Con A de Arte

 

las_luces_de_la_ciudad-Cartel

 

Hablaban en 4º de Primaria sobre la música y la maestra preguntó si serían capaces de adivinar el estado de ánimo de un autor al componer una melodía. Como la pizarra digital permite abrir al mundo las ventanas de la clase, ella encontró en YouTube dos piezas de violín y les pidió que explicaran cómo se sentían los compositores. Con el Zapateado de Sarasate respondieron al unísono “alegre”; con el Concierto de Sibelius, “triste”. La maestra preguntó cómo lo sabían, y ellos respondieron con su lógica implacable: “Porque lo dice la música”. Ella quiso ir más allá y cuestionó su respuesta ya que esas piezas musicales no tienen palabras. Entonces una chiquilla la miró con paciente resignación y dijo, cansada de la ignorancia de los adultos: “Sí tienen palabras, profe, pero solo las entiende el corazón.”

Miguel, que es gitano, levantó la cabeza maravillado y dijo en voz alta: “¡Qué poemas!”. El libro era el Romancero Gitano de Federico García Lorca.

Toda el aula de 2º de Primaria permaneció en un estado aparte, entre la emoción y la risa, ante la película muda y oscura en la que Charlie Chaplin limpiaba las calles para obtener dinero y curar a su novia. Luces de la Ciudad se llama ese tesoro, pero el espectáculo estuvo, sin duda, en el rostro de los niños.

Juan, ocho años de persona extraordinaria, lloró ante Las Meninas cuando visitó con su clase el Museo del Prado. Los profes no habían presenciado nunca un caso tan precoz de Síndrome de Stendhal, la emoción aguda ante la belleza.

Marisol, de nueve años, permaneció hipnotizada durante la proyección del ballet El Lago de los Cisnes. Luego dibujó, dibujó y dibujó a Margot Fonteyn y Rudolf Nureyev, bailando enlazados y felices. Fue tanta su emoción que la maestra decidió utilizar aquellos dibujos como felicitación navideña.

Al terminar el capítulo del Quijote que presenta a la pastora Marcela, Teba, de doce años, se levantó de la silla y gritó: “¡Sí!” De repente, había comprendido qué es la igualdad.

Las quinceañeras que visitaban el Museo Carmen Thyssen de Málaga fueron capaces de ver, en los maravillosos vestidos de las mujeres de Madrazo, una opresión de la verdadera esencia de la mujer. Y fueron capaces de reflexionar sobre cuáles son – en los tiempos del short y no del corsé- los elementos que las oprimen ahora a ellas.

Hablaban en Sexto de Primaria sobre lo natural y lo artificial. Y surgió el tema de si sentimientos e ideas como el amor y la libertad podían considerarse parte de la naturaleza o elaboración humana. Los chicos llegaron a la conclusión de que no podían etiquetarlos de una manera ni de otra. La profe propuso entonces una tercera vía que se sugirió denominar “naturaleza humana”. Preguntó entonces por qué medio llegábamos a conocer mejor esas manifestaciones que tienen realidad pero no son objetos. Y así, los chicos llegaron a los símbolos. De repente, una chiquilla que participa muy poco y suele estar distraída y ajena en estos debates, se levantó como un resorte y dijo: “Las conocemos por medio del Arte”.

Para quien sabe verla, una obra de arte es una historia de seres humanos. Los niños y jóvenes aprecian de corazón, con la sensibilidad intacta, cualquier acercamiento al Arte. Lo comprobamos los profesores cuando, contra viento y marea, abrimos las puertas del aula a las manifestaciones artísticas que son, al fin y al cabo, los mayores regalos que los seres humanos nos hemos hecho a nosotros mismos.

El efecto de una obra de arte sobre la sensibilidad porosa de un niño constituye el más impresionante bucle del tiempo. El artista y el niño viven un encuentro de almas en un presente eterno que refleja de una manera certera la armonía del universo.

No se lo neguemos.

 

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)