¡Qué pena!, no tienen en cuenta los deseos, y las ideas centrales del Papa, en el Sínodo de la Familia

Algunos bien intencionados lo quieren minimizar, pero no hay más que leer el discurso, duro, y sonando a fuerte reproche, del papa Francisco al final de Sínodo, para concluir que los sinodales se han echado bastante para tras, y no siguen, sino a regañadientes, y de lejos, el ritmo ilusionante del Papa. Es conmovedor el esfuerzo de J. M. Vidal, en RD, por sacar conclusiones positivas del documento final del Sínodo. Pero no nos engañemos, lo único se puede decir, y lo aseguran, es que la reunión sinodal ha dado “luz verde” para que continúe su cruzada por la misericordia. Pues con todos los respetos, señores sinodales, eso es lo mismo que no decir nada. Resumiré en unos pocos puntos, y sin detallar en exceso, mi opinión sobre este resultado:

  1. Los padres sinodales no creen seriamente en la posibilidades del Sínodo de obispos. Lo que quiero decir es que si el Sínodo es sólo para debatir, o departir, más o menos amablemente, y publicar un documento que luego sancionará el Papa, y, por eso, dejan los términos de las materias más controvertidas en un tal limbo teológico y de expresión que el papa, diga lo que diga, todos opinen que está de acuerdo, entonces, ¿para qué es el Sínodo? ¿Es éste una simple reunión de asesoría del Papa?
  2. Parece que los padres sinodales que no conocen bien al papa Francisco. Dado el estilo franco y directo del papa argentino, muchos habíamos sacado la impresión de que al papa le hubiera satisfecho, y venido bien, como pastor supremo, que el Sínodo le ofreciera un documento con un porcentaje elevado de asentimiento a las propuestas del Papa, que todos hemos tenido tiempo de saber cuáles son en los principales temas debatidos.
  3. No es muy ejemplar dejar todo el peso de las decisiones más controvertidas al Papa, para que provoque su desgaste. Al escribir algunos que no han ganado ni Kasper ni Müller volvemos a expresiones de tipo deportivo e infantil, como si esas ocasiones tan graves y serias, y , en el caso que tratamos, posiblemente trascendente, se pudiera interpretar en ganar, o perder, o empatar.  Y los que están informados saben que las tesis del cardenal Kasper son, exactamente, las del Papa, y las del purpurado Müller, exactamente, las contrarias, no a Kasper, sin a Francisco.
  4. Está bien la invocación a la misericordia, pero nos gustaría más la apelación a la justicia. La misericordia es, posiblemente, le atributo de Dios más repetido en el Antiguo Testamento, solo después del de Santidad. Y, en cierto sentido, Dios siempre es misericordioso, y con todos, y en todas la situaciones, por igual. Es por, y con, Misericordia por la que despliega sus obras: creadora, reveladora, redentora, no sólo ésta última. La Misericordia, ¿es oportuno invocarla en los casos de poder, o no, recibir la comunión una persona casada por segunda vez, si continúa siendo firmemente creyente, o en el trato a los homosexuales, y otros casos parecidos, y no habría que invocarla en los casos, ¡frecuentísimos!, de los que asisten a misa, y comulgan, siendo agentes activos de la desigualdad social, de la tremenda injusticia en la distribución de la riqueza, en el abuso del poder económico, que fomenta la riqueza de unos con salarios miserables de otros? De acuerdo, invoquemos la misericordia, pero tengamos prioridades. La vivamos, y usemos, en la medida en que nos alertó el Señor Jesús de los peligros que harán necesario su concurso: “¡hay de los ricos!”; o, ¿por qué quieres quitar la mota del ojo de tu hermano, sin tienes una viga en el tuyo? ¡Hipócrita! Elimina primero tu viga, y verás para poder retirar la mota del ojo de tu hermano; o, ¡hipócritas!, que coláis el mosquito y os tragáis el camello”. Jesús alertó de muchas situaciones en las que sería necesario, ¡y cómo!, buen acopio de misericordia por parte de Dios. Como el reproche a Santiago y Juan, procurando puestos de honor, y de mando, cuando les dijo, ¿no sabéis lo que pedís? 
  5. Ha llegado la hora de catalogar mejor los pecadosEs ya tiempo de dejar de pensar que el pecado gordo, y principal, es el que tiene que ver con el sexo. Aunque tal vez nuestro “magister spiritus” exagerara al considerar este tipo de pecados como “de perros y gatos”, posiblemente no andaba muy equivocado. A mí, y a muchos curas con los que he hablado, no nos edifican demasiado esos distingos primorosos, y esos tiquis-miquis, con los que nos obsequian a menudo nuestros jerarcas. Ya va siendo hora de que hagan como el papa Francisco: que olviden su ideología moralista, que no siempre es evangélica, sino que muchas veces no tiene nada que ver, y nos atengamos a la enseñanza y al estilo de Jesús. Lo de que los creyentes comulguen es mucho más que una enseñanza, como he escrito varias veces en este blog, ¡es una orden, un mandamiento de Jesús: “¡tomad, comed, bebed, haced!”, todos verbos en imperativo. Es muy poco probable que un buen judío, y Jesús lo era, tuviera algún tipo de escrúpulo a la hora de comulgar o no en pecado. ¿Alguna vez exigieron eso para celebrar la Pascua? ¿No enseña el gran maestro Tomás de Aquino que la Eucaristía es una de las maneras más preclaras y firmes de perdonar pecados?

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)