EL cardenal de Santo Domingo llama “mujer” al embajador homosexual de EE.UU.

Breve nota:

Hay veces que, en la vida de los pueblos, se producen situaciones en que uno no sabe si lo más correcto es reír, o tomárselas a la tremenda. Ya es un tanto raro, digamos poco normal, que a un país sudamericano, con bastantes prejuicios hacia la homosexualidad, y con gran influencia de la jerarquía de la Iglesia Católica, envíen un embajador casado, James “Wally” Brewster, Jr., en matrimonio homosexual, viviendo el matrimonio en puesto tan visible y con evidente dificultad para la discreción. Al cardenal dominicano, Nicolás de Jesús López Rodríguez, ya no le gustó nada el nombramiento, cuando se produjo, el catorce de Noviembre de 2013, siendo aprobado  por el Senado de los Estados Unidos el 14 de noviembre de 2013, y fue juramentado en la Casa Blanca por el vicepresidente Joe Biden, el 22 de noviembre. La noche de ese mismo día, poco antes de que Brewster saliera de Washington para tomar posesión de su cargo en Santo Domingo. En la noche de ese mismo día, Brewster De se casó con se casó con el rico ejecutivo Bob J. Satawakela. La trama parece de vodevil, o un sainete madrileño del XIX, pero así fue.

EL obispo auxiliar denunció Víctor Masalles acusó prontamente al embajador de haber sido enviado a Santo Domingo para introducir lo que allá llaman, en siglas, la problemática LGBT, (que quiere decir,  Lesbianas, gais, bisexuales y transexuales). Ante una declaraciones del embajador criticando la corrupción y la falta de seguridad ciudadana en el país, el cardenal se indignó, y lleno de furia pidió que el embajador  “se meta en su embajada, y como esposa que es de un señor que se ocupe de la casa”. Como es de suponer estas palabras, de cierto tono machista, no gustaron nada al embajador y a su pareja, quienes afirmaron que ellos no dan importancia  a esas cosas, que son minucias, y se ocupan de lo verdaderamente importante, que es para lo que el embajador fue destinado a ese país.

No sabemos bien si el enfado de arzobispo fue, de hecho, por lo que consideró una intrusión del embajador norteamericano en asuntos internos dominicanos, algo a los que la diplomacia de USA nos tiene acostumbrados, o aprovechó el envite para descargar la rabia e indignación por el nombramiento del representante estadounidense, que según su criterio no tuvo ninguna delicadeza. No sé a qué carta quedarme, pero sí a la de lamentar que estos sinsabores sean posibles, todavía, en pleno siglo XXI.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)