La ignorancia es muy atrevida: Bautismos y primeras Comuniones civiles

En Vélez de la Victoria, Málaga, han atenido una idea fantástica. Para que los niños cuyos padres no desean que hagan la primera comunión, o incluso que sean bautizados, han inventado Bautismos y Primeras Comuniones Civiles. La idea,ya la han puesto en práctica en otro pueblo de la misma provincia,  El Borge, que en el 2008 aprobó un reglamento para acoger estos rituales. En el ayuntamiento de Vélez la idea ha sido del concejal de Hacienda, Antonio Moreno, de Ahora Rincón, agrupación municipal promovida por Podemos. Lo del concejal de Hacienda tiene su miga y su qué, pues lo primeros que han señalado son las tasas que los munícipes tendrán que pagar al Ayuntamiento por esas celebraciones. El asunto es de risa, si no fuera tan dramático.

El tema es feo, porque muestra la situación actual de ignorancia supina de nuestros católicos, y la dejadez que hemos tenido desde las parroquias, y colegios religiosos, permitiendo que la celebración crematística, culinaria, festiva, tal vez hasta deportiva y taurina, superase en importancia y relevancia, para niños y padres, a la celebración sacramental propiamente dicha. Recuerdo que siempre que se ha propuesto una reflexión seria sobre la conveniencia de endurecer las condiciones para la recepción de la primera comunión, ha habido argumento piadosos, sentimentales y hasta románticos, para dejar las cosas como están. Y así nos ha ido, y así nos va, y así se nos irá yendo, como vemos, el tema de las manos.

Sabemos que todas las religiones, y todas las culturas, por muy laicas que hayan sido, -y a distancia, mirando para atrás, nos resulta imposible encontrarlas del tipo “evento civil”, pues en la civilización occidental esta posibilidad comenzó en la Revolución Francesa, es decir, es de ayer-,  como digo, en todas las épocas y lugares ciertos momentos esenciales de la vida, –nacimiento, paso a la adolescencia, emancipación, matrimonio, y muerte-,  han sido celebrados con una referencia a lo transcendente. Y uso esta palabra para evitar la expresión “referencia religiosa”, para no alterar la quietud y el equilibrio emocional de ciertos alérgicos al concepto, o a la palabra misma, religión.

El Consistorio de Vélez Málaga no ha debido de darse cuenta de que con su denominación de Bautismos, y Primeras comuniones, civiles, está casi realizando lo que se entiende en lógica como “petitio principii”, cuya definición es: “una falacia que se produce cuando la proposición por ser probada se incluye implícita o explícitamente entre las premisas”. Si bien en este caso sería lo que se conoce como “una falacia de acumulación de pruebas”. Lo que quiere decir que la prueba, de que se trata de un evento civil, es tan complicada y farragosa, que es mucho más extensa y compleja que la afirmación. (Tengo la impresión de que es demasiado suponer que los ediles de Vélez tengan ni siquiera la más remota idea de lo que sea “petición de principio”).

¡Con la cantidad de posibilidades que hay en español para poder “decir fiesta del nacimiento” o “paso a la adolescencia”, y han ido a  caer en la única que no solo no borra, sino que indica directamente su relación con lo religioso. Estas, y otras  propuestas nos ayudan a convencernos, de una vez, de que no solo para los niños, sino par muchos padres la fiesta de la “1ª Comunión” no es la que se realiza en el Templo, sino lo que sucede después. Y no son capaces de calibrar que, como Bautismo, ¡que es como lo llaman!, y Comunión, que es como la denominan, solo pueden ser eventos religiosos, porque así están catalogados en la unanimidad social e histórica, y en la lingüística. Podían hacer como en muchos países de América Latina, con el paso a la juventud y a la vida social, de fiestas, bailes, ligues, y compromisos amatorios. o matrimoniales. Cuando las jovencitas cumplen quince años, las que lo desean, y pertenecen a familias practicantes,  para poner una situación, por ejemplo católicas, celebran una Eucaristía con todas las chicas en esas condiciones del barrio, del pueblo, etc., y después, celebran el baile y la fiesta civil, ambos constituidos en verdadera efemérides maravillosa para las quinceañeras, y todos tan contentos. ¿Les costaba tanto organizar en Vélez de la Victoria algo parecido? Por eso he hablado en el título de ignorancia, porque estoy seguro que se debe más a ésta, que a la mala idea de provocación y falta de respeto.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

One Response to “La ignorancia es muy atrevida: Bautismos y primeras Comuniones civiles”

  1. Estos temas me incomodaban soberanamente pero ya no me sucede.
    Lo que cuentas es una extensión de las bodas civiles que, salvo la Misa y el rito, no pueden diferenciarse en nada las unas de las otras.
    Nadie quiere ser menos, con lo que está servido el intentar algo a la altura de los Bautizos y las Primeras Comuniones al uso.
    No te incomode la manera de nombrarlo, aunque entren en el absurdo dado que la referencia es a un sacramento cristiano.
    Del mismo modo que muchos sectores se encabritan ante el nombre de matrimonio cuando se trata de personas del mismo sexo, propongo ver con distancia tantos intentos para emular lo que se envidia y no debería ser (fiestón post-sacramental), y las ganas de distanciarse aunque sea solo en el nombre de la universalidad de los derechos (matrimonio homosexual).
    Un día, las cosas caerán por su propio peso.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)