Georges Lemaitre

A lo largo de la historia no es raro encontrarse con científicos que hayan cambiado la concepción del mundo. Newton, Einstein, Planck y otros muchos nos deslumbraron con sus descubrimientos. Georges Lemaitre también lo hizo, pero con una diferencia: él iba ataviado con atuendo de cura católico. ¿Imposible? No. ¿Extraño? Poco frecuente, más bien.

Y es que Georges Lemaitre es el padre de la teoría del Big Bang. Él fue uno de los primeros en entender y analizar las ecuaciones de la teoría de la Relatividad. Einstein explicó como funcionaba la gravedad y Lemaitre dedujo, a partir de esta explicación, que el universo se estaba expandiendo.

La idea, extraña y revolucionaria, no fue muy aceptada en una comunidad científica más partidaria de un universo estático. El propio Einstein, cuando comprendió las implicaciones de sus ecuaciones, introdujo un nuevo término, que llamó constante cosmológica, para contrarrestar esa incesable expansión y que el cosmos pudiera permanecer inmutable, como había sido hasta ahora.

Pero Lemaitre fue todavía un paso más allá. Si el universo se está expandiendo, pensó, significa que en épocas pasadas estuvo más concentrado. ¿Hasta cuanto? ¡Hasta el límite! Toda la materia que existe en el universo, sus estrellas, sus galaxias, planetas y todo, absolutamente todo lo que contiene, estaba concentrado en un punto mínimo, más pequeño incluso de lo que llegamos a imaginar. En algún momento ese punto de materia infinita empezó a expandirse y hoy estamos aquí.

Fred Hoyle, reputado astrofísico de la época y uno de los creadores del modelo estacionario, teoría que refutaba el universo estático, se burló de las ideas de Lemaitre. Resulta que el universo ha estallado en un gran Big Bang, le dijo en tono despectivo. Lemaitre hablaba de sus teorías como “el huevo cósmico” o “la teoría del átomo primigenio”, pero Hoyle, con su burla, le regaló el nombre con el que ha llegado a nuestros días.

En la actualidad el Big Bang es la teoría más aceptada para explicar el origen del universo.

Lemaitre nació en Bélgica a finales del S XIX. Entre 1911 y 1923 este hombre estudió en la escuela de ingeniería, se alistó en la Primera Guerra Mundial, estudió física, matemáticas y se hizo cura. La ciencia y la fe fueron parte integral de sí mismo durante toda su vida. Dicen que en las trincheras lo mismo leía el Evangelio que las hipótesis de Poincaré. Su trabajo científico ha sido tachado de poco riguroso en ocasiones solo por su vocación religiosa. Lemaitre se esforzó enormemente por buscar la verdad, o su verdad, pero siempre separando caminos. No consintió nunca mezclar las dos disciplinas en un mismo asunto.

Un año antes de su muerte se descubrió el fondo cósmico de microondas, la radiación de fondo procedente del inicio del universo. Esta radiación vino a corroborar su teoría del Big Bang.

lemaitre

 

@letras_ciencia

Escribir es enredar

Un lápiz consiste en una mina de grafito envuelta en una cubierta de madera cuyo único fin es que podamos manejarlo con facilidad. El grafito es un mineral de carbón casi puro, en el que los átomos de carbón están colocados de modo que forman láminas unas sobre otras.

Cuando un lápiz escribe sobre un papel lo que está haciendo es enredar las láminas de carbón de la mina en las fibrillas que tiene el papel.

Si queremos borrar tenemos que usar una goma de borrar, que internamente tiene una especie de muelles que atrapan esas láminas de grafito y las liberan de las fibrillas del papel. Los muelles, al ser frotados se rompen y aparecen las características miguitas de los borradores.

lapiz

Cera para las velas

Aprovechando la Semana Santa vamos a hablar de velas.

El cirio Pascual es una vela de tamaño superior a las demás que se consagra y se enciende la noche de Sábado Santo. En una ceremonia nocturna que comienza con las luces apagadas, el sacerdote prende el cirio de una hoguera previamente preparada. Simboliza la luz de Cristo esparciéndose en medio de la oscuridad. El cirio lleva inscrito una cruz, acompañada de las letras alfa y omega y del año en curso.Las letras son la primera y última del alfabeto griego, colocadas en la parte superior e inferior del eje vertical de la cruz, respectivamente, y recuerdan que la Pascua es el principio y fin de los tiempos.
(más…)

Catedral de Gerona

Fundamentalmente gótica, aunque con fachada barroca y claustro y torre románica, la catedral de Gerona está construida sobre otra vieja catedral románica del S. XI. Las obras empezaron en el S. XIV con la intención de renovar y ampliar la cabecera, que ya se consideraba insuficiente para el culto litúrgico de la época. Una vez finalizadas, se hizo necesario conectar esta recién ampliada cabecera  con la vieja planta románica.

¡Y aquí empezaron los problemas! 3 naves frente a 1 sola.

Una nave es el espacio existente entre dos filas de columnas. En los templos de 3 o 5 naves, la nave central es la dedicada al culto. En ella se sitúan el altar, el coro y el lugar destinado a los feligreses. Las naves laterales sirven para circular por la catedral y albergan pequeñas capillas y otras dependencias auxiliares.

En el caso de Gerona se planteaban las opciones de continuar con las 3 naves que ya tenía la cabecera o unificar el espacio en una sola nave de aspecto mucho más grandioso. El desacuerdo produjo varias interrupciones en las obras, hasta que en 1416 se tomó una decisión definitiva: una sola nave.

Así la catedral de Santa María de Gerona tendría la nave gótica más ancha del mundo, con casi 23 metros diáfanos de muro a muro.

catedral_de_gerona-_cabecera

En la Edad Media la construcción de grandes edificios no era muy frecuente. Es fácil comprender que los responsables no fuesen muy atrevidos a la hora de experimentar nuevas formas o tamaños. Un error podría significar el derrumbe de siglos de trabajo. Lo que animó a los maestros de obra a tal decisión fue el conocimiento de la resistencia de la piedra empleada: caliza numulística procedente de los alrededores de Gerona. Se trata de una roca sedimentaria carbonatada con restos organógenos.

Que sea sedimentaria significa que se ha formado a partir de restos de otras rocas fragmentadas. Pequeños trocitos de otras piedras acumulados en algún sitio que, por acción de la presión o la temperatura a lo largo de los siglos, se han convertido en una nueva roca. Las rocas carbonatadas, y en concreto las calizas, tienen más de un 50% de carbonato cálcico en su composición. Y los restos organógenos indican que entre las piedrecillas que configuraron en su día la base de la roca se intercalaron numerosos fósiles de minúsculos organismos orgánicos. A ellos se deben las rugosidades en forma circular característicos de este tipo de piedra.

El empleo de una piedra tan dura, utilizada también en las pirámides de Egipto, infundió la confianza necesaria para la creación de una catedral tan grandiosa.

Adiós a Stephen Hawking

Se ha ido.

Le dijeron que serían dos años y se han convertido en 54. Le dijeron que dejaría de moverse, de comer, de hablar y, finalmente, de respirar. Y así ha sido. También le dijeron que a pesar de su discapacidad no dejaría de pensar ni de sentir. En eso tampoco se equivocaron.

54 años bien empleados dan para mucho. Ligado a la Universidad de Cambridge desde sus estudios de postgrado, el Professor Hawking, como allí le conocían, trató de entender el universo a través del estudio de los agujeros negros. Su contribución a la cosmología moderna es enorme, aunque solo unos pocos tienen los conocimientos de física suficientes para apreciarla.

Pero además de sus aportaciones académicas, Stephen Hawking pasará a la historia por ser el científico de la silla de ruedas, un ser brillante, inquieto y lleno de sentido del humor. Según sus propias palabras “las personas tranquilas y silenciosas tienen las mentes más fuertes y ruidosas”. Su personalidad era así: fuerte y ruidosa. A pesar de su falta de movilidad viajó por todos los continentes, incluida la Antártida, subió a un globo aerostático para celebrar sus 60 años y estuvo en gravedad 0. Se casó dos veces, tuvo tres hijos y se entrevistó con periodistas, políticos y líderes religiosos. Nos demostró a todos que se vive mejor mirando a las estrellas que mirándose los pies.

Desde muy joven compaginó su labor académica con una prolífica actividad divulgativa. Quizás esta faceta es la que yo más le agradezco. Fue de los pocos, o el único, autor de un best seller de ciencia. Él consiguió que la gente hablara de ciencia, que la ciencia ocupara un lugar en las sobremesas de las familias y en las reuniones de los amigos. Sus libros, su humor y esa manera suya de agarrarse a la vida como a un clavo ardiendo le han convertido en un icono de la cultura que perdurará por encima de su muerte.

Si las personas no mueren hasta que no se las olvida, Stephen Hawking permanecerá vivo mucho tiempo.

Globos que suben

Todos hemos visto alguna vez a algún niño llorando porque su globo se ha escapado y sube y sube  sin control. ¡Qué impotencia! No podemos hacer nada para alcanzarlo.

Para que el globo suba hay que inflarlo con un gas menos pesado que el aire.

La atmósfera contiene más o menos un 78% de nitrógeno y un 21% de oxígeno, además de otros gases en proporciones muy pequeñas y algunas partículas mínimas. El helio es aproximadamente 4 veces más ligero que estos gases con lo que tiende a subir rápidamente.

El helio es uno de los gases más abundantes del Universo, pero en La Tierra se encuentra en proporciones muy pequeñas. Para su uso hay que extraerlo del gas natural.

 

globo

La circunferencia de La Tierra

Circunferencia de La Tierra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Tierra es un esfera un poco achatada por los polos, como una pelota aplastada de arriba a abajo. Su circunferencia máxima varía y depende de dónde se coloque la cinta de medir. Según lo que acabamos de decir el perímetro es mayor si medimos según una circunferencia horizontal que si lo hacemos siguiendo una circunferencia vertical.

Pero sea como sea, las variaciones tampoco son excesivas. Aproximadamente tiene una longitud de 40.000 km. Sentados uno al lado del otro, como en misa, caben más o menos 57 millones de personas.

Adiós a la misión Cassini

¡Hoy es el día!

Después de casi 20 años de viaje por el Sistema Solar, la sonda Cassini se estrellará contra el planeta Saturno y nos dejará para siempre.

Fue lanzada el 15 de octubre de 1997 y, asistida por la gravedad de Venus, la Tierra y Júpiter, llegó a Saturno en 2004. Desde entonces sobrevuela el sistema de Saturno, sus anillos y sus lunas en una de las misiones más fructíferas de la NASA. ¡13 años enviando datos!

Pero Saturno solo tiene una luna grande, Titán. Solo ella puede ser utilizada como asistente gravitarorio en las maniobras de la sonda. Además el limitado espacio libre entre los anillos del planeta han obligado al equipo responsable a controlar mucho la trayectoria de Cassini. Ha sido necesario el empleo de los propulsores en numerosas ocasiones y ahora el combustible se está agotando. El equipo de control teme que, al dejarla vagar libremente, Cassini se estrelle contra Titán o Encélado, otra de sus lunas, y pueda contaminarlas con microorganismos terrestres. Cassini no fue esterilizada antes de salir de la Tierra.

Estos motivos han llevado la NASA ha preparar el Gran Final. Hoy Cassini ha entrado en la atmósfera de Saturno con la antena apuntando a nosotros para decirnos adiós. A partir de las 13:00, hora española, se empezarán a recibir las últimas señales. Puedes verlo en directo (casi) en la página de NASA https://www.nasa.gov/nasalive. Mientras, te dejo el vídeo que han preparado como adelanto del Gran Final. Yo me he emocionado al verlo.

@letras_ciencia

 

 

La lignina es la culpable

¡Hogar, dulce hogar!

Para N HEL con la vuelta a la biblioteca municipal siempre suponía un alivio. No le gustaba salir, no le gustaba que le tomaran prestado. Sabía que su vida estaba concebida para ir de casa en casa, de mano en mano y de lector en lector, pero él prefería la tranquilidad de la estantería, el silencio de la sala de lectura y el refugio que representaba la biblioteca.

Cuando el lector de turno le devolvía, los bibliotecarios le colocaban en el carrito de los “Pendientes de colocar”. Eso era lo único bueno de salir de su refugio. Allí en el carrito podía pasarse hasta un par de días, días en los que aprovechaba para hacer amistades con libros de estanterías alejadas o sobre temáticas interesantes y distintas a la suya. El carrito de los pendientes, como ellos lo llamaban, era el club social de la biblioteca.

Allí conoció a 539 STR opp.

539 STR opp era un libro pequeño ubicado en la sección 5, la sección de ciencias puras. No era un libro llamativo, (más…)

Ayuda al Método Científico

Querida Letras de la Ciencia:

Soy el Método Científico. Me dirijo a ti por medio de esta carta con la intención de desahogarme y contarte lo que me preocupa, a ver si tú, o tus lectores, me podéis aconsejar.

Yo trabajo en un laboratorio desde que tengo uso de razón, allá por mil quinientos y pico, cuando Galileo Galilei decidió ofrecerme mi primer empleo. Bueno, en realidad ahora ya no solo trabajo allí, ahora lo dirijo. A mi más bien me gusta decir que lo lidero.

He tratado de inculcar a todo mi equipo un protocolo de actuación muy estricto. Cada investigación que tenemos entre manos tiene que seguir unos pasos muy concretos. Son 4: observación, formulación de la hipótesis, experimentación y elaboración de la teoría.

¿Por qué me he empeñado tanto en que eso sea así? Pues porque es la única manera que veo yo para que los resultados sean absolutamente objetivos.

En nuestro laboratorio se empieza observando aquello que queremos investigar. A veces basta con hacerlo a simple vista y a veces necesitamos instrumentación específica. En ocasiones es suficiente con que lo haga una sola persona y a veces participa todo el equipo. Luego, en función de esta observación, elaboramos una hipótesis y ponemos por escrito lo que hemos visto y lo que nosotros creemos que pasa y por qué sucede así. Esto nos lleva a confeccionar un programa de experimentos que corroboren o desmientan nuestra hipótesis. Aquí hay que ser muy exhaustivo y experimentar mucho y de muy diversas maneras. Si no caeríamos en el error de diseñar las prácticas que nos digan lo que nosotros esperamos obtener, y eso no está bien. Por último, con todos los datos obtenidos se prepara la teoría final, una teoría que será puesta a disposición de todo el que quiera comprobarla y servirá de base, o no, a otros investigadores para su trabajo.

Como veis, es un método sencillo pero riguroso. Con él nos aseguramos que nuestros deseos, o nuestras percepciones particulares, no influyen en el resultado.

El resto de la sociedad no nos ve con muy buenos ojos. Yo sé que la vida real no es tan estricta, de hecho, yo no me llevo el trabajo a casa nunca. Yo tengo familia y amigos y mi relación con ellos es mucho más distendida. Si las (más…)