La separación de poderes

Hace unos días escuché a un tertuliano de TVE, de las mañanas de la uno, que es bastante habitual, afirmar que la actuación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y las manifestaciones de los partidarios de la Independencia en Cataluña, estaban atentando, y amenazando, la separación de poderes en la distribución de las labores del Estado. Yo no sé si ese somero y superficial comentario es o no verdad, pero quiero incidir en otro aspecto de la misma cuestión. Y es el siguiente: ese mismo comentarista, a quien he oído con cierta frecuencia, ¿afirmaría lo mismo si esa falta de respeto a los cometidos de los distintos poderes del Estado se produjera por parte del Gobierno central? Tengo más que serias dudas, porque éstos se han producido, y con frecuencia, y ni ese, ni otros periodistas o comunicadores de cierto medios han abierto ni siquiera la boca, y, ¡cuánto menos!, han denunciado esa conducta.

Como ya he escrito en otras ocasiones, la última en “La injusticia en la diferencia de trato me indigna”, (12/10/15)), con motivo de la calificación de antisistema del ministro de Interior al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por no haber asistido a la invitación de la Casa Real a la celebración del día nacional de la fiesta de la Virgen del Pilar, y no haber expresado la misma queja a los presidentes de Cataluña, Euskadi y Navarra, por el mismo motivo, me parece indudablemente injusto tratar a las personas con diferente vara de medir. Antes de seguir diré, como ya he dejado claro en muchas ocasiones, que no me gusta nada, ni la actitud de los nacionalistas, en general, ni del presidente Mas, en particular. Y no porque no respeten la separación de poderes, sino porque quieren aprovecharse de la época democrática para conseguir, dulce y suavemente, y solo con palabras y gestos, lo que todas las naciones europeas han ido, también la nuestra, española, adquiriendo con esfuerzo, sacrificio, valentía, y riesgo. Me refiero a que no se puede inculcar en la escuela y en la propaganda, a las nuevas generaciones, ideas de acontecimientos y secuencias históricas totalmente falsas, inventadas, además de descabelladas y fraudulentas.

Y lo más grave es que quieran vivir esa apasionante aventura en una tierra entrañable que, como he escrito en varias ocasiones, y no quiero ser más reiterativo, es propiedad inalienable de un ente nacional que se llama España, es decir, de todos los españoles, y que solo con la voluntad específica, clara e indiscutible de todos ellos, se podrá entregar, algún día, si hay motivos y ganas para ello. De momento faltan ambas cosas.

Pero igual que no me gusta la actitud de los separatistas catalanes, no me agrada tampoco la inercia cachazuda, o cobarde, o inoperante, o eso parece, del Gobierno Central. Y hay que señalar, bien alto y claro, que esta actitud del actual gobierno no es, ni mucho menos, prudente. Para la gente que confunde prudencia cono indecisión, recordaré la maravillosa definición, seguramente la mejor que se ha dado, de prudencia. Y es de Santo Tomás de Aquino. La pongo primero en latín, y luego traducida: “Prudentia est recta ratio agibilium”. Traduciendo literalmente, “prudencia es la recta razón de lo que se va a hacer”. Es decir, si no hay proyecto de futuro, proporcionalmente próximo que se vaya a emprender, no hay prudencia. Todo lo más podremos hablar de indecisión, causada por desconocimiento, cobardía, o ambas cosas a la vez, que parece ser el caso de nuestro Gobierno en la crisis catalana. Como también es preciso recordar que dejar que las cosas se resuelvan por pudrimiento o descomposición, al estilo del presidente del Gobierno, ni es prudencia, ni consigue el efecto que se quiere alcanzar: la solución del problema.

Y volviendo al título de este artículo, ¿ningún periodista, o tertuliano, de TVE , o de RNE, ha visto algún síntoma de abuso de falta de respeto a la separación de poderes, por parte del Gobierno central? ¿Seguro que no?

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)