Feo encontronazo entre el obispo de Cádiz, y sus curas

Y no es de hoy. En este blog ya hemos tratado de las diferencias del obispo Rafael Zornoza y su equipo de Caritas, tanto miembros contratados como voluntarios. En mi entrada del día 13/12/18 informé de la actitud admirable del canónigo Rafael Vez Palomino, denunciando los modos autoritarios del obispo y de su ecónomo, Antonio Diufaín. Por eso, en este artículo, me quiero preguntar si en la Iglesia, la estricta jerarquización de su estructura no podría servir para parar, y acabar, con estos verdaderos escándalos de prepotencia, donde los fieles ven, y lo dicen y critican, un clericalismo autoritario, preconciliar, e inaceptable. Y por lo que vemos, y nos enteramos, hay más Zornozas de los que sospechamos.

La actitud del obispo de Cádiz no es tan singular. Conocemos los casos de muchos obispos que, una vez llegados a su sede episcopal, actúan como verdaderos dueños y señores de la diócesis, incluyendo en esa prepotencia a los presbíteros, diáconos, y seglares comprometidos, e incluso, intentado, a veces, intervenir en la “conocida autonomía” de los Institutos de Vida Consagrada. Y remarco lo de “conocida autonomía” porque sucede, con mas frecuencia de lo razonable, que los obispos olviden esa autonomía, o de las Caritas parroquiales, así como la de las parroquias, que gozan, a iure, de personalidad jurídica. Algo de esto intuimos que está sucediendo en la diócesis gaditana, como ha denunciado, otra vez, el valiente y decidido canónigo Vez Palomino.

Hace unos días, en decreto que publicó Religión Digital (RD), y que voy a resumir al mínimos en sus determinaciones más importantes, el obispo otorgaba al ecónomo, D. Antonio Diufaín, poderes para solicitar de las entidades bancarias información sobre cuentas, movimientos, y productos diversos financieros, propiedades de las parroquias de la diócesis. En este orden de cosas, y en este contexto tan sensible y susceptible, hubo informaciones verosímiles según las que el obispo acusaba a la casi totalidad de párrocos diocesanos de blanqueo de dinero, y éste sería el motivo por el que el prelado emitió el decreto de plenos poderes para el ecónomo Diufaín, basado en una interpretación claramente interesada a propio favor, del canon 1276, el que ni en el 1º, ni en el 2º (&&, párrafos) sostiene, de ningún modo, la pretensión del obispo.

Dicho canon reza así: “C. 1276  § 1.    Corresponde al Ordinario “vigilar diligentemente” la administración de todos los bienes pertenecientes a las personas jurídicas públicas que le están sujetas, quedando a salvo otros títulos legítimos que le confieran más amplios derechos.  § 2.    Teniendo en cuenta los derechos, las costumbres legítimas y las circunstancias, cuiden los Ordinarios de organizar todo lo referente a la administración de los bienes eclesiásticos dando instrucciones particulares dentro de los límites del derecho universal y particular.

Para cualquiera que tenga un mínimo sentido, sensibilidad, y, sobre todo, conocimiento de la literatura jurídica, está clarísimo, y lo he querido destacar marcando las palabras fundamentales, con negrita, que l presente canon, no es, de ninguna manera, justificación posible, de un decreto que el canónigo Rafael Vez ha calificado de “auténtica barbaridad”. El párrafo 1º afirma que corresponde al Ordinario, (en el caso, al obispo residencial), “vigilar diligentemente” la administración de todos los bienes pertenecientes a las personas jurídicas públicas que le están sujetas”, no de administrarlos, ni, mucho menos, de apropiarse de los mismos. Y en el 2º &, insiste, para ignorantes o despistados (¿?) en temas jurídicos, que la organización que prescriban los Ordinarios tiene que ser escrupulosamente respetuosa del Derecho, tanto Universal, como particular. Es profundamente significativa la información que dan, en un momento dado, los curas gaditanos, de que en su momento, interrogados si querían que las cuentas parroquiales s integraran en la cuenta diocesana, con el mismo NIF, decidieron que no, que las cuentas parroquiales fueran autónomas. Lo que explicaría que el señor obispo quisiera revertir esa situación, forzando a los curas a decidir revertir la decisión que en su momento, antes de la llegada de monseñor Zornoza llegara al Diócesis, tomaron, decidiendo la autonomía de las parroquias en la administración de sus bienes. Entendemos, así, la afirmación clara, y fuertemente incriminatoria del canónigo estrictamente justo en sus reivindicaciones, que el obispado ha demostrado su deseo de “control férreo” y de que “el ansia económica campa a sus anchas”.

Quiero terminar con el tema que toqué al inicio del artículo: la necesidad de que alguna autoridad de una Iglesia tan jerarquizada la ejerza, la autoridad, para cortar las veleidades de Pastores que escandalizan a clérigos y laicos con sus actitudes autoritarias, y, en lo referente a los bienes materiales, un poco, o un mucho, olvidados de la palabra del Señor Jesús, “no se puede servir a Dios y al dinero“. Porque las autoridades en la Iglesia no pueden ser ni autoritarios ni ambiciosos, y, por supuesto, ni parecerlo. Y que recuerden todos los días estas otras palabras del Maestro: “Entre vosotros que no sea así, el que quiera ser el primero, sea el último, y el servidor de todos”. 

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

 

 

 

 

(Seguiré mañana por ese derrotero.)

One Response to “Feo encontronazo entre el obispo de Cádiz, y sus curas”

  1. Y mi pregunta es ¿qué están haciendo los párrocos ante este nuevo abuso del obispado? O sea… ¿el obispo cambia los estatutos de Caritas para manejarlo todo, saca un decreto para controlar las cuentas porque dice que los párrocos blanquean dinero, desahucia familias y echa a los trabajadores con despidos improcedentes y los curas y las monjas y los seglares se callan? Este es el gran problema de nuestra Iglesia. ¿Donde está la opinión de la parroquia de El Buen Pastor de los Sagrados Corazones? Por que opinión si que tienen.
    Con los curas y monjas de los Sagrados Corazones mucha gente aprendimos que ser cristiano era alzar la voz contra la injusticia, que Caritas no era dar bolsas de alimentos sino construir justicia social. En la parroquia de El Buen Pastor, en el propio templo, se hacían reuniones de sindicatos hace 50 años, nos uníamos a manifestaciones para luchar por el uso civil de la playa militar y otras acciones.
    Cuando yo tenía unos 25 añitos, siendo director de Caritas de mi parroquia, ya acabe en el juzgado por defender a una familia que se había colado de ocupa en una casa propiedad de la Junta de Andalucía. Bueno una vez no… varias jajajaja. Me acuerdo que el abogado de la Junta me preguntó ¿usted es el director de Caritas? Yo si. Usted a firmado un papel diciendo que está de acuerdo con que está familia ocupe esta vivienda? Y yo si. Y el abogado me dice alzando el tono ¿usted que está diciendo que usted ve bien que por el hecho de que alguien no tenga casa se meta en otra que no sea suya? Y yo contesto pues si….. Pasé miedo, me acojoné… pero ganamos el juicio.

    Y eso solo fue mi principio. Luego nos enfrentamos juntos a muchas otras injusticias, hasta que la injusticia la empezó a provocar el obispo. Entonces solo me dijeron “Juanlu tu tienes la razón pero no hables porque perjudicaremos a la iglesia”. Cuando el obispo me echó de la dirección de Caritas Diocesana yo escribí una carta explicando lo que pasó y el obispo se sintió atacado y pidió el apoyo de varios colectivos que salieron a defender públicamente al obispo y en mi parroquia nadie alzo la voz para decir que yo nunca mentiría. Tuve que dejar mi comunidad porque ya estaba harto de escuchar que tenía que perdonar, mientras se continuaba mirando para otro lado.

    Y ahora, cuando ya mas voces están hablando públicamente en la diócesis de Cádiz y Ceuta, con la verdad sobre todo lo que está haciendo el obispo, cuando cada vez nos llaman más sacerdotes, religiosas de distintas congregaciones, seglares responsables de proyectos etc, los de la parroquia de los Sagrados Corazones y sus curas y sus monjas siguen aun callados. Siguen diciendole a la gente que echan que todo es verdad, pero que ellos no van a ir contra el obispo. Ellos seguirán haciéndole la pelota mientras continué de obispo. Prefieren salir en los medios recogiendo premios absurdos de la asociación de vecinos y de la alcaldesa de mi pueblo. Eso ahora les parece lo más evangélico.

    Felicidades por el articulo Sr Urío. Todavía queda mucho por decir.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)