Sobre el cumplimiento de las leyes

Hay un dicho en Brasil que me resulta muy inteligente, y que demuestra la fina ironía, fina pero con un tinte de socarronería, del carácter brasileño. Dice así: “A los amigos, todo; a os enemigos, la ley”. La pillería del dicho está clara, pues si a los enemigos se les trata justamente, es decir, con la ley en la mano, eso quiere decir que a los amigos se reserva el trato benévolamente injusto, es decir, sin tener en cuenta la ley. Ese aforismo esta pensado, evidentemente, para los políticos, sobre todo los que gobiernan de hecho, porque ellos mueven e incitan a los tribunales, y a l fuerzas del orden al cumplimiento de la ley, o se inhiben, en ese menester, inhibición que redunda, claro es , en beneficio de los amigos. Ese suele ser, para desgracia de los pueblos, una constante entre los gobernantes; así que los brasileños ganan por la sinceridad de reconocerlo.

 Los europeos no les vamos a la zaga, y los españoles, tampoco. Ahora los que deberían ser responsables, y escribo deberían serlo, porque no lo son, se están pasando por el arco de triunfo una de las leyes constitutivas del sueño europeo, la ley de fronteras Schengen, que unos cuantos estados la están incumpliendo, sin fecha para la vuelta a la normalidad, siendo una de las leyes fundamentales del ser europeo. La mayoría de los europeos o entendemos actitudes como las de Hungría, Austria, y otros países sin tanto fuste, que se niegan a cumplir leyes por ellos votadas, o ponen trabas a los últimos acuerdos sobre el trato y el número de inmigrantes. No sé cómo pretenden estos miembros de las instituciones reectoras de la UE, como la Comisión Europea, o los miembros del Parlamento Europeo, que nos asan a normas y leyes, que después, dependiendo de las circunstancias, poco se empeñan en que se cumplan.

En España tenemos muchos ejemplos, y uno de los más flagrantes lo constituye no ya la desidia del gobierno del PP de cumplir o hacer cumplir leyes que no le gustan, sino la displicencia con la que lo ha reconocido. Interrogado en un programa de radio, o tal vez de televisión, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por alguien poco simpatizante de la ley de dependencia, que se promulgó en el gobierno de Zapatero, respondió, sin temblar la voz, ni denotar el más mínimo rubor, que su interlocutor observase bien cuanto había programado para ese gasto en la ley última de Presupuesto. La respuesta, o solución, era, exactamente, cero euros. Y la desfachatez con la que tratan la “Ley de Memoria Histórica” raya la situación de prevaricación, porque, simplemente, es han negado a cumplirla. Con el argumento más peregrino y corrosivo imaginable: que no les gusta. Y no les gusta cuando fue votada por más partidos y diputados que muchas de las leyes estrella, como la reforma de la Ley Laboral, que ellos promovieron.

Y ahora un ejemplo de cacicada antilegal perpetrada en una playa al lado de Pontevedra, que ha provocado una declaración de persona non grata para el vecino pontevedrés Mariano Rajoy:

“En 2001, cuando se creía que la mala suerte de los vecinos de Lourizán (cerca de Pontevedra) había sido suficiente, la Xunta proyectó un tren de mercancías que atravesase la única plaza del pueblo en dirección al puerto de Marín. Hubo resistencia vecinal, disturbios y detenciones. Finalmente, un día de 2002 los vecinos asistieron pasmados a la inauguración de un tren que recorría la plaza, cortada a la mitad por las vías. Iban en él 300 invitados de la Xunta del PP. Pleitearon y la justicia les dio la razón: aquello no sólo era un sinsentido sino algo peor, era ilegal. La administración no ha cumplido la sentencia y no tiene intención de hacerlo nunca”. (Manuel Jabois, EL País, 28/02/2016)

Hay, además, multitud de decisiones judiciales, en sentencias firmes, que las autoridades, tanto Nacionales, como autonómicas como municipales, no es que no cumplan, sino que no piensan cumplir nunca. Y nuestra democracia sigue ¿funcionando?, y seguimos exaltando nuestra estructura constitucional como una de las joyas de organización jurídica mundiales. ¡Y así nos va

Jesús Mª Urío Ruiz de  Vergara

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)