Es conmovedor, (¡y un poco, o un mucho, asustador!), cómo obispos y cardenales saben, sin dudar, la voluntad de Dios

El otro día comentaba la admiración que me causaba la firmeza con la que el cardenal Cañizares afirmaba que a Dios le gustaba más la unidad que la división en varios estados, refiriéndose al caso catalán. Claro, que el cardenal valenciano no aplicaría eso al caso de la reunificación de Italia, a la que el papa […]