No es lo mismo católico que cristiano

Este artículo es un comentario a las declaraciones que ha hecho, en su hoja semanal, publicada el domingo 28, el arzobispo de Toledo. D. Claudio Rodríguez, en una iniciativa de alabar. Yo la he buscado en la misma publicación semanal, pero  ante la tardanza en cargar el archivo por internet, me he dado por satisfecho con el resumen que ha publicado Religión digital, (RD), con fecha de hoy. Mi comentario quiere ser afable, benévolo, fraterno. Un simple, y saludable, cambio de opiniones, que es algo que resulta muy saludable, también en la Iglesia. Y mi sistema va a ser comentar, desde mi punto de vista, algunas de las frases, o ideas, o conceptos, que más me han llamado la atención. Comenzaré por el ´titulo con el que ha encabezado el escrito RD.

  • No hay ningún partido político católico” . No sé, no sé. Yo no me atrevería, de ningún modo, hablar de partido cristiano, porque para que eso fuese posible sería necesario que todos los miembros activos, o casi todos, y, sobre todo los dirigentes, fuesen cristianos, o quisiesen serlo de manera inequívoca, poniendo los valores cristianos, es decir, evangélicos, por delante de cualquier otro valor y criterio. Es decir, intentar poner la otra mejilla, perdonar hasta siete veces siete, amar al prójimo como a sí mismo, -o, mejor, más que a sí mismo, como hizo Jesús, quien elevó el mandamiento del Antiguo Testamento, AT, de amar al prójimo igual que a uno mismo, a amarlo como Él nos amó-, no juzgar, no condenar, darle el manto al que te quiere quitar la capa, etc., etc. Porque, aunque parezca que lo hemos olvidado durante siglos, los seguidores de Jesús estamos más atentos a la Palabra de Dios, sobre todo expresada definitivamente en el Nuevo Testamento, NT, que a las tradiciones de la Iglesia. El objetivo, y los medios para alcanzarlos, no son, de modo alguno, equiparables, entre los de la experiencia cristiana, y los de un parido político. Tanto a nivel personal-individual, como al comunitario, una agrupación política tiene objetivos y medios que en nada salen al encuentro de los criterio evangélicos.
  • Los católicos “pueden hacer de la actividad política una actividad digna y objetivamente aceptable“. Por supuesto, pero me temo que la base para esta posibilidad no la veo yo como don Claudio, ni como muchos otros prelados de nuestra Iglesia, ni de muchos católicos, también. Y el motivo para esta discordancia la veo en varias afirmaciones del señor arzobispo, y la siguiente que las resume todas muy bien: “Han de tener en cuenta la dignidad de la persona, la libertad de conciencia y religiosa, el derecho de los padres a educar a sus hijos como ellos quieran y elijan”. Estos, y otros puntos a tener en cuenta en la vida política, social y económica, son de obligada atención, pero, ¡ojo, mucha atención!, no por ser o no cristianos, sino por ser todos partícipes de la comunidad humana, y poder ser portadores de una moral y una ética propias del ser humano, sin más adjetivos. En este blog ya he expresado en incontables ocasiones mi opinión de que los cristianos no tenemos el monopolio del buen comportamiento, sino que todas las personas pueden ser portadores de ideas, valores, sentimientos y criterios llenos de humanidad, de moral y de ética. No quiero ser especialmente exigente e inmisericorde con la historia de la jerarquía de la Iglesia, pero no es malo recordar, al contrario, es muy bueno hacerlo en este tiempo cuaresmal de conversión, que la autoridad de la Iglesia no siempre ha dado ejemplo de equidad, justicia, de una moral no ya excelsa, sino normalita, ni de una ética ejemplar.
  • Ahora tengo que traer un largo texto del señor obispo para poder cerrar el argumentario de mi reflexión: Los cristianos “Han de tener en cuenta la dignidad de la persona, la libertad de conciencia y religiosa, el derecho de los padres a educar a sus hijos como ellos quieran y elijan”. ¿Sólo los cristianos deben de en cuenta esas características y derechos de las personas? Es muy triste contagta, u tener que recordar a mis lecdtores, para ser sinceros y honestos, que los derechos humanos, di es verdad que han avanzado en la Historia por el influjo de la fe cristiana, no lo ha sido por las actitudes valientes y genrosas de la jerarquía sino por la paciente y esperanzada actitud de nuchos cristianos, vreyentes en la Palabra de Dios más que en las políticas y morales oficiales de la Iglesia Católica.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)