Lecciones de Democracia

Hay un partido que pretende dar lecciones de honestidad democrática y política. Se trata del “Partido de los ciudadanos”, que nació con el firme propósito de procurar , y realizar, una regeneración política, y porque  recientemente, en un acto de generosidad y madurez, ha decidido levantar el veto al PSOE, llamado vergonzosamente “un cordón sanitario“, y lo ha cambiado por una serie de condiciones, que ellos denominan necesarias y democráticas, y a mi me parecen peregrinas, muy anti democráticas, faltas de respeto, psicológicamente  infantiles, y sociológicamente intragables. La principal, que ellos llaman línea roja que no pueden traspasar, es la necesidad de que en el ayuntamiento, o la Comunidad Autónoma en los que quieran pactar con el PSOE, haya algún miembro del partido socialista que reniegue, por escrito, de las políticas de D. Pedro Sánchez, presidente del PSOE y del Gobierno, al que ellos denominan, despectiva y depreciativamente, Sánchez. Y la segunda, o una de las esenciales, es que los del PSOE eliminen de su discurso la promesa, ¡que nunca han hecho!, de futuros indultos a los independentistas catalanes. Esta pretensión es inaudita, y denota un talante severamente anti democrático, porque indica que los líderes del partido de los Ciudadanos ya han intervenido antes que los jueces, pues dan por su puesta la sentencia condenatoria, con lo que demuestran gran sensibilidad y admisión hacia uno de los adelantos de los países democráticos: la presunción de inocencia. Además, ni una sola vez hemos oído a nadie del partido Socialista asegurar que, en el caso de sentencia condenatoria, ellos promoverían el indulto. Es decir, este partido que nace para, entre otras cosas, una regeneración democrática, miente con descaro. Y añade que para pactar con algún gobernante territorial del PSOE, éste se tendrá que comprometer, por escrito, a poner en marcha el artículo 155 de la Constitución contra las autoridades de Cataluña. No, no es una broma, ellos lo dicen en serio, es mucho más una pretensión demencial que otra cosa, y se quedan tan serios y tan campantes, sobre todo si el que hace tales afirmaciones es el portavoz y secretario de organización José Manuel Villegas.

El partido de la Ciudadanía nació con la intención de regenerar la vida pública, y en verdad que el mismo día de la sentencia de Gurtel, su fundador, y actual presidente Albert Rivera, fue el primero que con su convicción de honestidad democrática levanto la hipótesis de la Moción de Censura, que después no acompañó con su voto, y ayudó a denigrar, no se sabe por qué, o tal vez, sí, porque salió vencedora, cuya postura encrespadamente  censora llega hasta nuestros días. Así que Pedro Sánchez se convirtió en un “okupa”, su permanencia en la Moncloa en una demostración de pura avaricia política y amor a los sillones elevados, conseguido el suyo, según la convicción  inquebrantable de los “ciudadanos” honorables del partido de Rivera, por los caminos más tortuosos de la traición a la Patria, ¿Qué será eso?, y por la intención más dañina, y más ridículamente increíble de romper a España. El resultado de las elecciones del 28A, y la incomprensible reacción de ciudadanos tan puros, puristas, puritanos, e intolerantes, demuestra que las acusaciones y recusaciones del presidente interino del Gobierno eran fruto de la inconsciencia e irresponsabilidad políticas, y de la celotipia juvenil.

No sé qué idea de Democracia tienen los señores Villegas y Rivera, si es que éste defiende las mismas tesis que aquél, o solo está enviando a su segundo a una guerra de guerrillas y de desgaste. Pero no puede ser serio, ni entenderse, que pretendan exigir, para los pactos de Gobierno, las condiciones que ha expresado el señor Villegas: que alguno de los miembros del PSOE, de la Autonomía o del Ayuntamiento con los que se va a pactar, reniegue (¡sic!) de las políticas no del presidente del gobierno y secretario del PSOE, sino de ¡Sánchez! Eso me recuerda lo de “ese tal Blázquez” de Arzallus en Euskadi. Es inaudito, en cualquier país moderno y serio, que al presidente del Gobierno se le trate con tal desprecio, con acusaciones estrafalarias, y nunca, nunca, demostradas, como que es un títere de independentistas, como Torrá, o Puigdemont, que es un traidor a la patria, y que quiere trocear España. Sería simplemente ridículo e hilarante,  si no fuera tan repetido como un mantra, y si los políticos que lanzan esas flores dieran alguna pista de que no se lo creen. Pero, en mi opinión, sin llegar a la gravedad de las acusaciones infundadas, o fundadas solo en bulos, que lanzan los políticos de la oposición, los periodistas que en tertulias radiofónicas o televisadas no contradicen con argumentos, y no afean ese tipo de proclamas políticas, fundamentadas tan solo en la mentira y en la dudosa utilidad política, se hacen responsables de las barbaridades que escuchan, porque “el que calla, otorga”. Y menos mal que en la prensa escrita si que hay ejemplos de valentía y de ética profesional, con la que han combatido ese tipo de afirmaciones, que se van convirtiendo en informaciones de tan repetidas.

Y volviendo un poco a lo de discrepar de las “políticas de Sánchez”, es asustadora, peligrosa, y del todo increíble y fuera de lugar, la ceguera de los políticos que no han visto, cegados probablemente por la envidia y el rencor, que son justamente las políticas del denostado Sánchez, en las dos líneas de justicia social, y trato más humanizado y dialogante con los políticos catalanes, a pesar de todos los pesares que éstos representan, las que han convencido al electorado, y provocado que el Secretario General de los Socialistas haya ganado las elecciones Generales, Autonómicas,  Locales, y europeas con la claridad y holgura que han sucedido. ¿Alguna vez nuestros políticos aprenderán el ABC del político, que consistiría en  saber leer las enseñanzas que se desprenden de los resultados electorales?

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)