¡Ya está bien de atropello y de toscas maneras en el Rocío!

¡Otra vez la machada, fuera de lugar, salvaje, y bruta, del salto de la verja, con la imagen de la pobre “Blanca Paloma” tambaleándose! Sé que es difícil que mis palabras se entiendan, en el tono y en la mesura que me gustaría. Evidentemente, éstas no son contra los devotos de una virgen, y una […]