Las “religiones”, sus profesionales, (¡los clérigos!), y las mujeres

Por una parte, el teólogo Juan José Tamayo arremete drásticamente contra la moral machista de “la religión organizada”, y el papa Francisco pide, no reducir a mujeres y laicos,  literalmente “a siervos de nuestro recalcitrante clericalismo“. Yo siempre he defendido, contra el parecer de muchos de mis colegas curas,  que el Concilio Vaticano II intentó, seriamente, superar la realidad de la sangrante división de la Iglesia, en dos estamentos paralelos, como son clero y laicado, algo contrario, y opuesto, a la enseñanza de Jesús en el Nuevo Testamento, (NT), algo que no existió hasta después del edicto de Milán, del emperador Constantino, año 313, y que supuso colocar a la incipiente experiencia de los seguidores de Jesús en las lista de las religiones oficiales.

LA Religión es una creación humana, muy digna y transcendente, pero humana, al fin y al cabo. Esto quiere decir que tiene todas las cualidades y problemas de todas las obra humanas. Y al ser una creación humana que toca puntos decisivos, como el sentido de la vida, de la Historia, del devenir, del dolor, de la muerte, es reconocida por la sociedad correspondiente, en la época de su fundación, con las luces y sombras de esa sociedad. Así como al evolucionar, no tiene otro modo de hacerlo que acompañando los avances y retrocesos que las sociedades humanas experimentan. Y recibirá las influencias de las ideas filosóficas, sociales, económicas, políticas y de toda orden de la sociedad que practica y sustenta esa Religión. Y si la sociedad es machista, en el sentido de que es el varón el que modula y organiza los quehaceres de la comunidad humana, pues la Religión lo será también, porque, por definición, las religiones no tienen en su propio seno una luz propia, una guía segura, pues son creación humana, como las artes, el Derecho o la Política, para apartarse de lo que no puede percibir como un defecto o déficit, inmersos en la dinámica y la tarea de la propia organización y desarrollo del aspecto religioso. Así que no nos debería extrañar que las religiones, por tratar asuntos de máxima transcendencia, se constituyan en elementos moderadores, y en frenos, de los cambios que la propia sociedad produce, y que van mucho más deprisa que la solemne quietud que siempre se afirma, y se predica, como característica casi preponderante de los elementos religiosos.

No nos deben extrañar, pues, ni la cáustica afirmación de Castillo, ni la ponderada, pero agria, queja de Francisco: porque Jesús no inventó, ni creó, una nueva Religión, sino que más bien profirió terribles vituperios contra los abusos que los jefes de las religiones perpetraban contra el pueblo ignorante, asustado, y, desgraciadamente, engañado. Pocos alegatos más tórridos y disolventes contra la Religión que los Evangelios, y, en general, el Nuevo Testamento (NT). el problema es que es más fácil manipular una religión, y a sus miembros, que una Revelación, que viene de lo alto, y que anuncia, y produce, un estado de libertad interior, mucho más difícil de manipular desde fuera, ni de invocar ninguna pretendida autoridad para ejercer ese control. Mucha gente se extraña, se escandaliza, o se entristece, al oír que el Cristianismo NO es una Religión, pero hay pocas constataciones tan liberadoras, gratificantes y dignificantes como esta.

(Prometo que desarrollaré más detenida y profundamente este tema).

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)