Aberrante y sectario editorial de El Mundo, 16/05/2019 contra el presidente del Gobierno

Pocas veces he visto tanto sectarismo, tan poca objetividad, tanto desconocimiento, o simulación del mismo, lo que sería peor, como en el editorial de hoy en el periódico “El  Mundo“, titulado  “Primer fracaso de Pedro Sánchez después del 28-A”. El editorialista comete, además, flagrantes contradicciones argumentales, lo que certifica que no está nada experto en temas de lógica elemental. Lo que sí expresa, con toda nitidez, es que al autor le gusta que el Gobierno fracase, tanto si este fracaso lo es también del Estado, y eso signifique un bien o un mal para toda la ciudadanía. No sé qué les habrá hecho, o que tropelía les habrá perpetrado el presidente del Gobierno para provocar tangas ganas de verlo fracasar, aun cuando el partido y la faena estén solo comenzando.

Lo que seguro que ha salido perdiendo, con la cerrazón sinsentido, contraria no solo a la cortesía parlamentaria, sino a las misma esencia de las reglas del juego, como magníficamente explica el ex Magistrado del Constitucional Perez Royo, en artículo del Diario.es de hoy. Escribe: “La no ratificación de Miquel Iceta como senador es una negación pura y dura del pluralismo político. No se puede vetar la propuesta de ningún grupo parlamentario”, y más abajo, “… En todo acto jurídico hay que identificar cuál es la manifestación de voluntad que le da origen. Y en el caso de los senadores que tienen su origen en los parlamentos de las Comunidades Autónomas, no es la voluntad del Parlamento, sino la voluntad del grupo parlamentario que propone al senador la determinante. El Parlamento no tiene voluntad en esa operación. Si la tuviera, podría designar senador a quien quisiera. Pero no puede, porque los senadores no representan al Parlamento, sino a los grupos parlamentarios presentes en dicho Parlamento. El grupo parlamentario decide y el Parlamento simplemente “sanciona” dicha decisión. Se trata de un acto debido, de naturaleza similar a la sanción regia de la ley. El Parlamento tiene que sancionar, pero no puede no sancionar. Igual que el rey.

 No estamos en el terreno de la “cortesía parlamentaria”, sino en el de la interpretación de la norma de tal manera que no conduzca a una conclusión absurda. La finalidad de la existencia de los senadores autonómicos es la de expresar la pluralidad política del Parlamento. Por eso son los distintos grupos con representación parlamentaria los que deciden quiénes van a ser senadores. La facultad de elegir quién lo va a representar en el Senado es suya y solo suya. Cualquier otra interpretación chocaría con el “pluralismo político”, que es uno de los cuatro “valores superiores” del ordenamiento jurídico mencionados en el artículo 1.1 de la Constitución. La no ratificación de Miquel Iceta como senador es una negación pura y dura del pluralismo político. No se puede vetar la propuesta de ningún grupo parlamentario.”   Hasta aquí la larga cita del constitucionalista andaluz.

Si es como este experto jurista explica, y todo indica que así sea, la previsión del presidente del Gobierno no tiene ningún vacío legal, pues es una presunción  jurídica segura y sólida, man tenida cuarenta años por la praxis parlamentaria, y por todos los parlamentos comunitarios. Y si el derecho de presentar candidatos al senado corresponde a los partidos políticos, según el criterio de la proporcionalidad, al parlamento en cuestión solo le queda la sanción de esa elección. No hay la más mínima razón para denominar “chapucera” la acción presidencial, excepto las ganas de poner trabas y denigrar al que, actualmente, ostenta esa presidencia. Hasta el 28A, los políticos autodenominados “¿constitucionalistas?”, y muchos ¿profesionales? de medios afines, o definitivamente palmeros, despotricaban contra Sánchez, considerándolo un okupa, como si la moción de censura, después de la sentencia demoledora de la trama Gurtel fuera una especie de atraco al poder, y recriminando que no convocara elecciones. Olvidaban todos esos críticos que es justamente por el poder que otorga la presidencia del Gobierno por lo que todos quieren acceder a ella. Y, evidentemente, cuando eso sucede, la usan de la manera más útil y provechosa para sus intereses; por ejemplo, convocando elecciones, dentro de los tiempos que marca la Constitución, en los momentos más propicios.

De todo lo anterior, deducimos que lo que incomoda a los opositores del actual inquilino de la Moncloa es el mero hecho de que eso suceda, como si fuera responsable de una especie de pecado original, que mancha todos los procesos posteriores. Según informes que nos llegan desde el exterior, llama la atención en Europa, en los corrillos de Bruselas, la terrible inquina que los políticos e informadores opositores del actual mandatario socialista practican, y exhiben sin rubor contra él.

Y para no olvidar lo que he apuntado de contradicciones argumentativas, el editorialista de “El Mundo” nos haría un gran favor si resolviera el siguiente dilema: ¿Cómo es posible que la actitud de los independistas catalanes en el caso Iceta signifique, a la vez, que había un acuerdo de colaboración, y hasta pactos, entre ellos y el PSOE, y al mismo tiempo se critique severamente la inocencia, y el poco olfato político de Sánchez, y los suyos, por fiarse como unos pardillos de los separatistas, quienes con su desplante demuestran el grado de colaboración y pactismo que existía previamente entre las dos fuerzas políticas? Sé que este artículo es muy duro contra una de las páginas principales, y mejor presentadas, de un periódico. Pienso, sin embargo, que los ciudadanos tenemos el deber de apuntar las exageraciones, y hasta mentiras, que de un tiempo a esta parte, se están propalando impunemente, y están crispando desmesuradamente el ya inquieto y travieso juego político.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara 

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)