Los abducidos

matrixReconozcámoslo: no hay opción ninguna para cambiar el sistema económico y social desde dentro y por medios pacíficos. Nos queda la resignación, la retirada a un eremitorio o la subversión. No hay más opciones. Así de claro nos lo dejan los dos partidos mayoritarios y la enorme caterva de cómplices que con su voto los sustentan. Unos y otros, todos somos abducidos. Dicho de otra manera, creemos vivir en una realidad que no existe, bien porque otros nos han convencido de ello, bien porque nosotros mismos preferimos creerlo.

Los que siguen sustentando al bloque hegemónico de políticas capitalistas, han sido abducidos por la patraña creada por los medios, la gran mayoría, para hacernos creer que este es el mejor de los mundos posibles y que cualquier otra cosa es el caos. Si, además, los intereses individuales de esos varios millones de votantes coinciden con este mundo impuesto, pues más motivo para sustentar los pilares de la corrupción y el latrocinio estatuidos en España. Pero, hay otros también abducidos, no por sus intereses, no por los medios, no por las falacias, sino por su propia ingenuidad. Creen en Campanilla y Peter Pan, piensan que la gente cambiará cuando conozca la verdad, cuando se dé cuenta de lo que “realmente” pasa. Creen estos tales que la gente es ingenua y vive engañada por una panda de malvados interesados en seguir con el cotarro. Y estos tales son los peores abducidos, porque no viven en el mundo real, sino en su mundo de fantasía, de utopía, de revolución cool.

Estos abducidos últimos, cual socráticos posmodernos, están convencidos de que la verdad libera, que abre los ojos, como en Matrix, y permite comprometerse en un cambio que llevará el mundo hacia la paz, el amor y la justicia. Qué equivocados están. No les ha bastado que elección tras elección sigan gobernando las mismas políticas de forma continuada y sin ningún cambio significativo. No quieren ver que la gente actúa por puro interés o por miedo a perder lo que tiene. El PP y el PSOE les aseguran conservar lo que tienen e, incluso, aumentarlo cuando las cosas se pongan mejor. Seguirán votando a estos partidos porque son ellos los que les aseguran que si tienen suerte, si están cerca del poderoso, si la cosa se pone a tiro, serán ricos y no tendrán nunca más que preocuparse por cómo ganarse la vida. Son, en definitiva, pulgones que van de presa en presa buscando qué sangre es la más sabrosa.

Los abducidos, todos ellos, no merecen ninguna consideración. Sólo les podemos desear, porque los amamos, que sufran, que sufran mucho, para así darse cuenta de verdad de cuál es el verdadero y único interés de los hombres cabales: la pobreza asumida, la austeridad apropiada, el compromiso por los demás, el respeto por la Naturaleza, la gratuidad como organización y el amor como ágape comunitario. Estos es lo único que nos podrá salvar de la destrucción inminente. Los ingenuos pueden seguir jugando a las muñecas mientras el mundo se corrompe, a los demás nos queda el eremitorio o la subversión.

3 Responses to “Los abducidos”

  1. Y cuanto mayor nos hacemos, más claro lo vamos viendo.
    .
    Veo mucho dolor por tu parte cuando desenmascaras al segundo grupo de abducidos porque al primero lo das por perdido: “…que sufran, que sufran mucho, para así darse cuenta…”
    No sé si bastará con el sufrimiento. La propuesta que haces para los hombres cabales no se sustenta solamente desde un análisis intelectual o desde la compasión sensible, además, deberá ir acompañada del ‘camino hacia dentro’: el que abre la posibilidad para unos ‘nuevos términos’ donde la felicidad y el derecho de los otros no pueden separarse de los propios.
    Es un salto desde el ‘ego’ hasta el ‘ser’. Es un salto de muerte.

  2. No, no es que baste o sobre con sufrimiento, es que el sufrimiento es el camino para la transformación. El sufrimiento y la reflexión. Como no vemos signos de cambio, la reflexión no funcionará hasta que llegue el sufrimiento. Pero no es que yo desee que sufran para desearles mal, no, al contrario, el sufrimiento les salvará de su cerrazón.

  3. Ya sé que no quieres que sufran, hombre.
    Mi matiz es que además de la reflexión y la compasión hay una visión interior que surge al abrirse al mundo cuando el egocentramiento empieza a perder posiciones.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)