Los obispos deben evitar palabras que hieren, sin motivo, a cristianos comprometidos …

(El titulo de este artículo debería acabar así “… ni a ningún ciudadano, sea o no sea de “los nuestros“. Pero no lo hecho sido así por evitar un título tan largo).

El Foro de Cristianos Gaspar García Laviana ha enviado una carta a su arzobispo, D. Jesús Sanz, en la que, entre otras cosas, le reprochan: “Monseñor Sanz, actúa más como político conservador que como obispo de todos los asturianos”; o “No solo está ofendiendo a los muertos, también a sus familiares, amigos y compañeros“. Estos reproches vienen a cuento por algunas frases que el señor arzobispo escribió en su última carta pastoral, sobre todo la siguiente:  “al final sólo quedan los nombres laureados con la corona de la santidad y la palma del martirio“. A lo que responden sus feligreses de ese foro cristiano,  “¿Cómo puede afirmar una cosa así, señor obispo?”, y añaden:  “No sólo está ofendiendo a los otros muertos sino también a sus familiares, amigos y compañeros de filas”.

No cabe duda de que esos militantes cristianos, de izquierdas, como vamos a ver que se pronuncian, están muy enfadados con algunas de las decisiones y actuaciones de su arzobispo. Veamos, si no, este párrafo de su carta al prelado: “Usted está obligado a saber de una vez, y ojalá sea para siempre, que en su diócesis de Oviedo hay católicos de izquierdas, que tienen una visión política y social distinta a la suya, comprometidos en hacer un mundo mejor diferente al suyo, y ello con todo derecho. Le pedimos, pues, respeto para quienes no pensamos como usted“.

El problema es que llueve sobre mojado. Los que visitan frecuentemente Religión Digital (RG) saben la que se armó, no hace mucho, en la diócesis ovetense cuando el obispado disolvió el equipo de pastoral penitenciaria, que según todas la indicaciones disponibles, excepto las del obispado, estaba trabajando hace ya años con gran provecho, humano y pastoral, en las cárceles. Pero, por lo visto, no lo hacían en la línea que al señor obispo le gustaría. Mi opinión, en este caso del cambio del equipo de la pastoral penitenciaria, totalmente respetuosa con la jerarquía, pero también crítica cuando tenga que ser, es que las diócesis, es decir, los obispos con todo su equipo pastoral, debería tener en cuenta el proceso que se viene desarrollando por equipos anteriores, y ser muy cautos, prudentes, y, sobre todo, caritativos y respetuosos, evitando, en lo posible, cambios drásticos.

Pero volvamos al tema central de este artículo, sobre la carta del arzobispo de Oviedo con motivo de la beatificación de los “mártires de Nembra”, y las críticas de una parte de los diocesanos asturianos al señor obispo, quien, según su opinión, no solo no respeto la “Ley de memoria histórica”, sino que se pronuncia de modo parcial, olvidando que un Pastor de la Iglesia lo es de todo el rebaño, y no puede escorarse escandalosamente a un lado, hiriendo o faltando al respeto al otro. Algunos me han reprochado que en mi bloc critico mucho a los obispos, cosa que les extraña siendo yo cura. Pero mi condición clerical hace que, al estar cerca de la jerarquía, sea más consciente de sus lagunas, equivocaciones, o decisiones discutibles. Lo bueno que hacen los jerarcas, que es mucho y de alta calidad, no es necesario resaltarlo, porque ya tienen ellos voceros, y consejeros áulicos que se encargan de propagar las bondades de sus superiores.

De lo que nunca he tenido duda es de que lo que tiene que brillar es la verdad. Y aprovecho para salir al paso de una corriente de opinión que afirma lo siguiente: a veces es más prudente mantener al pueblo fiel en la ignorancia de determinados comportamientos de la Jerarquía, o no hacerles ver lo erróneo de ciertas decisiones, o lo desafortunado de ciertas manifestaciones o declaraciones, o cubrir con un tupido velo ciertas partes ya oscuras, aun sin velo, en la actuación de los jerarcas de la Iglesia. Pero lo que no se puede negar, ni siquiera dudar, es de que Jesús, y los primeros cristianos, entendían la prudencia y la cautela de otra manera. Todas las críticas y denuncias del Señor se dirigieron a altas personalidades: Sumos Sacerdotes, jefes de os fariseos y saduceos, senadores, levitas, escribas, al Rey Herodes también le tocó un buena directa, no indirecta, del Maestro. Y los primeros cristianos, en escritos tan decisivos que pasaron al elenco de libros inspirados de la Biblia, no ocultaron las desavenencias, disputas, hasta con cierta violencia, como nos cuentan en los Hechos de los Apóstoles, o la bronca que Pablo dio a Pedrodelante de toda la asamblea de Antioquía“.

Yo no puedo ocultar mi desacuerdo con algunos de los conceptos vertidos por do Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, en la carta pastoral que algunos de sus fieles han contestado tan críticamente. Los obispos, como todos los ciudadanos, tienen del derecho de tener sus propias convicciones sociales, históricas y políticas. Pero en su misión “pastoral” (pastoral viene de Pastor) deben recordar siempre varias cosas: que tienen fieles de diferente opinión en las cosas terrenas, que no puede imponer éstas de manera autoritaria, que el principal mandamiento de Jesús es “amaos unos a otros como yo os he amado“, mandamiento que urge todavía más a los sucesores de los apóstoles, encargados de anunciar al mundo la salvación en Cristo Jesús, y de dar testimonio de amor, de perdón y de paz. Y que si alguna predilección tienen que mostrar es a los más desvalidos, o, incluso, a loas que el Pastor piensa que están descarriados. A la oveja perdida no se la hiere con un tratamiento hosco, malhumorado, o directamente esquivo, sino se la pone el pastor en el hombro, o en el regazo, si es un corderito, y los lleva con amor, caricia, dulzura y ternura, al redil.

Y para acabar: no es el primer obispo que clama contra una ley legítimamente promulgada en España, como lo es la de Memoria Histórica. Otros lo han hecho con la de igualdad, y lo que se ha dado en llamar “Ideología de Género”. Pero les recuerdo a los señores obispos que harían un flaco favor, y comprometerían a su rebaño, si lo animasen, o permitieran que así se sospechase, a quebrantar la ley, a no ser que obligara al ciudadano a realizar actos claramente contrarios a su conciencia. Algo que no sucede en ninguna de estas dos leyes a las  que me he referido.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara   

 

 

 

 

 

 

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)