La investidura de Rajoy: por qué yo votaría NO

  • Nos están mareando, asustando y hasta chantajeando con las terceras elecciones. Rajoy está haciendo un discurso de mal político, como siempre lo ha sido, pero los déficits se ven mejor en los momentos duros, difíciles y complicados. Porque el discurso del presidente en funciones, sin ser como el da algunos dictadores clásicos, se parece un poco: o yo, o el caos, que esta vez se concretaría, -¡no sé por qué!, en la realización de unas odiosas terceras elecciones el día de Navidad. Lo malo sería que las hubiese, las elecciones. A mí me parece que el día es lo de menos. Pero da la impresión de que el presidente del PP ha descogido muy bien las fechas, para poder culpar al PSOE, que no a Pedro Sánchez, que, en el fondo es un mandado del Comité Federal de su Partido, no solo de repetir las elecciones, sino de tener la mala idea de que, encima, sean justo el día de Navidad.  Por esta galleguice impresentable, yo no lo votaría.
  • EL PP no ha ganado las elecciones, (ya he explicado por lo menos en dos artículos que en España las elecciones generales no son presidenciales, sino parlamentarias), porque si hubieran ganado, ¿por qué no asumen el poder que, según ellos les dieron las urnas? Hay gente ingenua y simple que entra en este tipo de consideraciones, y acepta argumentos que son falsos. El PP se presenta con 170 escaños porque le han prestado 33. Y, en el toma y daca de la política, los dos partidos que han hecho ese préstamo, han puesto, como es lógico, sus condiciones, y de, alguna manera, han sacado su tajada. En verdad, la de Ciudadanos no es gran cosa, como has señalado un montón de analistas políticos, y como sin esos votos el PP no podía ni sentarse a hablar con nadie, ciudadanos podía haber apretado mucho más de lo que ha hecho. Y si con tan buen trato, tan amable y respetuoso, el PP ha mareado la perdiz en la propia mesa de negociaciones, y se ha negado en banda a aceptar legítimas propuestas del partido naranja, ¿qué habría pasado si le hubieran apretado las clavijas? El propio Albert Rivera se ha dejado llevar por el artero Rajoy, y ha conminado al PSOE a aceptar el pacto, porque tiene 150 puntos que fueron firmados en el pacto PDOE-Ciudadanos. Sin darse cuenta, al parecer, que la pregunta que resulta de esa afirmación es clara y comprometedora: ¿por qué los doscientos puntos del pacto de la anterior legislatura fallida se han reducido a 150? Además, la Constitución ordena que se haga “un debate de Investidura“, para “que el candidato consiga la confianza de la Cámara”. No se trata solo de las letras de los pactos escritos en un papel, sino de la confianza en el que los firma. Y por no tener yo esa confianza, yo NO votaría a favor de Rajoy.

Y como se trata de eso, de la confianza en Rajoy, y en su partido, resumiré en unos pocos puntos las causas que han motivado esa pérdida de confianza, y también por qué creo  que la han perdido todos los demás partidos, y para esta última suposición a las pruebas me remito. Hay muchos más, pero no voy a escribir ni un libro ni un largo ensayo sobre política. Me limitaré a reseñar unos fracasos, en mi opinión, garrafales, en los últimos cuatro años de Gobierno del PP.

  1. La auténtica lección de antidemocracia que han dado en lo últimos cuatro años. La democracia no es votar cada cuatro años, sino no solo respetar, sino fomentar, la variedad de opiniones políticas, sociales y económicas. Es opinión común, excepto para los incondicionales del PP, como han demostrado volviendo a votar a este partido después de un Gobierno nefasto, que el partido de la calle Génova ha abusado de la mayoría absoluta, y lo ha hecho, además, sin recato, no dejando hablar en las Cortes a los que los más incómodos, riéndose abiertamente de las ideas y de los discursos de la oposición en el Congreso, afirmando un diputado del partido del gobierno, en un debate en las Cortes,  a un contrincante que afeaba su abuso de la mayoría absoluta , “a ver si os enteráis de lo que es ganar coon mayoría absoluta”, olvidando que uno de los mejores termómetros democráticos es el trato ofrecido a las minorías. Por ese estilo abierta y obscenamente antidemocrático, yo votaría NO a la investidura de Rajoy, presidente de PP. 
  2. El deterioro de la relación entre los poderes del Estado. No quiero ni puedo extenderme en señalar ni siquiera un mínimo de casos ejemplarizantes. Bastarán estos pocos: la continua y descarada intromisión en el mundo judicial; la prisa en cambiar las reglas de elección del consejo de Radio Televisión española, algo de lo que mejor había funcionado desde que el Gobierno del PSOE rechazó la simple mayoría absoluta del Parlamento para elegir a es consejo, exigiendo una mayoría cualificada, lo que el PP se apresuró a cambiar. Con ello han tenido una radio televisión intervenida, algo que los mismos profesionales de RTVE han denunciado; la despreocupación por el desafío de la configuración territorial española, no solo no ayudando a enfocar y resolver el problema, sino poniendo todas las trabas posibles, y pedruscos en cualquier camino de solución; la judialización de la política, con lo que han conseguido desembarazarse, o intentarlo por todos lo medios, de las responsabilidades políticas.  (Respetando la presunción de inocencia, en cualquier Estado europeo, de los serios, Rajoy habría dimitido, y, desde luego, nose habría presentado a las elecciones de diciembre ni, después, a las de junio. Por todo lo expuesto en este punto, a sabiendas de que me he quedado cortísimo, yo votaría NO a la investidura de Rajoy:
  3. ¿Es preciso recordar la desmesura y descaro de la “corrupción”, imputado judicialmente dos veces como partido, una a nivel central, en Madrid, y otra a nivel de Comunidad en Valencia? Si, en todos los partidos ha habido corrupción. El Poder  corrompe. Pero, que yo sepa, nunca nos había sucedido que “antes” de las elecciones muchos candidatos de un partido, y hasta un partido entero, tuviera problemas con la justiciaPor eso, porque estimo que la ética es fundamental, yo NO votaría  la Investidura de Rajoy, ni de ninguno del PP.
  4. Y, ¿qué decir de la política económica y social del PP en estos cuatro años? No ha podido ser todo lo buena que nos quieren vender, porque el riesgo de exclusión social, por pobreza extrema, había subido, hasta el año 2014, según Caritas, de ocho (8), a trece (13) millones,  porque ha crecido la desigualdad social, porque han colocado la infancia española en un lugar tan malo que solo es sobrepasado por Bulgaria y Rumaní,a y porque ha propiciado una reforma laboral que ha dejado a los trabajadores a los pies de los caballos, es decir, al albur de la buena o mala disposición de los empresarios, y han convertido la consecución de un puesto digno de trabajo indefinido en un milagro, o una lotería. Así que, sin dudarlo, votaría No a la investidura de Rajoy.  

¡Ah!, hay muchos días, y muchas personas, y varias soluciones para evitar las terceras elecciones. No creáis la presión del PP sobre el PSOE, y sobre toda la ciudadanía, de que “o Rajoy“, o nuevas elecciones.

Jesús Mª Urio Ruiz de Vergara
    

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)