2. Las propuestas que presentan al señor Arzobispo son, aparentemetne, concretas, pero en realidad, pecan, en mi opinión, del viejo, y, por lo visto, irremediable, estilo clerical, ampuloso, farragoso, en apariencia brillante, pero en su esencia, insulso, pretencioso, de grandes y majestuosas ideas, pero, al fin y al cabo, de poca o nula practicidad.
  3. Mi opinión es que la situacion requiere ideas y teorías claras, (“no hay nada más práctico que una buena teoría”, Karl Marx) valientes, y sobre todo, evangélicas. No me parece apropiado, ni necesario, ni siquiera útil, dar a los fieles, aunque sea sin pretenderlo, la idea de que los curas, y los católicos, en general, somos un grupo con una determinada ideología, más bien de izquierdas y con preocupación social, que, organizados, aunque solo sea aparentemente, con instrumentos de participación, como grupos de trabajo, consejos, y consultas, venimos a usar y a manejar los sistemas de la sociedad civil, democrática, con todas las luces y sombras que ésta tiene, como estamos viendo cada día hasta la exasperación. No por tener más consejos las cosas de la diócesis van a ir mejor.
  4. Es urgente recuperar, a marchas forzadas, el atraso, -cincuenta años, exactamente-, que llevamos en la aplicación del Concilio Vaticano II. Y proclamar, en un documento verídico, y, por lo tanto veraz, las causas de este atraso, poniéndoles nombres y apellidos, para poder evitarlas en el futuro. Pondré un ejemplo del tenor que pienso debería tener ese documento: denunciar el estilo y la línea del pontificado de Juan Pablo II, (y su alianza con los poderosos, con las élites financieras, con clérigos miembros a su vez de esas mismas élites, con una falsa pastoral de aproximación al pueblo en sus devociones, pero alejado en sus principios, poco o nada liberadores en el campo de la moral, en su implacable persecucion a todo pensamiento telógico y bíblico lliberador, etc, etc.)
  5. La influencia que tuvo esa praxis pastoral pontificia romana en nuestra diócesis, por la identificación interesada en esa papolatría (expresión de D. Teodoro Jiménez Urresti, canónigo de Toledo en tiempos del cardenal Don Marcelo González Martín, y catedrático de Nomología, -tratado de las normas-, en la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Pontificia de Salamanca), con la secuela de las también alianzas con las fuerzas ecnómicas, sociales y políticas, dominantes en nuestra comunidad, durante el pontificado de Don Antonio María Rouco Varela.
  6. La idea, tal vez demasiado dominante, fruto de lo anterior, de anteponer la necesidad de influir en las acciones socio-morales-políticas del Gobierno, cayendo casi en un desafío permanente al mismo, al trabajo continuo y silencioso de educar a las comunidades parroquiales en la Palabra de Dios, liberadora y esperanzadora. Ha habido, por parte de la jerarquía, en nuestra diócesis, más acción política, que auténtica catequesis, y, en los casos necesarios, cada vez más numerosos, mas que una verdadera evangelización, que se está convirtiendo en tarea urgente.

(Así que como no tengo hoy más tiempo, ni espacio, un día de éstos procuraré exponer, más que mis propuestas, cosa que supera mi sentido de la responsabilidad, mis ideas ¿renovadoras?)

Jesús Mª Urío Ruiz de Verga

2 Responses to “Sobre el Foro de Curas de Madrid”

  1. Estoy de acuerdo en que debiéramos conocer los nombres concretos de las personas bajo la denominación ” Foro de curas de Madrid”; sin embargo, no veo claro cuanto dices a continuación. Partiendo de principios generales sobre la praxis eclesial, sí que hacen propuestas concretas, y yo creo que con bastante atino.
    No pienso que deban hablar apuntando con el dedo situaciones dadas anteriormente y equivocadas para no pocos. Más bien apuntan a la creación de vías de comunicación y acción que eviten caminos equivocados en la tarea evangelizadora.

  2. De acuerdo, en parte. Parce que no hemos aprendido de la Biblia, tanto en el AT como en el NT, que no ocultan nada, para aprender de los errores. No se pueden hacer propuestas concretas, sin más, como si nada hubiera pasado, cuando por la responsabilidad de hombres concretos, de jerarcas, sobre todos, hemos perdido 50 años en la aplicacíón del Vaticano II. Ni los escritores del AT ocultaron ninguno de los pecados, ¡y eran bien gordos!, de David, aunque dijeron de él que “tenía un corazón según Dios”, ni los Hechos de los Apóstoles disimularon las “violentas discusiones” que tuvieron lugar en el llamado Concilio de Jerusalén, o la bronca que Pablo dio a Pedro delante de toda la asamblea litúrgica, y que nos cuenta en la carta a los Gálatas. No se puede más, como quieren algunos con falsa piedad confundir Comunión con “bueno modos”, y falta de precisión en apuntar los graves defectos con los que vamos construyendo la Iglesia. Las dos cosas son verdaderas, pero igualmente necesarias: la sinceridad y humildad, y valentía, de reconocer los fallos graves. Si no, avanzaremos en falso.
    Areópago

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)