¿Qué tristeza, … y qué vergüenza!

Me despedí hace casi un mes de mis lectores, con la intención de ir de vacaciones, como lo expliqué más o menos. pero nunca me ha parecido mas acertado el dicho de que “el hombre propone, y Dios dispone”. Efectivamente, no pude acudir a mi cita vacacional, cuando me lo proponía, el día 23 de Junio, y asistir a la fiesta de San Pedro, el domingo 25, con las bodas de plata de mi párroco de Olite, y los fastos que mi parroquia organiza o el día de San Pedro, 29 de Junio, si cae en domingo, o el último de los domingos de este mes. Una casualidad, si es que ésta existe para los creyentes, me puso en las manos de un médico diligente, que me encontró mono sé qué en el corazón. Y en eso estoy, después de haber acortado mis vacaciones hasta cinco días, con pruebas y más tentativas por descubrir el alcance de la lesión. algo que me tiene un poco mosca,  a pesar de que me dicen que no parece sea nada grave. Espero que mi aflicción no sea consecuencia de lo que quiero expresar con el título de esta entrega, que es lo que voy a intentar explicar brevemente. Y es que la situación en nuestro querido país, esta España que me duele tanto como a los de la generación del 98, no para de darnos motivos de tristeza, de disgusto, y hasta de vergüenza, en todos los órdenes. Voy a

1º) En el orden político.

  • Acabamos de presenciar una escena no solo insólita, sino desalentadora. A pesar de las reiteradas afirmaciones, demasiado repetidas, y por eso sospechosas, de los políticos del PP, de la normalidad de la citación como testigo del presidente del Gobierno, y del partido en el poder, en una causa judicial, ni yo, ni la mayoría de los ciudadanos, vemos por ningún sitio esa normalidad. Los políticos y adeptos al PP parecen olvidar que la causa en la que Rajoy fue convocado como testigo era sobre corrupción en su partido, del que es presidente, y, en concreto, de la financiación no solo irregular del, PP, sino ilegal, algo que ya está oficializado en sentencia judicial. La corrupción del partido del Gobierno, a nivel general, y, especialmente, en la comunidades de Valencia y de Madrid, es algo no solo demostrado, sino alarmante, vergonzosa. La UCO (Unidad Central de Operaciones de la Guardia civil), que fue tan activa, diligente y profesional en el tema del 3% ciento de las mordidas catalanas, y del clan Pujol, ahora que ha descubierto las vergüenzas del PP ha sido miserablemente acusada por alguno de sus portavoces de uso político y hasta partidista de su investigación. En una clara demostración del sentido patrimonial, y de apropiación, de intocabilidad, de los miembros del partido en el poder, y del Gobierno. Cuando, para un país, una de las mayores garantías de seguridad jurídica y social es, justamente, la libertad con que las Fuerzas de Seguridad del Estado puedan, y lo hagan, investigar a los que ostentan el poder. LA corrupción es una lacra, sea quien sea el partido que la practique, pero alcanza niveles de desestabilización cuando es ejercida por el partido en el poder. A mí me corroe también la corrupción demostrada en el PSOE, sobretodo, y especialmente,  cuando ejercía el poder. Así como los desmanes autoritarios de la persecución, sin reglas, y en las que valía todo, contra las actividades terroristas. Por eso, la reacción de sacar pecho de los políticos interesados en que la sesión judicial en la que el presidente del Gobierno actuaba de testigo no le complicase la vida, no tiene ningún sentido, cuando toda la ciudadanía desconfía de los olvidos e ignorancias del Presidente, normalmente un gallego fino al que no se le escapa nada. No debemos olvidar de que el Rey, y los investidos de autoridad, no solo tienen que ser honestos y verídicos, sino también parecerlo. A mi no me gusta nada un Presidente de partido que no sabe nada no  ya de las cuentas y números de sus subordinados, sino de las trapisondas, de entidad no solo apreciable, sino relevante, para los involucrados en la alta dirección de un partido político, y mucho más si está en el Gobierno, sino de las trapisondas, sacadas a luz por los encargados de esa tarea. Así que no podemos estar contentos con el hecho de que el responsable último de esas actividades saliera, de rositas, de esa actuación, con la ayuda inestimable del tribunal que presidió, la sesión, como veremos más abajo.

Seguirá: 2º), En el orden judicial; 3º), En el orden socio-económico; 4º), En el orden eclesial institucional, (es decir, en la Jerarquía eclesiástica);  5º), En el orden mediático, (es decir, de la Comunicación)

 (Tengo serios problemas con mi ordenador, así que intentaré, en otro momento, continuar con este artículo. Os pido disculpas)

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)