Las vacaciones, y una “nueva unidad pastoral”, responsables de mi prolongado silencio

Las dos cosas que aparecen en ele título son las causas del largo silencio de mi blog, “El guardián del Areópago”. EL día de San Pedro, 29 de  junio, viajé a celebrar la fiesta de mi parroquia de Olite, celebración que, después, no quedó en nada. Se fueron aquellos años en los que 10, 15, o más curas, religiosos, y diocesanos, nos juntábamos para celebrar, con fervor infantil, ¡pero del bueno!, con opalandas cardenalicias de ternos del XVII-XVIII, la inimitable secuencia de Vísperas, gregorianas y polifónicas, con el impresionante “Tu est Petrus“, de Hilarión Eslava, en las entonadas, vibrantes y emocionantes voces del, hace años, Coro de San Pedro, preparado, y dirigido o acompañado al órgano por mi padre, Agustín Urío Rccheverría, y la misa, para nosotros pontifical, el día de la fiesta, con la respetuosa, y tantas veces emocionada, ¡yo he visto llorar a algún concejal de la corporación municipal”, presencia de la máxima autoridad municipal de Olite. El declive de los presbíteros hijos de Olite, y el desapego de los foráneos responsables del culto, el envejecimiento de todos, y la muerte de demasiados, ha acabado con la tremenda y enérgica carga emocional del, para mí, inimitable San Pedro de Olite. Después, entre Francia y el norte de España, son los responsables de que no haya vuelto a Madrid hasta el Domingo, 28 de Julio.

Nunca he vuelto a casa, de mis vacai9ones, con tanta desazón, inseguridad, mismo, y hasta canguelo, que este año, consciente de que, aunque yo no esperaba tanta prisa como al fin se han dado los albañiles, algo muy entrañable, y vivido por mí en los últimos 15 años , desaparecería, o esos son los planes, que yo no quiero, ni pudo aceptar, para siempre. Y aquí entra el tema, de moda, y fascinante para muchos inconscientes, de la nueva solución pastoral, adaptable a todas las parroquias, entornos, realidades sociales y económicas, y de vivencia de la fe, la nueva Utopía de “las unidades experimentales y específicas“, de Pastoral. La que están implantando en mi parroquia, de “pastoral matrimonial y familiar”. Y en ello están. Pero antes, y como agradable y divertido aperitivo, la limpieza, casi hasta la destrucción, de todo el mobiliario de las dependencias parroquiales, excepto el templo y la capilla estrictamente consideradas, pero todos los muebles, armarios, mesas con documentos, incluido mi ordenador de trabajo, desde el que escribía este blog. todo ello lo he tenido que ir recuperando, literalmente, de la basura, y todavía no he localizado la última agenda, con todas las indicaciones cronológicas alusivas a los sacramentos, y otros documentos importantes. Entre eso, la desgana de buscar entre el polvo, y la indignación por las prisas pastorales utópicas, tenéis la explicación para la tardanza de mi puesta a punto, y al tajo, para mí tan necesario y fundamental, en mi trabajo, de guardar la libertad de Palabra y pensamiento de mi querido Areópago. Aunque pienso resarcirme de mi comprensible pereza y desidia.

Ha tocado a esta parroquia de Nª Sª de la Piedad, de larga, prolífica, y brillante historia conciliar, y de significativos logros comunitarios, ser la recipiendaria de un decreto rarísimo, en un latín eclesiástico, de todo, menos bello, en el que parece, ante la exégesis de los jerarcas, que la parroquia no has sido anulada, sino solo suspendida, por lo que no sería milagrosa una resurrección futura, ante circunstancias nuevas, o simplemente cambiantes. Mientras tanto ha quedado como una parte, o capilla, o parcela , de otra parroquia, Nª Sª de la Misericordia, que, por lo visto, ofrece, por el momento, más garantías de supervivencia. Yo no me puedo quejar, porque mis superiores han tenido la delicadeza, que agradezco, de asegurarme mi permanencia en esta parcela parroquial, como encargado del culto, los domingos y días festivos. Se me descarga de los trabajos burocráticos, del papeleo, y, en general, de las ocupaciones más antipáticas, y poco, o nada, evangélicas. Por ese lado solo puedo felicitarme.

Sucede, sin embargo, que he leído en las últimas semanas, un libro magnífico, que recomiendo vivamente para los que quieren, y necesitan fervientemente, estar bien informados, sobre las vicisitudes, historias, andanzas, intrigas, e historias más escandalosas que edificantes, de los altos jerarcas vaticanos, con los papas incluidos, quienes no se encuentran, realmente, entre los que menos colaboran, en sus iniciativas, errores, abusos y cobardías, en surtir de historias increíbles las ya míticas crónicas vaticanas y curiales. El título del libro es “Siete papas, experiencia personal y balance de la época”,  y el autor Hans Küng, nada proclive a callar su opinión, por muy comprometida que pueda resultar para los personajes de los que escribe. Su información de primera mano, desde Pío XII hasta el papa Francisco, es atosigante. Y traigo aquí  el libro y el autor porque me ha sorprendido su información, y opinión bastante, o muy negativa, de las “unidades pastorales”. Escribe: “En algunos países, a causa de la escasez de sacerdotes, se fusionan parroquias, a menudo en contra de su voluntad, para constituir enormes “unidades de pastoral”, en las que los escasos sacerdotes, están totalmente sobrecargados de trabajo; de este modo se simula una reforma de la Iglesia”. En un momento, que me resulta difícil ahora de encontrar exactamente para que la cita literal sea posible,  llega a afirmar que la moda de las “unidades de pastoral” que se está implantando en Alemania, no es otra cosa que un proceso de maquillaje, para ocultar que debajo no hay un serio plan evangelizador tendente a una verdadera conversión.

Jesús Mª Urío Ruiz de vergara     

One Response to “Las vacaciones, y una “nueva unidad pastoral”, responsables de mi prolongado silencio”

  1. Comparto plenamente tu escrito. Entran demoliendo, con muy buenas palabras y cara de fieles cumplidores de la” voluntad de la Curia”.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)