Asombrosos comportamientos ¿democráticos?

(Especialmente del partido de Ciudadanos)

No nos facilitan nada nuestros políticos el ánimo y el entusiasmo con los que abordar los la realidad cotidiana de nuestra Democracia parlamentaria. Cada vez que osamos posicionarnos ante el televisor para seguir atentamente las polémicas, mas que nada encontronazos, de la sesión semanal de control al Gobierno, nos topamos con situaciones esperpénticas, sobre todo en lo que podríamos denominar  calificación conceptual de muchos de los criterios y declaraciones de nuestros diputados. Se me amontonan los temas, las dudas, las contradicciones, y las imprecisiones no solo estilísticas, sino de contenido político y democrático. Señalaré algunas.

  1. La lista más votada. Esta expresión se la hemos oído, sobre todo, al PP, y a Ciudadanos. Se ha notado mucho el incremento de esta manera de expresarse, sobre dodo a partir de la aparición de dos partidos nuevos a nivel general, y asentados en toda la geografía nacional, Podemos y Ciudadanos. con lo que en este momento hay cuatro partidos e de implantación general en toda España, por lo que resulta bastante difícil conseguir mayorías absolutas, o que se aproximen a esa suspirada mayoría. Algo que, en una Democracia representativa, ni es, ni debería de ser, un problema, sino que tal vez facilite una más auténtica y mejor solución democrática. No podemos caer en una especie de deportivización  (¿?) de las elecciones, como si fuesen, una carrera que la gana el que primero llega, y que, después, no hay más. La carrera electoral es mucho más compleja, y no termina con el recuento de los votos, sino cuando se establece una composición , ésta sí mayoritaria en el Parlamento, que pueda gobernar. No son los votos de la ciudadanía los que marcan, ¡directamente!,  al presidente del Gobierno, y a su equipo, sino los votos de los parlamentarios, para eso se llama, y se asegura que se trata de, una Democracia parlamentaria. Lo de la lista más votada es un invento de aquellos que quieren gobernar sin una mayoría de apoyos parlamentarios, sin número suficiente de escaños. Por eso tienen razón los políticos al insistir machaconamente de que  en Las Cortes se ubica la soberanía popular, es decir, la soberanía de la nación española. Si bien es verdad que no se lo deben de creer demasiado, a la vista del número de asuntos que escaquean, que no quieren llevar al parlamento, y las veces, en la actualidad muchas más de las necesarias y de las correctas, y se niegan a aceptar las recusaciones políticas, que no hacen falta, ni es preciso, que sean judiciales ni penales.
  2. Ganar en los despachos lo que no se ha ganado en la calle. Una expresión especialmente usada, y querida, por lo que se ve,  por el partido de Ciudadanos. En la actual situación de la comunidad de Madrid, descabezada por la dimisión de la presidenta Cristina Cifuentes, esta partido ha intentado afear al PSOE, y a su portavoz en la Asamblea madrileña, Ángel Gabilondo Pujol, segunda fuerza más votada en las últimas elecciones madrileñas, su pretensión de, a través, de una moción de censura, impedir que el PP continuara gobernando Madrid, ya que el secretari9o general de Ciudadanos, Albert Rivera, ha calificado al partido del Gobierno, en Madrid, en los últimos días, y reiteradamente, como partido “absolutamente corrupto“. No se entiende muy bien, ni regular, ni mal, sino muy mal, que un partido que califica a otro de “absolutamente corrupto”, Ciudadanos lo mantenga en el poder, en una Comunidad Autónoma. A ese reproche, el señor Gabilondo ha respondido, con toda razón, que la Asamblea legislativa de la Comunidad es el despacho adecuado para dilucidar el candidato a la presidencia comunitaria , y no un despacho, ¡éste sí despacho de verdad!, de la calle Génova, o del palacio de la Moncloa. Yo tampoco me fío mucho del estilo democrático del señor Rivera.
  3. Reproches mutuos. Esta mañana hemos contemplado en la sesión de control del gobierno unja jugosos reproches entre políticos bien avenidos, como son los presidentes del PP y de Ciudad0naos, en  los que este último, el señor Albert Rivera ha tenido que oír, de parte de Mariano Rajoy, el dulce y cariñoso apelativo de “aprovechategui”, que nos recuerda el giro vascuence futbolero de “amarrategui”, para los entrenadores que se limitan a la facilona, pero aburrida y burda estrategia, de plantar el autobús de los once jugadores de campo en la portería, para impedir, por sofocamiento y uso abusivo del espacio, que el balón penetre de ningún modo en la misma. La expresión tiene tintes más que despectivos, y si en el fútbol significa falta de recursos y cobardía, en la política viene a querer decir algo parecido, con una sobrecarga en el mundo de la ética: recurrir al aprovechamiento indebido, y tal vez un tanto indecoroso, de circunstancias ajenas, no debidas, ni producidas, por el aprovechador. En este caso, por Ciudadanos, que después de esta breve nota, no queda muy bien parado. Y pienso que sus electores, en todo el tiempo que queda hasta las elecciones, lo van a descubrir, y se lo harán pagar.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)