¡Ya está bien con el cardenal Cipriani! Otra vez con unas declaraciones deplorables

Papa Francisco, remuévelo de su sede. No es la primera vez que alguno de los mal llamados, ¡malísimamente mal!, príncipes de la Iglesia, es decir, cardenales de alta alcurnia, culpan a la mujer, es decir, a la víctima de abusos, de responsable y causante de los mismos. Se trata, ¡otra vez!, y son ya incontables, […]