Autobombo, exageraciones y mentiras en algunos políticos

  • No aguanto las mentiras de los p0líticos. Cuando se dio a conocer Inés Arrimadas como  política, por Barcelona, en sus primeras apariciones, me vino a la cabeza que un ángel había llegado a las turbias, desabridas, turbulentas, y, con frecuencia, fétidas aguas de la Política patria. Con esa pinta de niña buena, con la dulzura que irradian sus ojos, con ese aire de ingenua bondad, con su porte siempre altivo, pero no por eso menos discreto y sencillo. Así que cuando comenzó la agotadora campaña electoral, de la que no hemos salido, y espero que lo hagamos sin haber sufrido males mayores, ni mermas en nuestra capacidad de comprensión y empatía hacia los otros, y con los  arrebatos electorales contemplé, primero, la incómoda metamorfosis de nuestro ángel andaluz trasplantado de Cataluña; y, después, la inesperada transformación de una persona respetuosa y aparentemente veraz, en una agitadora mitinera, dura e implacable; y, más tarde, y lo más triste, en la voz de su amo, un señor desorientado con su propia fama, un regenerador político, que pacta con quien lo escandalizó, que quiere terminar con la vergüenza de la corrupción política impidiendo el hundimiento de un partido que ya sufrió la sentencia de la Gurtel, y otras pequeñeces, y abjura de una socialdemocracia en favor de un liberalismo deshabrido, que no se avergüenza de blanquear políticamente, y dar carta democrática a un partido de la Extrema derecha, con el, sin embargo, que no quiere ni verse, ni, ¡mucho menos!, ser visto, y que arrastra a todos sus seguidores a fobias y actitudes casi paranoicas.

Y he empezado por Arrimadas porque esta mañana me ha entristecido, como ha podido, llegar, como tantos otros políticos, al descontrol en la crítica, a la inverosimilitud en la carga descontrolada de agravios, insultos, mentiras y ataques furiosos no a sus adversarios políticos, que Ciudadanos no tiene sino solo a uno, y desprecio y vilipendio a su bestia negra, causa de todos los males de España, tragedia para nuestro pobre país, el señor Pedro Sánchez, quien, incomprensiblemente, ha más que doblado los escaños del partido del señor tardo liberal, regenerador político sin tacha, aseado y bien oliente, al que los electores han preterido por quien no es sino el coleccionador de todos los mayores males y pecados, hasta delitos gravísimos en un Gobernante. Porque, ¿no son delitos terribles aliarse con los que quieren deshacer España, ante la sospecha de que el mismo Presidente tenga esa vil, traidora y demoníaca intención? Escuchando a Inesita Arrimadas en la tele esta mañana quedaba en la retina esa maltrecha imagen de quien, votado mayoritariamente por los españoles, es el Presidente en funciones, del que ni una sola vez, de los cientos de ocasiones en que gente del PP y de Ciudadanos, y ahora también de Vox, ha despotricado y acusado al secretario general del PSOE de comportamientos evidentemente delictivos según la descripción de las acusaciones, nunca, digo, ni una sola vez, han probado, ni remotamente, ni lo han intentado, las acusaciones. No se puede mentir y calumniar, porque ni en Política vale todo.

  • Tampoco aguanto el incienso y la coba exagerados de una auto exaltación vomitiva. Vuelvo otra vez a la señora Arrimadas, pero ni es la única, ni la más pertinaz en el autobombo, ya que el fundador y presidente del Partido de los Ciudadanos es un verdadero crac en ese extremo de la autocomplacencia al cubo. Da vergüenza ajena escuchar a los miembros de este partido, el autobombo que he señalado más arriba, y la apropiación de gestas y eventos históricos, una agrupación política novicia, y sin pruebas fehacientes, todavía, de que se le pueda otorgar causalidad directa en actuaciones políticas rrelevantes que hayan provocado grandes transformaciones socio-políticas. (Tal vez lo más relevante políticamente en la historia de Ciudadanos ha sido la victoria electoral en Cataluña, que ¡no se ha traducido en nada!). Ahora me refiero, con vergüenza ajena, al hecho ¿verdaderamente histórico?, que ha reseñado Inés esta mañana, pero que se lo hemos oído a Villegas, y al propio Rivera contárnoslo sin el menor rubor, ni tembleque en la voz, que va a suceder estos días en Madrid, que está experimentado una transformación verdaderamente histórica siendo la Derecha la que, ¡por fin!, parecen decir, va a gobernar el Ayuntamiento y la Comunidad. Y que esta cósmica efemérides va a suceder gracias al impresionante resultado electoral conseguido por su partido Ciudadanos. Claro que es la primera vez que la Derecha “civilizada” va a gobernar en Madrid, pues están los “ciudadanos” de Albert en ello, para hacernos olvidar toda la corrupción, el saqueo en múltiples frentes, y el estilo patrimonial y de propiedad privada, exhibidos por el PP, convertido, por fin, a la Ética ya a la honestidad, y ¡menos mal!, tras el trabajo evangelizador de las huestes ciudadanas. Y, mientras, en la faena más torpe y errática de los partidos políticos españoles, el Partido de la Ciudadanía ayuda a reflotar, gratis et amore, parece, al partido al que quería “sorpassar”  y hundir en la miseria.

¡Ah!, y Vox, ¿no cuenta? ¿No será más trágica y peligrosamente histórico que Ciudadanos que, no quería ni parleta ni fotografía con él, haya conseguido que ese partido, lleno de vitalidad y varonía, y de sana intención de Reconquista, se haya instalado en las instituciones?  

Jesús Mª UríoRuiz de Vergara  

One Response to “Autobombo, exageraciones y mentiras en algunos políticos”

  1. El artículo, ¡sin desperdicio!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)