El descontento de los nacionalistas

El malestar de los catalanes con el encaje de su “nación” en el resto de territorios, reinos, o regiones, de la Península Ibérica, es antiguo, constante, clásico, y molesto. En la época dorada del Reino de España, vamos a convenir que eso se haya producido en la época del emperador Carlos V de Alemania, o del rey Carlos I de España, que “tanto monta monta tanto”, unos tiempos de los que parecen acordarse poco nuestros amigos catalanes, época en la que las tierras catalanes eran gobernadas, o administradas, o gestionadas, por un virrey del Rey de España. En los que Catalunya funcionaba como algo muy parecido a las Autonomías actuales, pues si es verdad que los virreyes tenían que dar cuenta de su administración al Rey, disponían de amplia potestad para rodearse de aquellas personas, libremente escogidas, que mejor servían, a su entender, para ayudarlo en la gestión de su administración. Recordando los años de un virrey muy especial, como fue el Duque de Gandía, Francisco de Borja, después San Francisco del mismo nombre, nos encontramos ya con las dificultades que los anhelos de libertad y autonomía de los catalanes creaban a la administración del virreinato, con continuas menciones a los bandoleros y revoltosos que producían fuerte dolor de cabeza a los que gobernaban, como podemos apreciar en la biografía del Duque de Borja. Es decir, el contencioso de los catalanes con el resto de españoles, viene de largo. En el año 1932, en tiempo de la 2ª república española, don José Ortega y Gasset, preclaro intelectual de agudos análisis y diagnósticos sociales, como demuestran sus obras, “El tema de nuestro tiempo” y “España invertebrada“, escritas por esa época, pronunció la famosa frase, cuyo valor se comprueba hasta el día de hoy, “el problema catalán no se puede solucionar, solo conllevar“. Mi propósito es, brevemente, analizar el tenor, y las causas, del descontento de los catalanes, procurando un discurrir histórico.

  1. Desde tiempos más antiguos, el hecho de no haberse convertido en reino, en el momento histórico en que se produjo ese fenómeno político y social, crea la impresión de que esa carencia ha empujado a los catalanes hasta a falsear su Historia, inventándose reyes, y reinas, intentado convertir lo que solo alcanzó el estado de Virreinato, con lo que esto significaba de reconocimiento de la importancia de la región, y de su capital, Barcelona, a diferencia de otras provincias y regiones españolas que no gozaron de ese importante reconocimiento oficial. Pero una vez llegados a ese gozne que significó el paso y la encrucijada entre los siglos XV y XVI, ya no hubo en España  más oportunidades, ni posibilidades reales, de erigir otros reinos que los que venían vertebrando la península, y que llegaron en su categorí9a de tales hasta ese momento, (otros, como el antiquísimo reino de Asturias, o el dudoso y lleno de nieblas de Galicia, ya habían declinado esa consistencia, dando lugar a los cuatro reinos clásicos), que fueron, y son los que con toda legitimidad y necesidad campean en el escudo de España, como son Navarra, León, Castilla , Aragón, y Portugal, con su orden de aparición , más o menos, en la Historia de la Península Ibérica. Por no tener una fecha de creación tan antigua y primigenia, los catalanes se inventaron esa ficción del origen de su reino en una heroica y brillante campaña militar de rompimiento con España en tiempos de Felipe V. algo que no soporta el análisis más simplista y llano.
  2. Y ya en tiempos más cercanos, saltando hasta los siglo XIX y XX, me atrevo a lanzar esta hipótesis, que no es una teoría histórica probada y demostrada: cuando el carácter productivo, y la importancia decisiva de la Economía se impone como componente esencial del fenómeno político, Cataluña, tierra de fenicios comerciantes, y laboriosos burgueses, se encuentran al final del siglo XIX, en plena época de la industrialización en Europa, con una de las mejores redes de la industria textil europea, con Inglaterra y el norte de Italia, mientras ven al resto de la península, en horas bajas, con lo últimos días del Imperio, y la pérdida de las últimas colonias, de Filipinas y Cuba, en vuelta en un manto de pobreza, atraso y subdesarrollo, solo acompañados de cerca por los burgueses valencianos, magnates de la naranja, y compañeros literarios en la hermosa lengua catalana-valenciana-mallorquina. No es coincidencia que los dos mejores, y más hermosos ensanches urbanos de finales del siglo XIX y principios del XX sean los de las ciudades de Barcelona y Valencia. Todo parece indicar que, expresándome en estilo coloquial, esta supremacía industrial, productiva, y, como consecuencia, económico y social, que se fraguó también en instituciones de alto valor, y noble alcurnia, se les subió a la cabeza a los catalanes, unido, como era lógico y sensato esperar, con un sentimiento si no de desprecio, sí de menosprecio y sentimiento de superioridad hacia el resto de españoles.
  3. Y en tiempos todavía más recientes, nos retrotraemos hasta el año del “gran agravio”, para los catalanes: cuando el Tribunal Constitucional (TC) tumba, más por exigencia que por simple petición del PP,  el “Estatut” que el “Parlament” había elaborado con orgullo y legítima satisfacción el año 2010. “La sentencia del Tribunal Constitucional, (TC), LSTC 31/2010, formalmente fue una sentencia, pero materialmente fue un golpe de Estado“, escribe el jurista Javier Pérez Royo, (Sevilla, 1944, quien es un jurista español, Catedrático de Derecho Constitucional, en la Universidad de Sevilla, y comentarista político), en un artículo publicado ayer, 02/10/2017, en El Diario.es. Esta actuación, según muchos de los constitucionalistas españoles, indebida e inapropiada, siendo lo más leve y políticamente correcto que pueden expresar, está en el origen, y es la madre de todos los agravios que sienten los catalanes hacia el resto de España, y que aclara, y casi explica, la actitud hostil y contraria de los ciudadanos de Catalunya, hacia los tribunales, instituciones, y organismos políticos, ¡sobre todo jurídicos!, de España.

(Ésta es la verdadera y profunda razón de la actual animadversión de muchos de los catalanes, no tanto hacia el resto de españoles, sino hacia un elemento significativo y localizado del aparato del Estado, tanto político como jurídico. Como explicaré mañana, o un día de éstos, hay que tener bastante tino, equilibrio, y consideración, para juzgar el hecho triste, penoso y grave de la actual situación. Y es así como intentaré aclarar mañana mi opinión, sin descalificaciones irreversibles, ni a un lado ni a otro, con una voluntad clara e inequívoca de ser imparcial, lo cual no quiere decir, ¡como se empeñan tantos!, equidistante, y respetando siempre los postulados de la justicia, pero intentando siempre no machacar ni humillar a los que puedan ser adversarios intelectuales, o de opinión. ¡A ver si así podemos entender el motivo profundo del descontento de los catalanes, -y todavía más, está claro, de los nacionalistas-!)

(Continuaré mañana, para no hacerme muy largo hoy)

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)