Problemas en nuestro Estado aconfesional

Es un tema reiterada e intermitentemente recurrente. Yo he escrito varias veces en este blog, y normalmente he mostrado mi inconformidad con el asiduo estado de cosas en este tema. Los funerales de Estado, la presencia de autoridades, como tales, en celebraciones litúrgicas, algunos de ellas sacramentales, donde una autoridad, como tal, no tiene ni sitio ni cabida. Otra cosa es como miembros de una comunidad parroquial, sin destaques ni rimbombancias, ni fotos, ni imágenes en los telediarios. Y esa flagrantes anormalidad la tiene que solucionar no las autoridades políticas, sino las clericales. Si alguien de mis lectores ha leído “El Principe”, de Maquiavelo, sabe perfectamente que el poder político se expande, como los gases, y ocupa todo el espacio que puede, por las buenas, o, con excesiva frecuencia, por ls malas. Así que si las autoridades religiosas no solo reciben con buena cara, se irritan por la ausencia, y hasta invitan a las autoridades políticas, es lógico, y racional, que éstas acudan de muy buen grado. Que sean creyentes, practicantes, y no digamos, que pauten su vida y sus políticas por el evangelio, eso no importa nada. Pero esa connivencia impide, obviamente, como comprobamos por desgracia, que la Iglesia cumpla su deber profético en beneficio de sus fieles, que son también, ciudadanos.

El propio presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cardenal Ricardo Blázquez Pérez, que acaba de ser reelegido esta semana para un trienio más, aseguró el otro día, a raíz de la polémica de la misa los domingos en la TVE 2, que él siempre estaría atento, y acudiría, a defender que se cumplan en España los Derechos Humanos, y uno de ellos es el Derecho de libertad religiosa. Claro que anterior a éste es el derecho de “Libertad de conciencia“, y nos gustaría que la Iglesia lo defendiera con el mismo ímpetu. Parece, por sus palabras, que en nuestro país no se respetara la libertad Religiosa, que no haya hábitos, sotanas y alzacuellos por las calles, que no se vean imágenes con sus pasos, con los hermanos vistiendo los hábitos de la correspondiente Hermandad, tapados hasta la coronilla, excepto los ojos, (¿alguien se atrevería, por seguridad, prohibir esos atuendos en Semana Santa?), siendo muchas veces escoltados por soldados, guardias civiles, o policías municipales con traje de gala, y otros funcionarios de seguridad del Estado. Así como que, creo recordar, este mismo Estado favorece, en la declaración de la renta, que se beneficie a la Iglesia. Etc., etc. O facilitarle la adquisición de canales de comunicación, como frecuencias radiofónicas, y señales de television. Insinuar que retirar de un canal público, como es la “Dos de Televisión española“, la retransmisión de la misa dominical, atentaría contra la libertad religiosa, es confundir a la gente. Mucho más cuando el Estado respeta, y hasta privilegia, la posesión, por parte de la Iglesia, de medios de comunicación que pueden, perfectamente, hacerse cargo de esas retransmisiones, que no serían pagadas con dinero público, sino que correrían a cargo de la propia administración de los medios de comunicación eclesiásticos. ¿Tan complicado es que el canal 13 tv, propiedad de la CEE, retransmita la misa dominical? Ganaría en audiencia y en calidad. Me gustaría que alguien que lo sepa, o se lo figure, me responda a esta pregunta: ¿por qué, y quienes, tienen tanto interés en que la retransmisión de la misa dominical se realice desde una medio de comunicación público? ¿No será por mostrar  poder en el espacio público nacional, (en la mejor línea del Evangelio (¡!)?)

Lo que es insoportable para una mentalidad medianamente cristiana es que este tipo de cuestiones se diluciden más por ideología que por convicciones eclesiales. Ayer oía yo afirmar, en un programa de televisión, a un periodista tertuliano, que “él era ateo por la gracia de Dios”,  pero que no podía consentir en que unos desaprensivos, (lo que decía de ellos se puede resumir en este término), por menosprecio a la Iglesia, solicitaran algo tan fuera de tono. Que si los que presentaban este proyecto desconocían la maravillosa tarea da Caritas. Y cosas por este estilo. Pero no oigo a muchos tertulianos intentar enjuiciar las incesantes, -y algunas de ellas, desproporcionadas-,  inmatriculaciones de propiedades que la jerarquía de la Iglesia hace en su beneficio. En una reacción parecida a la de la denuncia de Podemos por parte de la APM, en la que los periodistas eran los acosados, en este caso me parece que el carburante que alimenta las llamas de la crítica no es tanto el aprecio de la Eucaristía, y los derechos conculcados de la Iglesia, sino la oportunidad que se ofrece de lanzar diatribas y descalificaciones a un partido que se siente peligroso y problemático para la colectividad. Sigo recordando, por si alguno lo ha olvidado, que no me cae simpático el tono, y el estilo, algunas veces faltón y sobrado de un partido joven que parece creer que solo él se acerca con las manos limpias y el corazón incontaminado a la Democracia. Pero ni en éste, ni en otros casos, de política, religión, sociología o deporte, procuro no dejarme llevar por el argumento tan frágil e inconsistente, tan frecuente entre nuestros conciudadanos, de “me gusta, no me gusta”. Hay también muchas cosas en otros partidos y agrupaciones que no me gusta nada. Pero eso no lo convierto en argumento contrario  y, mucho menos, concluyente,

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)