Solo la fuerza encarrila a los que se apartan reiteradamente de la Ley

¿Por qué tanto miedo a fabricar mártires, o a que ellos lo piensen? Los gobernantes catalanes han afirmado, cientos de veces, que las leyes españoles se las pasan por salva sea la parte, por lo más profundo del forro. A los delincuentes que no obedecen las órdenes legales del juez y no se presenta, la policía los visita, y los conduce al lugar adecuado. No hay más solución. Y en estos últimos días hemos visto la desfachatez, el autoritarismo con el que el Parlament ha destrozado las normas previstas para la dinámica de las sesiones del mismo. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un ejercicio de profunda paciencia democrática, y en un formidable derroche de fayr play democrático, ha asegurado, tranquilizando a los ciudadanos, tarea que efectivamente compite al Gobierno, que el día 1º de octubre no habrá la votación del Referendum, declarado reiteradamente, desde todos los puntos de vista, ilegal por los tribunales, y anti constitucional por el correspondiente alto tribunal correspondiente.

Pero, ante la inexplicable tozudez y menosprecio de todas las advertencias, desde las más amigables, hasta las más disuasorias, ¡provocativas!, que dicen ellos, tanto políticas, primero, como judiciales, acudiendo hasta las de índole penal, solo cabe esperar otra desobediencia, y virtual corte de mangas, que es lo que parece haber imaginado como estrategia de propaganda el aparato institucional de Cataluña. Todos sabemos, o imaginamos, que cualquier presidente del Gobierno español, el actual, o el que fuese, no querría pasar a la Historia como el gobernante que tuvo que apelar a la fuerza para doblar el brazo insumiso, amenazador, y hasta arrogante, de una Comunidad Autónoma española. Sin embargo, no se ve, yo, por lo menos, no veo, otra solución que acudir a una de las esencias y razones de ser del Estado: el uso de la fuerza, que se ha reserva en exclusiva para evitar la confrontación violenta y frecuente entre los componentes de la sociedad, para que ésta pueda vivir en paz.

Todos saben, y no deben olvidar, que es el Estado al que, por un convenio generalmente tácito de los ciudadanos, éstos han entregado la tarea de su defensa, de los ellos individualmente, y de las agrupaciones, instituciones y ordenamientos, sociales, jurídicos y políticos, a nivel corporativo y social. EL Gobierno no tiene otra salida, evidentemente, que, defender, por ejemplo, a los diputados y funcionarios que, como los del Parlament, han visto sus derechos pisoteados con escarnio, premeditación y siniestra alevosía, ante los ojos sorprendidos, y atónitos, de toda la audiencia televisada. En mi opinión, ese escándalo público es parte de la estrategia de provocación, envalentonamiento y auto afirmación que suelen emplear los humanos cuando advierten su debilidad, o su ligereza, o su necia osadía, cuando se meten en un berenjenal.

Y ante la situación planteada, no cabe, no va a caber, otra salida, al Gobierno español, que cumplir con su penoso deber de reducir a los levantiscos, y sediciosos, que para serlo no hace falta necesariamente que se líen a tiros, retirando, primero, el poder real a los Mossos de Escuadra, que lo puede hacer sin aplicar en toda su extensión el artículo 155 de la Constitución, y poniendo en las calles de Cataluña a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Todos los catalanes de bien, y sensatos, admitirán que sus irresponsables y temerarios gobernantes no han dejado otra salida al Gobierno central que ese último, triste y penoso, pero necesario recurso.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

 

 

 

 

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)