¡Dichosos los ricos…, porque os llamarán bienhechores!

RicosEl capítulo 22 de Lucas nos dice: “Los reyes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los que ejercen el poder sobre ellas se hacen llamar bienhechores”. El evangelio da justo en el clavo a la hora de analizar cómo funciona el mundo en que vivimos, ayer y hoy. A los poderosos, sean reyes de las naciones, jefes o simplemente multimillonarios, no les interesa solamente acumular poder y enseñorearse del mundo; necesitan que el resto los tome por bienhechores, es decir, que todos crean que lo que hacen lo hacen por el bien de la humanidad. Hoy, estos tales se hacen llamar filántropos. Suelen ser multimillonarios que dedican parte de su riqueza a realizar donaciones, normalmente con gran publicidad y dejando patente lo que pretenden. Donan cantidades ingentes a ONGs, a grupos de apoyo a colectivos marginados y, ahora también, a la propia administración pública, mermada en su financiación gracias a que se bajan los impuestos a esos mismos enriquecidos que luego donan parte de los impuestos eximidos.

Saben muy bien que su riqueza, aunque resulte paradójico, es precaria. Sí, precaria. Porque la riqueza depende de tres factores externos a ella misma para generarse y mantenerse. El primer factor es que tiene que existir un marco legal que proteja la riqueza acumulada. Si las leyes penalizaran la acumulación de riqueza, esta nunca se crearía. Cuando Estados Unidos cayó en la crisis más grave de su historia en 1929, la forma de salir de ella fue aplicar un impuesto del 89% sobre la riqueza, de modo que fuera esta riqueza acumulada la que salvara al país, como es lógico hacer. El segundo factor es la existencia de un Estado que proteja la riqueza, sea mediante las leyes, sea mediante la policía o sea mediante el consentimiento de la administración. En todas las revoluciones, lo primero que desaparece es la riqueza acumulada, pues el nuevo Estado se la apropia. El tercer factor y más importante es el asentimiento generalizado de la sociedad que rodea a aquellos que acumulan la riqueza. Este asentimiento puede ser impuesto por la fuerza, en cuyo caso también es precario, o bien puede ser asumido como el anhelo social. Puesto que todos queremos ser ricoses bueno que existan ricos y riqueza a la que poder aspirar, aunque eso sea una quimera, pues en cualquier sociedad los ricos pueden serlo unos pocos. Según los datos que tenemos de la historia, en cualquier sociedad los ricos nunca superan entre el 1 y el 5%, dependiendo el momento y la sociedad. Por ejemplo, en el Imperio romano era el 3%, mientras que en los Estados Unidos hoy no llegan al 2% y en España es el 1%. Por supuesto, hablamos de ricos de verdad, no de personas con algunos bienes más que la media.

En las sociedades actuales, los ricos han ganado la partida. Han impuesto su discurso y su lógica, esa lógica que nos lleva a aceptar que tres personas en el mundo poseen más riqueza que 3.000 millones de seres humanos. Y lo aceptamos como bueno, normal e, incluso, deseable. Han impuesto su discurso y su lógica, la han introducido en los medios de comunicación, en la educación, en las conversaciones y hasta en nuestros sueños y deseos. De esta manera, cuando las cosas iban bien en España, entre 1998 y 2008, los ricos, el 1% de la población, acaparaba el 25% de la riqueza, pero ahora que las cosas han ido mal, los ricos, ese 1% de españoles, acumula más del 50% de la riqueza. En 2017, el 1% rico de españoles se apropió del 40% de la riqueza generada ese año. A este ritmo, en diez años tendremos un 1% con el 90% de la riqueza de España. Eso significa que el resto deberá conformarse con el 10% y paliar su miseria con sueños y deseos.

One Response to “¡Dichosos los ricos…, porque os llamarán bienhechores!”

  1. Mi opinión sobre el artículo es que expone con buena claridad la realidad social del mundo, pero creo que no menciona las riquezas que perduran en el tiempo a través de los siglos.

    Las riquezas a las que me refiero son las que mencionan los relatos bíblicos en las Escrituras hebreas y en las Escrituras griegas, como los libros de los Proverbios escrito por el rey Salomón, y los de los evangelios en los que se relatan las enseñanzas de Cristo Jesús a sus seguidores y discípulos como el sermón del Monte.

    Y esas riquezas eternas bien pueden relacionarse con los tesoros que conserva este mundo en •#bibliotecas, o los producidos por los #descubrimientos, o incluso por obras de fe y de semejanza cristiana en las diversas #civilizaciones que han existido o perdurado en el tiempo de la Humanidad.

    Finalmente cabe señalar que para algunos aunque no sean la mayoría, los #libros antiguos y la #religión siguen siendo grandes tesoros que son de gran valor porque no tienen precio ni para sus lectores y de igual manera tampoco para los que los escribieron.

    Por ello, existen sitios Web dedicados a estas riquezas que menciono, y un ejemplo de ello puede ser el que yo mismo gestiono en la actualidad, aunque está en fase de inicio y que se llama: http://debibliotecasnet.es , e invito a todos los lectores de este comentario ha que lo visiten, para poder encontrar más contenido relacionado con mis palabras.

    Un placer haber leído el artículo y un saludo sincero desde Santiago de Compostela.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)