5ª) Revisión audaz de los procesos de preparación al ministerio, (y de la necesidad, utilidad, y conveniencia de los seminarios, tal como los entendemos).

1º) Hay que ser, por lo menos, mínimamente coherentes. Mejor sería que fuéramos coherentes al máximo, pero esto tal vez muy difícil, y provoque muchas y poderosas fuerzas contrarias. Pero si el Papa viene diciendo hace tiempo, con el asentimiento y aplauso de gran parte de los teólogos modernos, -no justamente de los escolásticos, o los […]