Lo mejor del año (2ª parte)

Lo mejor del año II

A lo largo de 2020 ha aumentado notablemente el consumo de material audiovisual. Una oportunidad para exprimir las distintas plataformas y sus extensos catálogos, que esconden auténticas joyas. Estas son las diez películas que más me han gustado de entre las que he visto por primera vez. Y sí, son antiguas, pero los mejores vinos también lo son.

 

 

Alemania, año cero (Roberto Rossellini, 1948). El neorrealismo italiano fue una respuesta artística al horror de la guerra y esta, una de las películas más desoladoras que he visto en mi vida. La inocencia encarnada en un niño deambulando por las calles de un Berlín en ruinas. La frontera entre realidad y ficción se difumina para contar una historia de final indeleble.

Breve encuentro (David Lean, 1945). Probablemente uno de los títulos más románticos de la historia del cine y una inspiración para tantos que han tratado sin éxito replicar su esencia. Un romance prohibido que brota inocentemente y con hermosa sencillez entre dos personas convencionales para que no perdamos la esperanza en que el amor verdadero nos llegue por sorpresa.

Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941). Reconozco haberla visto hace muchos años, no haberla apreciado en su justa medida y casi no recordarla. Por eso, tras haberme maravillado ante su soberbia labor de dirección y guion, la incluyo en esta lista. No sé si será la mejor película de la historia, pero sin duda no desentona su presencia en los primeros puestos.

Como en un espejo (Ingmar Bergman, 1961). Para ver esta película hay que mentalizarse adecuadamente. El cine de Bergman nunca es sencillo por su profundidad psicológica y la gravedad del tono de la filmación, pero quizás este sea uno de los títulos más herméticos. Bastan cuatro personajes en una recóndita isla para hablar de Dios, la vida y la muerte, la soledad, el amor y la locura.

El buscavidas (Robert Rossen, 1961). Paul Newman dando otra lección de interpretación, acompañado por unos secundarios de lujo, pronunciando frases lapidarias cada diez minutos, jugando al billar con los tacos y sobre todo con la mirada. Un clásico instantáneo.

El discreto encanto de la burguesía (Luis Buñuel, 1972). Buñuel es de esos autores fácilmente reconocibles y éste, uno de los trabajos donde pudo mezclar a placer su gusto por el surrealismo y la crítica social sin la amenaza de la censura, pero igualmente con un finísimo sentido del humor.

El rayo verde (Éric Rohmer, 1986). Una anodina historia cuyos diálogos, más allá de algunas breves indicaciones, fueron totalmente improvisados. Su mezcla de aparente trivialidad y trascendencia subyacente es casi un milagro. Contemplar una puesta de sol resulta distinto tras ver esta película.

Mi noche con Maud (Éric Rohmer, 1969). Toda la película rezuma una insultante inteligencia que puede parecer pedante, pero su guion puede ser considerado literatura y hasta filosofía si se quiere. Sin embargo, lejos de resultar una película fría, su emotivo final la eleva aún más alto (si se puede).

Plácido (Luis García Berlanga, 1961). Una película divertidísima donde el espectador no debe pestañear si no quiere perderse tantas cosas que pasan en un mismo encuadre. Personalmente, la mejor obra fruto del tándem Berlanga-Azcona, maestros a la hora de retratar no solo la España de postguerra y sus miserias, sino probablemente nuestra idiosincrasia atemporal.

Ocho y medio (Federico Fellini, 1963). Una película esencial para comprender otras que han venido después. Una ventana abierta con vistas a la mente del artista: sus pulsiones, filias y angustias. Todo ello con el singular estilo de Fellini en el que se entremezclan fantasía y realidad, lo bello y lo grotesco, lo divino y lo mundano. Que no sea entretenida no quita que sea absolutamente fascinante.

Paco Egea

 

Lo mejor del año II 12

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)