¿Qué pasa con el obispo Zornoza?

 ¿No hay quien le pare los pies, y demuestre celo por las cosas de la comunidad eclesial, el verdadero “celo de tu casa que me devora”, del Antiguo Testamento? ¿No hay Conferencia Episcopal? ¿Para que sirven las flamantes Nunciaturas, para proporcionar obispos como éste? ¿No hay nadie que se responsabilice de la evidente e indiscutiblemente irresponsabilidad de algunos obispos? 

Es evidente que estoy indignado. No es la primera vez que escribo sobre este prelado, a quien conocí siendo él párroco de la parroquia de San Jorge, cuando yo lo era de la de los Sagrados Corazones, ambas en el barrio de Chamartín, entre las calles del Padre Damián y Paseo de la Habana. De ahí el primer obispo de Getafe, Francisco José Pérez Fernández-Golfín lo llevó a su Diócesis, recién estrenada, donde fue recibido con la dimisión  de todos los arciprestes. ¡No cabe duda que comenzaba con muy buena empatía!, y a la temprana muerte de su mentor y protector, en 2004, es nombrado obispo auxiliar de Getafe el año siguiente, 2oo5. Permanece en esa misión canónica hasta el año 2011, cuando el día 3o de Agosto el papa Benedicto XVI lo nombre obispo de Cádiz-Ceuta. Conociendo las aventuras de este triste obispo, a mi me resulta extraño que desde el año de su nombramiento para Cádiz, el año 2011, es miembro de la comisión episcopal para el clero. Pero nombramientos eclesiásticos más apropiados se han visto en la Iglesia de Dios.

Hoy, 12 de Junio, Redes Cristianas publica dos noticias deplorables para un obispo: sentencias judiciales condenándolo a la readmisión de una trabajadora expulsada del trabajo sin las formalidades exigidas por la legislación laboral española, y al pago de los salarios debidos al tiempo correspondiente al despido. No es la primera vez que esto sucede al ínclito obispo de la alegre y risueña Ciudad de Cádiz, pero la pesada reincidencia en estas noticias sociales-laborales no es muy abonadora para un servidor público, pastor cristiano, el menos indicado para mantener litigios con sus ovejas-fieles-feligreses.

Así suenan las dos noticias:

1ª) “el obispo de Cádiz pretende desahuciar por burofax a los porteros de las Capuchinas de San Fernando“, así, con la cercanía y la proximidad de la tecnología. No sé si estas  monjas Capuchinas son de derecho pontificio o diocesano, pero conviene recordar la Autonomía administrativa de los religiosos, y que es muy complicado para un obispo meterse en un charco de esos. Además las informaciones nos precisan que estos porteros llevan una porrada de años viviendo en esa casa que las monjas tienen para sus sirvientes, y que, además, han tenido  incluso hijos nacidos en esas dependencias, y que tienen un documento de la madre abadesa que les garantiza la permanencia en lo que es, inequívocamente, su hogar. Y la reacción de la gente, a tenor de la información de Religión Digital es de enfado, de incomprensión, y hasta de escándalo.

2ª)Una contundente sentencia condenatoria para  el obispado de Cádiz y Ceuta. Ésta con información del autor del artículo: “Juan Cejudo, miembro de Comunidades Cristianas Populares”.  Este agente de pastoral de la diócesis, después de trabajar con entusiasmo y eficacia tuvo que abandonar su colaboración pastoral por desavenencias insuperables con la dirección de la diócesis, léase obispo. Es muy crítico con los desmanes que se están produciendo en la Diócesis, en general, y en Caritas, en particular, como en el caso de la persona despedida por alertar de irregularidades en el uso de los presupuestos para Caritas diocesana.

Otra información interesante, del periodista Santiago F. Reviejo, en el diario Público en el apartado “Iglesia de Cádiz” incide en algo que se repite mucho entre los miembros más concienciados y comprometidos de la diócesis, clérigos y seglares, sobre el estilo del obispo. He aquí un titular: “Los modos “neoliberales” del obispo Zornoza Boy causan un cisma en la Iglesia de Cádiz. Gran parte del clero y las organizaciones cristianas de base de la diócesis critican al prelado por estar más ocupado en las cuestiones mercantiles que en las evangélicas”. Personalmente pienso que ésta es una de las más graves acusaciones, que se le pueden hacer a un obispo, pues muchas veces quiere decir que convierte su diócesis en una empresa pensada, organizada, y dirigida más para el éxito económico que para la Evangelización.

(Nota: este artículo de Santiago F. Reviejo es muy bueno, crítico, profundo, y muy bien informado, y lo podéis leer en “Redes Cristianas”, y os animo a hacerlo porque sacaréis mucho provecho.

Nota 2: No voy a poder desarrollar el mucho material que tengo sobre este tema escandaloso e inaceptable del obispado de Cadiz-Ceuta. Leamos ahora un comentario de Juan Cejudo, a quien más arriba he presentado como agente de pastoral comprometido, pero crítico con la dedicación más financiera que pastoral del obispado de Cádiz.

“Con la sentencia ahora del juzgado nº 3 de lo social, me parece ahora que, además de bochornoso, es demoledor. El juez declara el despido nulo, exige la readmisión de la trabajadora y reconoce que el despido se ha provocado por represalias por las reclamaciones judiciales anteriores de su marido, que también consiguió ganar en los juzgados y de ella misma, al cambiarle sustancialmente sus condiciones laborales. Estamos hablando de represalias por parte del obispado que es capaz de dejar en la  calle a una trabajadora suya.. ¡Suena muy fuerte!….El obispado no debería ser una empresa neoliberal más, de las muchas que despiden a sus trabajadores sin ningún miramiento. Un obispado no puede proceder así…”

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

 

¿

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)