La vocación en la vida cristiana

5639minifotovigilia-noche-31-diciembre.jpgLa vocación no es un elemento más de la vida cristiana, sino que más bien configura toda la vida del creyente. ¿Qué quiere Dios para mi vida? ¿Cómo puedo servirle más y mejor? Son preguntas que hemos de ofrecerles a los chavales para que en todo un proceso de fe de muchos años, ellos mismos vayan haciéndole a Dios. De mucho tiempo, porque son muchos los miedos y los autoengaños que la persona tiene que ir percibiendo. Y porque a veces, resulta costoso escuchar y clarificar qué es lo que Dios quiere, y si anteponemos nuestra voluntad a la suya. ¿Es eso de Dios o es mío? Cuestiones siempre difíciles, y preguntas que aparecen al comienzo, pero que es bueno que sigan apareciendo a lo largo de nuestra vida. Precisamente para que nuestra propia vocación no se vaya deteriorando, desvirtuando; porque las cosas, los proyectos, las ideas, los criterios, el estilo de vida que llevemos ha de ser evangélico, y por tanto, no mirarnos tanto a nosotros mismos como mirar hacia fuera; tratar vivir el amor de Dios y de anunciar con una vida de servicio y entrega a Jesucristo y su mensaje.   

Cierto es que esto no lo podemos hacer solos, de manera individual, como si de “francotiradores” se tratara. Ya decía en el artículo anterior que es importante la estructura que haya detrás, un proyecto, una Pastoral Juvenil y Vocacional de proceso. Así como considero importante un grupo. Personas creyentes, religiosas, que buscan la voluntad de Dios y dan respuesta a la misma con sus propias vidas, que caminan juntas, que tienen criterios comunes. Quizás este sea uno de los mayores servicios que podamos hacer a los destinatarios de nuestra misión, que encuentren su vocación, aquello a lo que Dios les llama. Pero para ello es imprescindible que nosotros vivamos auténticamente nuestra vocación, que la cuidemos, y que lo hagamos en un grupo. Un grupo compuesto por personas que me garanticen autenticidad, radicalidad, confianza,  amistad, fidelidad.  Un pequeño grupo que se cuide, que tengan contactos entre ellos, que vaya aportando desde ahí vitalidad apostólica.   

            Cada uno es el que reza, acompaña, y ayuda en la búsqueda de la vocación a los destinatarios de nuestra pastoral, pero cuidando su vocación y con un grupo detrás de referencia. Y es eso precisamente lo que genera vida evangélica, a su vez que lo contrario no tiene otra consecuencia que la sequedad espiritual y por tanto, la propia muerte.    

2 Responses to “La vocación en la vida cristiana”

  1. You are doing a great service!
    Very nicely done.

    Carpet Cleaning

  2. I appreciate this write up. Sharing information with others is good. Good work!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)