Joker

Joker 2

Probablemente Joker, dirigida por Todd Phillips, sea el fenómeno cinematográfico del año. Una película controvertida por su historia y su procedencia que, sin embargo, se ha alzado por encima de todo tipo de prejuicios hasta cosechar un enorme éxito de crítica y público. Una película que esperemos que de paso a una etapa en la que las adaptaciones de cómics no sean entendidas como mera pirotecnia sino como un material excelente para un cine adulto con personalidad propia.

 

En 1949 el norteamericano Joseph Campbell publicó El héroe de las mil caras, una obra en donde se explica el patrón que siguen todos los relatos heroicos. El cine está plagado de ejemplos magníficos como Star Wars (George Lucas, 1977), Matrix (Lana y Lily Wachowski, 1999), o más recientemente las películas de Marvel, en donde el esquema aparece ligeramente simplificado. Joker, una de las películas de la temporada, encaja sin problemas en este modelo, a pesar de que su protagonista sea unos de los villanos más icónicos de la cultura popular contemporánea.

 

Joker 5Sin embargo, el cine no nos había mostrado los orígenes de este personaje hasta este momento. Arthur Fleck es un hombre con una enfermedad mental que vive en una Nueva York sórdida y marginal (el mundo ordinario), que sueña con ser comediante (la llamada a la aventura) siguiendo el ejemplo de Murray, famoso presentador televisivo en quien la mente de Arthur encuentra una suerte de mentor (encuentro con el maestro). Los intentos frustrados de Arthur por alcanzar el éxito y el rechazo sistemático que recibe por parte de una sociedad que le maltrata (las pruebas y los enemigos) le generan cada vez más inseguridad (el rechazo de la llamada). No obstante, ayudado por los consejos de un compañero de trabajo (los aliados), Arthur se empodera hasta que llegar a la escena del tren (cruce del primer umbral) donde, según se mire, comenzará una bajada a los infiernos o ascensión a la cumbre (acercamiento) que culminan con su segunda aparición en el programa de Murray (la prueba suprema). Allí obtiene su ansiada fama y el respeto anhelado (recompensa) y, además, exhibe su nueva identidad (la resurrección). Las escenas finales funcionan como epílogo que deja la puerta abierta a una continuación y que entronca con lo que sí conocíamos ya del personaje (el camino de vuelta y el retorno).

 

Joker 6La reproducción de este esquema narrativo en este tipo de historias permite que al lector o espectador entrar fácilmente en el relato, incluso sin ser consciente de las diferentes etapas del viaje del héroe. Esta familiaridad posibilita el desarrollo de una mayor empatía y finalmente la identificación con el héroe, lo que contribuye a un mayor disfrute de las proezas narradas que son vividas como propias. Por eso todos hemos vibrado viendo a Luke Skywalker usar la fuerza para levantar el Halcón Milenario o deseado que Neo eligiese la pastilla roja.

 

La identificación con el personaje se apoya en detalles que por desgracia están a la orden del día. Al fin y al cabo en Arthur confluyen el hijo abandonado, la familia desestructurada, el obrero sumido en la precariedad laboral, el niño víctima del acoso escolar o todo aquel que en algún momento de su vida ha padecido alguna enfermedad mental. Aunque por norma todos rehuyamos la identificación con este tipo de personajes, basta con que reconozcamos algunos de estos elementos en nuestro entorno para acercar esta historia a la vida del espectador.

 

Joker 4El viaje de este antihéroe sirve también como una crítica al capitalismo a través de algunas de las manifestaciones más negativas que se le asocian y que desde la crisis están más en boga: el inmovilismo social y la desigualdad patológica, la violencia como expresión del hastío o la ausencia de valores o la mercantilización de lo grotesco y la desgracia ajena por parte de los medios de comunicación.

 

Joker 3Ahora bien, lo fascinante de esta película es el grado de empatía que logra con un personaje que ya de entrada todos sabemos que es la antítesis del héroe. Joker no es ni siquiera un villano que represente los valores contrarios a aquellos generalmente asociados a los héroes. Lo verdaderamente perturbador y al mismo tiempo fascinante es la ausencia total de un objetivo que no sea otro que el derrumbe del status quo. Perturbador porque un enemigo que no teme nada ni tiene nada que perder se vuelve aun más peligroso, y fascinante porque el caos siempre ejerce sobre nosotros, aunque sea momentáneamente, ese poder de atracción. Todo esto ya quedaba perfectamente reflejado en la encarnación que hizo el difunto Heath Ledger en la maravillosa El caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008), pero ahora por fin se nos explica cómo ese pusilánime aspirante a cómico deviene en el payaso nihilista que conocemos.

 

Joker 1Si con el relato del héroe uno en cierto modo se siente protagonista de una aventura en donde el bien triunfa; el éxito de Joker radica en que el espectador puede acompañar al personaje en el relato contrario, dejándose arrastrar por el lado oscuro sin temor a que este te consuma como ocurre a lo largo de la saga de Star Wars, pues sabemos que al final aparecerá Batman para poner orden pero, sobre todo, porque somos reacios a admitir que quizás tenemos más en común con Arthur Fleck que con Bruce Wayne.

 

El director de la película no esconde sus principales referentes: Taxi driver (Scorsese, 1976), especialmente en lo referente al clima social que se respira, y El rey de la comedia (Scorsece, 1982), en lo que respecta a la relación entre Arthur y Murray. Esto provoca una cierta sensación de déjá vu en el espectador cinéfilo y resta originalidad al conjunto. No obstante, se agradece esta revisión hiperrealista de un personaje de cómic. Su éxito en taquilla ha servido para demostrar que un producto pensado para adultos y sesudo (porque su visionado no es sencillo) también tiene cabida en una industria saturada por las franquicias y poco dispuesta a asumir riesgos. Y si encima anima a los espectadores más jóvenes a descubrir la filmografía del primer Scorsese, tanto mejor.

 

 

En clave pastoral: Sin llegar a ser condescendientes con el Joker, reconocer en Arthur una víctima del sistema conduce necesariamente a una reflexión sobre las limitaciones de la sociedad y la conveniencia de cuidado y promoción de los más vulnerables.

 

Nota: 8,5/10

Paco Egea

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)