Sobre el cumplimiento de las leyes

Hay un dicho en Brasil que me resulta muy inteligente, y que demuestra la fina ironía, fina pero con un tinte de socarronería, del carácter brasileño. Dice así: “A los amigos, todo; a os enemigos, la ley”. La pillería del dicho está clara, pues si a los enemigos se les trata justamente, es decir, con […]