¡Qué pena!, no tienen en cuenta los deseos, y las ideas centrales del Papa, en el Sínodo de la Familia

Algunos bien intencionados lo quieren minimizar, pero no hay más que leer el discurso, duro, y sonando a fuerte reproche, del papa Francisco al final de Sínodo, para concluir que los sinodales se han echado bastante para tras, y no siguen, sino a regañadientes, y de lejos, el ritmo ilusionante del Papa. Es conmovedor el […]