Lo que se puede oír en una sesión de Investidura

1º) Pedro Casado. Últimamente el joven presidente del PP ha cambiado sus iras, y está dirigiendo sus andanadas más a los separatistas vascos, a los que llama terroristas, que a los independentistas catalanes. Y venga, o no venga a cuento, afea a Sánchez que busque colaboración y apoyo en un partido como Bildu, como afirma que ha hecho en el caso de Navarra, cuando todos sabemos que muy probablemente el Secretario General del PSOE no tuvo parte activa en el acuerdo que según Casado el PSOE, que no fue, sino el PSN, Partido Socialista Navarro, no quiso, por tercera vez, sacrificarse en beneficio del UPN, Unión del Pueblo navarro, marca del PP en Navarra, por el miedo, totalmente razonable a que sus votantes, del PSN, lo corriesen a gorrazos.

Pues bien, el señor Casado, presidente de un partido nacional español, ha hecho la siguiente afirmación: “Porque Vd. señor Sánchez, se ha a aliado a “presuntos delincuentes”, afirmación que constituye una verdadera barbaridad. Pero he observado que algunos españoles, muy españoles, constitucionalistas, ¡muy constitucionalistas!, demócratas, ¡muy demócratas”, ignoran, todavía, que nadie puede ser delincuente presunto, porque presunto inocente es cualquier ciudadanos, que no ha sido condenado.

2º) A Albert Rivera El presidente de Ciudadanos es muy dado a exagerar la dependencia política de Pedro Sánchez de los independentistas. Repite insistentemente el mantra de que el candidato a la investidura siempre se ha aliado con los separatistas, quienes durante mucho tiempo eran los catalanes, pero, de un tiempo a esta parte, ha cambiado de cómplices de lo que él llama traición a España, a la que el candidato quiere partir en dos, o a la que aspira a vender, y se ha encaprichado con los que él denomina terroristas del Bildu, quienes a los mandos del PNV pretenden, “contra la Constitución” inmiscuirse en la política de Navarra. No es la primera vez que escuchamos al fundador del partido de los Ciudadanos expresarse de modo igual o parecido, ocasión que me ha dado a mí la ocasión de dudar si el señor Rivera conoce tan bien como sus protestas constitucionales podrían dar a entender la Constitución española.

Porque de lo que no cabe la más mínima duda es que o disimula muy bien, cínicamente, o desconoce, de hecho,  la disposición transitoria 4ª de la Constitución, que reza así: “1. En el caso de Navarra, y a efectos de su incorporación al Consejo General Vasco o al régimen autonómico vasco que le sustituya, en lugar de lo que establece el Art. 143 de la Constitución, la iniciativa corresponde al Órgano Foral competente, el cual adoptará su decisión por mayoría de los miembros que lo componen. Para la validez de dicha iniciativa será preciso, además, que la decisión del Órgano Foral competente sea ratificada por referéndum expresamente convocado al efecto, y aprobado por mayoría de los votos válidos emitidos.” No solo Rivera, sino que también, Casado, parecen ignorar que la posible “incorporación de Navarra” a la autonomía que después se llamó Euskadi está expresada en la disposición transitoria 4ª, como hemos visto más arriba. Así que cuando el PNV, o Bildu, u otra institución vasca se vaya inmiscuyendo en la política Navarra no hacen otra cosa que cumplir la Constitución, que redactaron unos padres que debían serlo de la Madre Patria, pero tan solo padrastros de Navarra. Algo que los jóvenes presidentes del PP y de Ciudadanos no deben de conocer.

3º) Pablo Iglesias. Me resultaría conmovedor, si no ocurriera que se me hace cansino, que un político tan claro, tan macho, tan directo, tan de pocos adornos, como el fundador de Podemos, estuviera hace semanas, por lo que se filtra hasta los medios, y acaba llegando a la calle, argumentando todo tipo de argumentos sin fundamento, para convencer al candidato a la investidura, y a todo el público televisivo, que estos días ha aumentado mucho, que el sistema de Gobierno conocido como de Coalición tiene una serie de normas y protocolos que, por lo visto, todo mundo conoce, y él, Pablo, lo explica con mucha pedagogía. Pero no es así exactamente. No existen normas tajantes ni fijas para la composición de un Gobierno de Coalición, ni números que expresen la ratio de integrantes de uno u otro partido, ni mención alguna a que los puestos deban de ser proporcionales a los votos adquiridos. Desde luego, nada que avale la seguridad con la que el director de a Razón, Francisco Marhuenda, en una intervención plena de voluntarismo, en programa de la sextaNoche del último sábado, en la que afirmaba que era una cuestión matemática el número de ministerios y cargos que el PSOE, inevitablemente, tendría que ofrecer a Podemos. No hay nada regulado sobre este tema, y la única norma a qué atenerse en nuestra Constitución es el artículo 51, que reza así:  Artículo 100: “Los demás miembros del Gobierno serán nombrados y separados por el Rey, a propuesta de su Presidente”.

Y me llama poderosamente la atención la incongruencia de muchos periodistas, que, dependiendo de quienes y del motivo, critican que el PNV, o los Catalanes, por ejemplo, soliciten una recompensa por una ayuda política al partido del Gobierno, y después se escandalicen, o cachondeen, cuando, en una acción decisiva y fundamental de formación del Gobierno, afeen a Sánchez que en asunto de tanta transcendencia, solicite visión de Estado no para proclamar Presidente del Gobierno a fulano de tal, algo que ya fue marcado por el Rey, sino, simplemente para que las elecciones lleguen a su fin, sobre todo si no hay otra alternativa de Gobierno.

Jesús Mª Urío Ruiz de vergara

     

(Mañana continuaré)

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)